¿Problemas con las ventas de coches eléctricos?

¿Problemas con las ventas de coches eléctricos?

Los vehículos eléctricos se acumulan en los concesionarios


Tiempo de lectura: 9 min.

Con la presentación de resultados del primer semestre de este año por parte de las marcas, hemos recibido una serie de noticias que a priori podrían ser indicativas de la buena salud del coche eléctrico en Europa. Sin embargo, si analizamos más detalladamente los datos podemos observar que no todo el monte es orégano y mucho menos en España.

La introducción del coche eléctrico en nuestras vidas es algo inevitable. La Comisión Europea lo ha dejado bien claro y el impulso que está dando a los vehículos de propulsión eléctrica no tiene marcha atrás. Tanto por ayudas a la producción y venta como por decisiones legislativas, el coche eléctrico ha llegado para quedarse.

Como se nos ha anunciado a bombo y platillo, las ventas de coches eléctricos ya superan a las de vehículos diésel en Europa. Aunque esta afirmación es completamente cierta, estos datos hay que analizarlos con cuidado. Los eléctricos siguen aumentando sus ventas poco a poco, pero también es cierto que la venta de vehículos diésel se ha desplomado hasta niveles insospechados. La demonización de estos motores, la perdida de ayudas fiscales al gasóleo y la falta de inversiones por parte de los fabricantes ante un futuro incierto han conseguido que los vehículos diésel dejen de ser la opción preferida de los compradores europeos. Por daros algunos datos de la Asociación Europea de Fabricantes de Coches (ACEA), en Europa se vendieron en el mes de junio de este año 158.252 unidades eléctricas frente a las 139.595 de propulsión diésel. El aumento de ventas de los eléctricos es de un 66,2% en lo que va de año. Un aumento espectacular si no fuese porque hay que recordar que en el año 2022 las ventas globales de vehículos en Europa fueron de 11.309.310 unidades. En España los diésel todavía resisten el acoso de los eléctricos y en junio las ventas fueron de 12.390 unidades diésel frente a 5.474 eléctricas.

coches electricos (2)

¿Qué conclusiones podemos sacar de estos números? La primera y más clara es que en España y a pesar del claro impulso de la Unión Europea, el gobierno de la nación y de las comunidades autónomas, los vehículos eléctricos no se venden. Los fabricantes acumulan un número importante de unidades fabricadas y no vendidas en stock. Los potenciales compradores no los quieren o no pueden acceder a ellos. En Europa las cosas están un poco mejor para los eléctricos, pero tampoco es para tirar cohetes, con la excepción de algunos mercados con bastante más poder adquisitivo que el nuestro. A nivel mundial, los concesionarios de Ford ya han dado la alarma a su matriz. La apuesta por el coche eléctrico no está saliendo como esperaban. Los coches se acumulan sin que apenas haya compradores. Volkswagen, por su parte, ha reconocido que la demanda global de alguno de sus ID ha caído a prácticamente cero. Los compradores no terminan de ver claro la opción de pasarse al eléctrico de momento. No es de extrañar que las dudas nos asalten cuando valoramos la compra de nuestro nuevo vehículo.

La Comisión Europea, como decíamos, lo ha dejado bien claro, ¿o tal vez no.? Parece ser que los combustibles sintéticos estarán entre nosotros más allá del 2030. No olvidemos que los vehículos de propulsión térmica seguirán fabricándose en Europa, aunque destinados en principio a otros mercados y con limitaciones de venta en nuestro continente. En cuanto a los combustibles fósiles, pues nos encontramos con severas reticencias para una electrificación completa por parte de gobiernos europeos como Italia, Portugal, Eslovaquia, Bulgaria o Rumanía. Los alemanes no quieren cerrar la puerta al coche de propulsión térmica conscientes de su potente producción y los británicos se mueven entre la protección de lo que queda de su industria y sus propias convicciones sobre el cambio climático.

Aquí hay otro jugador importante, la industria europea del motor. No olvidemos que en un mercado global los grupos industriales europeos tienen mucho que decir en vehículos con motores térmicos. La electrificación les pilló en su momento con el paso cambiado y hoy en día ocho de cada diez vehículos eléctricos que se venden en el mundo son chinos. Esta situación está aún lejos de revertirse. Las marcas del viejo continente están adaptándose a la nueva situación a pasos agigantados, pero la ventaja de los asiáticos, sobre todo de los chinos, es muy importante y continúan invirtiendo fuertes sumas de dinero en investigación y desarrollo de baterías, la clave de estos vehículos. Ante esta situación, la protección de los gobiernos nacionales a sus marcas es comprensible. Miles de empleos están en juego en Europa.

coches electricos (5)

Por si lo anteriormente no fuese poco, hay otra serie de problemas que afectan a la adopción masiva del coche eléctrico en nuestro país. Los precios de los vehículos nuevos siguen en aumento. Ya no existen coches baratos y marcas como Dacia, sabedora de que este es uno de sus principales reclamos, lo ha dejado bien claro. Europa se motorizó en su momento con coches pequeños, con poco espacio interior y limitada potencia, pero sobre todo con vehículos asequibles para el ciudadano medio. Si esto ya es un problema en los coches de propulsión térmica, lo va a ser aún mucho más en los eléctricos. La subida de precio es considerable tanto por las baterías como por la tecnología usada a bordo. En los próximos años, y pese al abaratamiento por la producción en escala de los nuevos automóviles, no podremos esperar unidades por debajo de los 25.000 euros.

Ford, que inventó la forma de producir un coche barato, ya ha anunciado que el coche pequeño no le sale a cuenta. La producción de vehículos ha de ser a escala global y los “babys” europeos no encajan en mercados como el americano o el asiático. Con la electrificación el proyecto del Fiesta peligra claramente. Lo mismo ocurre con el Polo de Volkswagen y con los coches pequeños que han sido más populares en nuestras carreteras en las últimas décadas. Para Ford, por ejemplo, las nuevas plataformas globales estarán pensadas para vehículos entre 4,30 y 4,70 metros, que son el 70% de sus ventas mundiales. Los vehículos de alrededor de los cuatro metros ya no tienen cabida en este mundo globalizado.

Que decir de la escasez de puntos de recarga en nuestro país. Los españoles mayoritariamente vivimos en pisos. El éxodo masivo del campo a las ciudades a mediados del siglo pasado configuró nuestras ciudades tal y como las conocemos ahora. La inmensa mayoría de nuestro parque móvil se aparca en las vías públicas. Un punto de recarga es imprescindible si vas a hacerte con un vehículo eléctrico. A día de hoy, si no dispones de plaza de garaje directamente olvídate de adquirirlo. Deberíamos haber terminado el 2022 con 45.000 puntos de recarga y solo hemos llegado a 13.144. Además, no todos ellos están en servicio. Como bien saben los usuarios de automóviles eléctricos, pocas cosas pueden ser más frustrantes que planificar tu recarga en un viaje y que a tu llegada el cargador esté fuera de servicio.

coches electricos (4)

Según el Barómetro de Electromovilidad de ANFAC en el tercer trimestre del 2022 España cuenta con 14,6 puntos en el indicador global de movilidad eléctrica, menos de la mitad de la media europea que es de 30,3. Esto posiciona a España en el puesto 19 en el ranking europeo.

El Plan Nacional Integrado de Energía y Clima marcó como objetivo para el 2022 alcanzar los 45.000 puntos de recarga en nuestro país y superar los 100.000 en 2023, una realidad que solamente se alcanzará impulsando las instalaciones privadas a la vez que las públicas.

¿Cuál es el motivo de ese retraso? Todas las fuentes consultadas apuntan a uno, La Burocracia. La apertura de puntos de carga en España es un proceso especialmente tedioso, sufrido en mayor medida por las pequeñas empresas del sector. El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana ha terminado recientemente de detallar una Orden para facilitar la instalación de los puntos de recarga.

coches electricos (6)

VERSION TECHNO – ROUGE FLAMME

Así, la nueva Orden, con la intención de simplificar los requisitos para obtener nuevas autorizaciones, eliminará la obligación de presentar una declaración de titularidad de la instalación principal y acudir ante un notario con un contrato privado, que es la metodología usada hasta la fecha. Con todo ello se espera agilizar la instalación de los necesarios puntos de carga.

El aumento del precio de la electricidad también amenaza la popularización del coche eléctrico. Si bien es cierto que el precio de los combustibles fósiles se ha disparado por las tensiones geopolíticas que sufrimos, el precio de la electricidad en España sigue batiendo récords en comparación con nuestros socios europeos. Aunque una recarga de las baterías sigue siendo más barata que repostar de gasolina un coche térmico, esa diferencia ya se ha reducido notablemente. Además, a nadie se le escapa que en una futura electrificación del parque móvil los impuestos con los que se gravan los combustibles fósiles serán transferidos a las recargas eléctricas, semejante fuente de ingresos no va a ser despreciada por ninguna autoridad fiscal.

El futuro del automóvil se ve incierto en nuestra vieja Europa, aunque bien es cierto que también interesante. Los nuevos retos de electrificación, el mantenimiento de los puestos de trabajo, la entrada de nuevos contendientes en el mercado y un futuro sostenible que debe de ser liderado por los europeos y ser referente para todo el planeta hará que veamos grandes cambios en la forma de entender nuestra movilidad.

COMPARTE
Sobre mí

Ángel Arias

La historia del automóvil está llena de grandes emprendedores, de ideas arriesgadas, curiosas casualidades, irreconciliables enemistades y muchos fracasos. Es un mundo intenso y fascinante del que muchos hemos quedado cautivados. Cualquier vehículo con un motor me parece interesante, ya sean motocicletas, automóviles, camiones, aviones o barcos; es estupendo sentir la brisa del viento en la cara sobre uno de ellos. Si estáis aquí es porque compartimos afición.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.

Ángel Arias

La historia del automóvil está llena de grandes emprendedores, de ideas arriesgadas, curiosas casualidades, irreconciliables enemistades y muchos fracasos. Es un mundo intenso y fascinante del que muchos hemos quedado cautivados. Cualquier vehículo con un motor me parece interesante, ya sean motocicletas, automóviles, camiones, aviones o barcos; es estupendo sentir la brisa del viento en la cara sobre uno de ellos. Si estáis aquí es porque compartimos afición.