Prueba: FIAT 500X Cross 1.6 Multijet DCT S&S

Prueba: FIAT 500X Cross 1.6 Multijet DCT S&S

Diseño atractivo y un buen motor diésel que por un precio que parte de los 22.036 euros, resulta muy interesante


Tiempo de lectura: 11 min.

El 23 de mayo de 2019, FIAT anunciaba que había fabricado la unidad 500.000 del FIAT 500X, el B SUV basado en el mítico FIAT 500, que se lanzó al mercado en el año 2014 (con restyling en 2018). No podemos negar que el pequeño 500 siempre ha contado con un buen tirón comercial y que cuenta con muchos seguidores en todo el mundo, pero no se podía imaginar que su versión SUV tendría el mismo éxito. O bueno, quizá sí, porque en aquellos años los SUV ya estaban tomando la importancia que tiene ahora y ampliaba la gama del 500, que ya contaba con el 500L en su haber y parecía tener una buena acogida. No en balde, con la puesta en escena del 500L, los italianos habían sabido combinar las típicas características del FIAT 500 con mayor espacio suficiente para que fuera interesante para una familia.

Con el FIAT 500X entraban en el segmento de los B SUV, una parcela de mercado que estaba cogiendo fuerza entre los usuarios y que ya contaba, por poner unos ejemplos, con el Nissan Juke, lanzado en el año 2010, o con el Renault Captur, que había aparecido en 2013. Dos coches que son un éxito de ventas y auguraban lo que estaba por venir y lo que finalmente se hizo realidad. Era de esperar que el 500X tuviera su lugar en el mercado, como así ha sido, ya que sin necesidad de mirar las cifras de ventas se puede saber que el modelo gusta, pues es sencillo ver unidades en las calles. De hecho, gracias al FIAT 500X, la gama 500 ha llegado a los tres millones de unidades en Europa, con España como uno de los mercados más importantes para el modelo.

fiat 500x (13)

De todos los modelos que formaban la gama del FIAT 500, el L, el monovolumen, ya no se comercializa. Los monovolúmenes han sido fagocitados por los SUV y sus ventas han caído estrepitosamente, aunque también hay que reconocer que entre el FIAT 500X y el FIAT 500L, resulta mucho más atractivo el X por diseño, ya que en espacio interior el SUV no alcanza al monovolumen. De hecho, es justo reconocer que los diseñadores de FIAT han sabido realizar muy la conversión del pequeño urbano en SUV, manteniendo todos los rasgos característicos del modelo pero siendo notablemente más grande y con dos puertas adicionales. Sin duda, una de las razones de su éxito, sobre todo entre las féminas, a quienes se ha tenido muy en cuenta al desarrollar la gama del 500.

Diésel y cambio automático, una muy buena combinación

Esto no quiere decir que no sea coche de hombres, seguro que has podido ver en Internet, en más ocasiones de las que debería verse, que el FIAT 500 es un coche de mujeres. Una clara forma de faltar al respeto a todo el mundo y de dejar claro que su conocimiento sobre coches es bastante limitado. Sin necesidad de entrar en la gama Abarth, hay versiones del pequeño 500 que pueden sorprender, como aquella que se vendió con el motor 1.4 gasolina con 100 CV.

Pero dejemos estas cosas de lado, que tampoco nos van a servir de mucho en esta ocasión y vayamos al grano, a lo que interesa en este momento que es el propio coche, el FIAT 500X Cross 1.6 Multijet DCT S&S que nos prestó la marca. Un coche que personalmente tenía curiosidad por conducir y que hasta el momento no había podido. Y eso que lleva un buen puñado de años en el mercado. Y tenía curiosidad por conducir porque sí he podido probar el FIAT 500 y quería ver las diferencias entre ambos modelos, que a simple vista deberían ser notables. Y lo son, pero no tanto como yo esperaba, en el fondo, se parecen bastante, solo que el FIAT 500X es más grande y ofrece una mayor sensación de aplomo en carretera.

Cuando recogí el coche me llamó la atención que fuera una versión con motor diésel, hoy día los diésel, como ya sabéis, van camino de desaparecer y todos están apostando por la hibridación o directamente por los eléctricos puros. El FIAT 500X también tiene una versión híbrida, así que hablaremos con la marca para que nos ceda una unidad pues será una de las versiones más vendidas. Además, FIAT dejará de vender coches con motores de combustión en solitario en Reino Unido a partir de julio, una decisión anunciada hace muy poco, justo después de haber devuelto a la marca el 500X que nos cedió y que seguramente acabe por trasladarse al resto de mercados.

fiat 500x (25)

Y desde aquí te recomiendo que si de verdad estás pensando en un 500X con motor diésel, no esperes más, porque el resultado es muy satisfactorio. Es más, no te darás cuenta que conduces un diésel porque el sonido del motor está muy atenuado en el habitáculo y no llegan vibraciones que delaten que se está a los mandos de un coche con motor que consume gasóleo. El funcionamiento de este propulsor es bastante suave en todo momento, con una buena dosis de par y una respueta todo lo rápida que se puede esperar de un bloque 1.6 turbodiésel de 120 CV. Lo único que podemos criticar un poco, es el cambio, que resulta un poco brusco en ocasiones, sobre todo con el modo ECO.

Últimamente, me estoy encontrando con pequeñas pegas en la programación del modo ECO en diferentes coches y todavía no entiendo el motivo. El modo ECO, como su nombre indica, está pensado para ofrecer los consumos más bajos y para ello, actúa sobre diferentes parámetros. Uno de ellos, por lo general, es la respuesta al acelerador, que obliga a pisar más de la cuenta el pedal para ganar velocidad y afecta a la percepción de quien conduce, que acaba por presionar menos el pedal y dejando que el coche gane velocidad con más suavidad y también un poco más lento.

Sin embargo, en el caso del FIAT 500X Cross probado y en algún otro, como el SEAT Arona, que probé hace no mucho, cuando sales de parado cuesta bastante hacerlo con suavidad y muchas veces acaba iniciando la marca con un tirón. El problema desaparece cuando se conduce con el modo normal, por ejemplo. También aparecía algún tirón en la transición entre freno y acelerador, sobre todo cuando se realiza de forma rápida, sin llegar a detener por completo el coche.

fiat 500x (33)

No obstante, son cosas que quizá aparezcan por mi manera de conducir, que tampoco debería descartarse esta opción. Principalmente, porque en el resto de situaciones el conjunto motor-cambio se entiende bastante bien y todo resulta suave y agradable. Además, el cambio permite “tirar” de par, es decir, no baja de marcha a cada insinuación con el acelerador. Se puede accionar de modo secuencial, tanto desde el propio selector como desde una levas en el volante, que por cierto, son especialmente pequeñas (muy pequeñas) y no me gustaron. No son cómodas de accionar, al menos para mí.

Un comportamiento más dinámico de lo que aparenta a simple vista

Sí me gustó, por otro lado, el comportamiento general del coche. El FIAT 500X no es un coche deportivo, ni siquiera tiene una versión en la gama de Abarth, pero resulta muy dinámico, con unos andares que destacan por su buena pisada y por la forma de gestionar los baches. Además, los ajustes son muy aceptables y en condiciones normales de circulación no aparecen ni grillos ni crujidos. Otra cosa es circular por zonas muy rotas o por la típica calle llena de agujeros (como las que pueblan el barrio donde vivo), en cuyo caso sí que aparecen crujidos. Parece que el chasis flexa un poco y llega algún ligero “craaack” desde la parte trasera y de la parte del salpicadero que se une con el parabrisas. Son crujidos tenues, con la radio encendida ni se aprecian, pero ahí están. Tampoco le puedes pedir a un coche que apenas supera los 20.000 euros que tenga unos ajustes perfectos, como tampoco le puedes pedir materiales de primer nivel. Por eso hay zonas donde el plástico duro y con algo de brillo está presente. La pieza que recubre la columna de dirección, por ejemplo, es de plástico duro y con algo de brillo, al igual que algunas zonas de la consola central. Se ha tenido cuidado de ponerlo donde no se suele tocar y fuera de la vista, dejando otros elementos de mejor aspecto y tacto más a mano. De hecho, la zona superior del salpicadero no está nada mal, ni por aspecto ni por tacto, y la parte central de color de la carrocería ofrece una imagen muy llamativa. La verdad es que me gustó lo cuidado de la imagen del interior, incluso los asientos son bonitos, con el número 500 en los respaldos.

Curiosamente, el número 500 aparece en diferentes lugares del coche, que nadie se olvide que es está en un FIAT 500, aunque sea uno de tipo SUV. El número aparece incluso en el paragolpes delantero. Pero volviendo al habitáculo, también hay que destacar que la locura por las pantallas todavía no ha llegado al FIAT 500X y es una gozada poner el aire acondicionado sin tener que estar toqueteando una pantalla. Tiene unos mandos circulares la mar de cómodos y super intuitivos de utilizar sin tener que apartar la mirada de la carretera. Sí que hay que enredar con la pantalla para otras cosas, pero mantiene también dos mandos circulares para volumen y selección de emisora, que si bien son pequeños, al menos son fáciles de accionar y no como una pantalla, que en marcha es horrible y además, te arriesgas a una multa (no se puede manipular la pantalla conduciendo…).

fiat 500x (43)

Todo esto se conjuga con un comportamiento, como decía más arriba, bastante dinámico. Es un coche muy agradable de conducir, con una postura al volante cómoda y un tacto de los mandos muy correcto, que no destaca por nada en especial, pero que lo hace todo bien. El motor mueve el conjunto de forma lo suficientemente ágil para cualquier usuario, pudiendo hacer adelantamientos con seguridad, aunque no serán fulgurantes. Son 120 CV los disponibles y el coche ronda los 1.400 kilos de peso, no se pueden pedir peras al olmo. De todas formas, si te dejas llevar por las sensaciones generales, que son bastante buenas y con una elevada sensación de seguridad y control, acabas yendo muy ligero sin apenas darte cuenta. Es llamativo ver como los coches actuales, sea cual sea el modelo, puede matar la sensación de velocidad de forma tan sencilla.

Esa sensación de seguridad se ve reforzada porque las suspensiones controlan bastante bien los movimientos de la carrocería. En carretera secundaria, a una velocidad media (por así decirlo), la carrocería se mantiene estable y no muestra señales que inviten a bajar el ritmo. Si fuerzas, entonces sí aparecen movimientos que restan algo de confianza y si fuerzas todavía un poco más, entonces empiezas a ver que el coche se encuentra fuera de lugar. Yendo al ataque es lento de reacciones y el eje delantero abre la trazada a poco que vayas rápido. Es evidente que no es un coche para ir de curveo, aunque eso no quiere decir que no se pueda ir rápido, lo que no admite de buena gana es una conducción deportiva.

No obstante, aunque no sea un coche para salir los fines de semana a jugar, el conjunto me gusta. No me parece un coche feo, resulta práctico y usable a diario y el motor consume poco. De todas formas, hacer un inciso en esto del consumo, porque el ordenador presentaba cifras que no parecían corresponderse con la realidad. Durante todo el tiempo que tuve el FIAT 500X 1.6 Multijet, el consumo mostrado por el ordenador estaba entre los 8 y los 9 litros, cifras que me parce muy elvadas para las prestaciones del motor y para la conducción que hice la mayor parte del tiempo. Le hice varios cientos de kilómetros por muchas carreteras y por ciudad, entregando el coche con poco menos de medio depósito. El consumo homologado es de 5 litros cada 100 kilómetros y el depósito tiene 55 litros, así que el consumo debería haber rondado durante el tiempo que lo tuve, entre los 6 y los 7 litros como mucho.

Datos técnicos

FICHA TÉCNICA FIAT 500X
MODELOCross 1.6 Multijet DCT S&S
MOTORDelantero transversal. Cuatro cilindros con 1.598 centímetros cúbicos turbodiésel.
RENDIMIENTOPotencia máxima88 kW (120 CV) a 3.750 rpm
Par máximo320 Nm a 1.750 rpm
TRANSMISIÓNAutomática de seis relaciones y doble embrague
DIMENSIONES Y PESOSLargo por ancho por alto en milímetros4.269 x 1.796 x 1.595
Batalla en milímetros2.570
Peso1.395 kg
DATOS PRESTACIONALESAceleración de 0 a 100 km/h10,5 segundos
Velocidad punta186 km/h
Relación peso potencia11,6 kg / CV
CONSUMOSConsumo medio homologado (WLTP)5 litros
Consumo medio durante la prueba7 litros
PRECIODesde 22.036 €

Galeria de fotos

FIAT 500X Cross 1.6 Multijet DCT S&S

22036 €
FIAT 500X Cross 1.6 Multijet DCT S&S
6.3

Comportamiento en carretera

7.0/10

Comportamiento en ciudad

8.0/10

Confort

7.5/10

Consumo

7.0/10

Habitabilidad

7.0/10

Infoentretenimiento

6.0/10

Prestaciones

6.0/10

Relación valor/precio

6.0/10

Seguridad

8.0/10

espíritu RACER

0.5/10

A favor

  • Diseño
  • Suavidad del motor
  • Usabilidad en el día a día

En contra

  • Algunas reacciones del cambio
  • Detalles de acabado
  • Levas para el cambio muy pequeñas
COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

2
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
DEIVISSA
Invitado
DEIVISSA

Apuntar un detalle que note en los espejos exteriores; estos vibraban anormalmente como en ningun otro vehiculo que haya conducido (lo que es el cristal en si). Y tuve la oportunidad de probar bastantes unidades del 1.6 gasolina a las que el motor se le notaba muy falto de potencia.


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Jaime Peralta

Me llamo Jaime Peralta Sánchez y soy estudiante de Comunicación audiovisual en la Universidad Rey Juan Carlos.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba ansioso en los quioscos cuando era un guaje.