Menu

Grandes diseñadores: Leonardo Fioravanti

El escultor de Ferraris

Grandes diseñadores: Leonardo Fioravanti

Los más aficionados al diseño del automóvil seguramente conocerán a Leonardo Fioravanti y su magnífica obra, pero estoy seguro de que son muchos los que no conocen la gran cantidad y calidad de su obra. Es por eso que he decidido que el artículo de Fioravanti sea el primero de una serie de artículos dedicados a los grandes diseñadores de la historia.

Leonardo Fioravanti nació en 1938, y es autor de algunos de los coches y concept cars más bellos, importantes e innovadores de la historia. Estudió aerodinámica y diseño de carrocerías en Milán, e ingresó en Pininfarina con solo 26 años en 1964. Trabajó para la empresa de Cambiano 24 años, durante los que, junto a su equipo, se diseñaron algunos de los Ferrari más bellos de la historia. En Pininfarina se ocupó de la dirección del departamento de i+D, para posteriormente pasar a ser el director de diseño en Ferrari, y luego, director de diseño en Alfa Romeo.

Más adelante fundó su propia empresa de diseño: Fioravanti Srl, en 1991

Muestra del reconocimiento que siempre ha tenido en la industria del diseño de carrocerías es que en 2009 fue nombrado Director de ANFIA Coachbuilders Group.

Alfa Romeo Pininfarina 33/2 Concept (1969)

Los diseños de Fioravanti siempre se han caracterizado por una limpieza casi minimalista, detalles de diseño innovadores, sus formas elegantes, fluidas y dinámicas, sugiriendo movimiento y velocidad. No busques agresividad gratuita, ni formas extravagantes en sus diseños… ¿Se nota que es uno de mis diseñadores favoritos?

He tenido la suerte de poder ver en directo algunos de sus prototipos. No es fácil, porque como decía, no es un diseñador muy mediático, y siempre me han sorprendido por su elegancia y perfectas proporciones… ¡Si no es por los ultimátum de mi mujer, todavía estaría haciéndoles fotos!

Quisiera añadir que el diseño de un coche (o de cualquier objeto complejo) es en la mayoría de ocasiones un trabajo de equipo, por lo que en realidad son muchos los que aportan ideas y buen gusto a un diseño, y los diseños atribuidos a Fioravanti no son la excepción. En los casos en los que he tenido información, menciono las personas que trabajaron con Fioravanti en los proyectos, y lamento mucho olvidar a todos aquellos que sin duda contribuyeron al diseño de estas obras maestras, y que no han recibido el reconocimiento que merecen.

Los diseños de Fioravanti más representativos

  • BMC 1800 Pininfarina Concept (1967): Este avanzadísimo prototipo desarrollado para British Motor Corporation (Rover y Austin) fue descartado por Rover, que lo consideró demasiado futurista. Sin embargo, es evidente que inspiró multitud de modelos posteriores, algunos de ellos de una forma bastante descarada… Está considerado uno de los diseños más copiados de la historia
  • BMC 1100 Pininfarina Concept (1968): Al año siguiente se presentó una versión más compacta para un Austin 1100, que también fue descartada, y que más que probablemente, inspiró a algún avispado diseñador francés…
  • Ferrari 365 GTB Daytona (1968): El famoso Daytona no solo está considerado uno de los coches más bellos de todos los tiempos sino que además, supuso una ruptura estética con los redondeados Ferrari de los años anteriores.
  • Ferrari Dino (1968): Diseñado a cuatro manos por Aldo Brovarone y Fioravanti, probablemente haya sido uno de los diseños más influyentes de la historia. Cambió las reglas de diseño para los deportivos, y definió un lenguaje, formas y proporciones que todavía se adivinan en modelos actuales de Ferrari y otras marcas.
  • Ferrari P6 Concept (1968): La evolución del estilo del Dino hacia formas más serias y geométricas prefiguraba el famoso Ferrari BB y el 308
  • Ferrari P5 Concept (1968): Para mi, uno de los concept cars más bellos e innovadores de la historia. Parece como si con él, Fioravanti quisiera llevar al límite la filosofía de diseño que inició con el Dino. Era evidente que el diseño no podía ser llevado a la serie, pero como escultura rodante, es absolutamente precioso.
  • Alfa Romeo Pininfarina 33/2 Concept (1969): Se trata de una evolución del diseño del P5, pero hay que reconocer que el nuevo frontal, y la trasera, algo más conservadores, lo convierten en un coche bellísimo. Tuve la suerte de verlo en directo hace unos meses en el museo Alfa Romeo de Arese, y no tengo palabras para describir su belleza.
  • Ferrari 365 GT4 2+2 (1972): De nuevo, Fioravanti inventa un nuevo lenguaje de diseño, geométrico pero fluido y tremendamente elegante, un lenguaje que influenció e inspiró muchísimos coches de los años siguientes.
  • Ferrari 512 BB (1973): Evolución del P6 Concept y tomando algunos conceptos del increíble Pininfarina Modulo, es uno de los coches y diseños más revolucionarios de Ferrari, con una vista lateral espectacular, sus enormes e inconfundibles intermitentes delanteros, la ranura horizontal que rodea al coche y que ha sido seña de identidad de la marca durante muchos años (parcialmente retomada en LaFerrari), y un gran contraste entre el limpio y estilizado frontal, que contrasta con la “industrial” parte trasera, con sus geométricas e intrincadas rejillas. Forma y función en su máxima expresión.
  • Ferrari 308 GTB (1975): ¿Qué más puede decirse de uno de los diseños más bonitos e intemporales de la historia? Equilibrio, sensualidad, sencillez… Nunca me canso de admirarlo…
  • Ferrari Pinin (1980): Este proyecto de Pininfarina sobre un Ferrari de cuatro puertas, diseñado por Diego Ottina y Fioravanti, sería irremediablemente descartado por la marca italiana, porque -hasta la fecha- un coche de cuatro puertas nunca ha estado en los planes de Ferrari. De todas formas, no puede discutirse su belleza y elegancia. De nuevo, un diseño de Fioravanti que sirvió para inspirar toda una generación de berlinas de años posteriores.
  • Ferrari 288 GTO (1984): Desarrollado a partir del 308/328, el cambio de posición del motor, de transversal a longitudinal supuso un aumento de la distancia entre ejes, lo que le daba un aspecto más serio. Además, el aumento de vías se solucionó con unas aletas ensanchadas de forma elegantísima. Todo el conjunto resulta brutal pero a la vez estiloso. Vale, reconozco que no soy imparcial, reconozco que tenía un poster del 288 GTO en mi habitación de adolescente…
  • Ferrari F40 (1987): Un claro ejemplo de cómo lo funcional y brutal puede ser bello. No es que los italianos sepan aunar forma y la función, es que llegan a mezclar ambos conceptos de forma que uno ya no sabe que fue primero, si la función o la forma, pero siempre con maestría y con la cantidad justa de excentricidad y osadía. Desarrollado a partir del 288 GTO, todo en el F40 está pensado en pos de la eficacia (se diseñó con la competición como objetivo) pero esa “mirada” tan seductora de sus grupos ópticos (los intermitentes delanteros) no puede ser casual, tampoco la brutalidad que transmite visto desde su ¾ trasero puede ser solo producto de horas en el túnel de viento.
  • Fioravanti F100 (1998) y F100 R (2000): Quizás unos de los concept cars más injustamente olvidados, el F100 y el F100 R fueron desarrollados por Fioravanti para celebrar el centenario de la muerte del nacimiento de Enzo Ferrari, aunque por motivos que no llego a entender, no lucen el cavallino en sus carrocerías. Para mí, representan la quintaesencia del estilo de Fioravanti: Bello, funcional, minimalista, fluido, con detalles innovadores… transmite movimiento y velocidad, sin recurrir a líneas gratuitamente agresivas ¡Bravo maestro!
  • Fioravanti Sensiva Concept (1994): Puede parecer un coche más de diseño futurista, pero hay que tener en cuenta que Fioravanti presentó hace 22 años este híbrido con cuatro motores eléctricos, uno por rueda, y con el motor térmico desacoplado de las ruedas; un híbrido en serie. Es algo así como un Volt superdeportivo adelantado a su tiempo.
  • Alfa Romeo Vola Concept (2001): Además de un diseño bellísimo, este concept car presentaba un techo pivotante, que girando 180º se colocaba sobre el maletero. Una idea original que retomaron posteriormente Ferrari y Renault, que fabricaron más tarde coches de serie con este tipo de techo.
Fioravanti LF1 Concept
  • Fioravanti LF1 Concept (2009): Con el LF1 Concept, el diseñador italiano presentaba su idea de lo que debía de ser un F1: un coche de competición híbrido, más seguro y eficiente, con una aerodinámica más enfocada a la velocidad y eficiencia que al efecto suelo. En esto vuelvo a estar de acuerdo con Fioravanti, y es que creo que en los F1 actuales, la adherencia depende demasiado de la aerodinámica, algo que no solo resta espectáculo (dificulta los adelantamientos) sino que resulta absurdo, pues nunca tendrá aplicación en coches de carretera.

Gracias por haber leído el artículo, y espero que os haya gustado este modesto homenaje a Leonardo Fioravanti, en mi opinión, uno de los diseñadores más grandes de todos los tiempos.

Esta obra, cuyo autor soy yo mismo, se publicó el 26 de agosto de 2016 bajo una licencia de Reconocimiento 4.0 Internacional de Creative Commons.

COMPARTE
Sobre mí

José Antonio Aranda García

Loco por los coches desde mi más tierna infancia y proyectista de profesión. Me entretengo soñando en ser diseñador mientras hago bocetos. Me gusta el diseño y las cosas bellas y/o bien diseñadas, los roadsters, la fotografía, y cómo no, conducir mi MX-5 y viajar en él.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir.

Miguel A. Ager

Enfermo crónico del motor desde que era pequeño y lector compulsivo de cualquier texto que hable del automóvil. Se rumorea que la primera palabra que aprendió fue "coche".

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.