Ya está aquí, así es el nuevo Lamborghini Countach

Ya está aquí, así es el nuevo Lamborghini Countach

Se trata de una edición limitada a 112 unidades


Tiempo de lectura: 8 min.

A nadie le cabe la menor duda sobre el Lamborghini más mítico de todos: el Countach. Es un coche que rompió con todos los moldes, apostó por el famoso Wedge Design y fue el coche que marcó el devenir de la marca hasta nuestros días. Si nos fijamos en todos los modelos que han llegado después del Lamborghini Countach, podemos ver que, por decirlo de alguna manera, son reinterpretaciones del mismo diseño una y otra vez. Desde el Diablo hasta el Aventador, el Centenario, el Sían, el Huracán…

Todos los coches que ha ido lanzando la firma de Sant’Agata han estado claramente influenciados por el Countach, no en balde, presentó un diseño espectacular desde su primera aparición, el Lamborghini Countach LP500 de 1971. Este LP500 era un prototipo, un adelanto del modelo de producción, el cual, presentó algunos cambios y acabó mutando hasta convertirse en uno de los deportivos más desproporcionados y exagerados de la historia, convirtiéndose en un objeto de culto. Incluso por encima del Lamborghini Miura, uno de los coches más importantes para el segmento de los deportivos de cuantos se han creado en el mundo.

Pero claro, el Lamborghini Countach, uno de los pocos coches que no tienen nombre relacionado con la tauromaquia (de hecho, es el único que no está relacionado con los toros junto al Sían y al primer Lamborghini de la historia, el 350 GT), aparecido precisamente para reemplazar al Miura, marcó una era y ocupó, y sigue ocupando, las paredes de muchos aficionados al automóvil. El genial Marcelo Gandini supo crear algo atemporal, supo dar forma a un icono que ahora cumple 50 años y recibe un sentido y espectacular homenaje por parte de la propia marca.

¿Sacrilegio o acierto total?

Lamborghini nos sorprendió hace unos días con un anuncio que nunca nos habríamos imaginado, pues prometía el regreso del Countach para celebrar su aniversario. No fueron muchos los datos que facilitó y todo lo que hubo desde entonces fueron especulaciones. Poco después, aparecieron las primeras imágenes filtradas, ya se sabe que en la era de la conectividad y la inmediatez que proporciona Internet, guardar secretos es complicado, casi imposible. Pero había que andarse con pies de plomo, estamos hablando de un coche icónico y no podíamos dejarnos llevar por el momento, había que esperar. Merecía la pena esperar.

Y efectivamente, aquella filtración mostraba en todo su esplendor el regreso de un nombre mítico en la industria del automovilismo, aunque lo hacía de forma que, para los puristas, podía ser un enorme sacrilegio. No obstante, tampoco se puede decir que fuera a causar muchas reacciones contrarias, en esto de los coches los aficionados somos muy volátiles y según el coche y la marca, todo está permitido o se crucificará a quien se atreva a tocar nada que no debía tocar. Y si no que se lo digan a Porsche, “condenada” a contar con el 911 tal cual se presentó en la década de los 60 hasta el fin de sus días.

El Countach LPI 800-4 es un coche visionario, como lo fue su precursor. Uno de los iconos automovilísticos más importantes, el Countach, no sólo refleja el principio de diseño e ingeniería de Lamborghini, sino que representa nuestra filosofía de reinventar los límites, lograr lo inesperado y extraordinario y, lo más importante, ser ‘material para los sueños”. – Stephan Winkelmann, CEO de Lamborghini

Pero esto de va de “Lambo” y de los testarudos teutones, esto va del Countach del Siglo XXI, de un coche con cambio automático y manejo secuencial, animado por un grupo motor híbrido. Y esto, amigos, sí que podría ser motivo de linchamiento de parte de los más acérrimos defensores del vehículo “de toda la vida”, con motor de combustión. Aunque, de todas formas, al igual que se ha tenido que claudicar con el cambio automático, lo mismo ocurrirá con la hibridación; no queda más remedio que pasar por el aro.

lamborghini countach 2021 (7)

El Countach del Siglo XXI: automático y con hibridación

Así, por tanto, el nuevo Lamborghini Countach LPI 800-4 (Longitudinale Posteriore Ibrido, 800 CV y 4×4), llega en forma de edición superlimitada a 112 unidades (hace referencia al nombre del proyecto que dio lugar al Countach hace 50 años, el “LP112”), animado por un propulsor V12 hibridado procedente del Sían, el primer deportivo con motor electrificado de la marca italiana.

Es decir, monta el propulsor V12 de 6,5 litros del Aventador SVJ pero con pequeños cambios que le permiten anunciar 785 CV. A este, se acopla un pequeño motor eléctrico de 34 CV (funciona a 48 voltios) el cual, está alimentado mediante un banco de supercondensadores y no unas baterías convencionales. El motor eléctrico está colocado en la carcasa del cambio y no puede mover el coche por sí solo.

Por supuesto, tiene tracción total, cambio automático de siete relaciones y diferencial de deslizamiento limitado en el eje trasero, todo puesto a punto para lidiar con los 814 CV que rinde este propulsor electrificado. Tiene casi el doble de potencia que el Countach original y, obviamente, es muchísimo más avanzado técnica y tecnológicamente, además de ser más grande y más pesado.

El nuevo Lamborghini Countach va sobrado de prestaciones, anunciando un 0 a 100 km/h en 2,8 segundos, un 0 a 200 km/h en 8,6 segundos y con una velocidad punta de 355 km/h.

Si echamos un ojo a su habitáculo, nos encontraremos con muchos elementos procedentes del Aventador: salpicadero, volante, mandos secundarios, algunos paneles… la instrumentación es específica, al igual que otros elementos como la decoración, la tapicería, pequeños adornos, placas que dejan claro que se está en un Lamborghini Countach y algún pequeño detalle más.

La estructura es un monocasco de fibra de carbono, el mismo que usa el Lamborghini Aventador, que soporta una carrocería fabricada en el mismo material. El peso total del coche, en seco, es de 1.595 kilos, ofreciendo una relación peso-potencia de 1,95 kilos por caballo. Tiene techo fotocromático y elementos aerodinámicos móviles fabricados mediante impresión 3D.

El Countach LPI 800-4 rinde homenaje a este legado de Lamborghini sin ser retrospectivo: imagina cómo el icónico Countach de los años 70 y 80 podría haber evolucionado hasta convertirse en un elitista superdeportivo de esta década. Mantiene la tradición de Lamborghini de mirar hacia adelante, de explorar nuevas vías de diseño y tecnología, al tiempo que conmemora el ADN de nuestra marca. Es un Lamborghini que expresa de forma innata el carácter imperecedero y emotivo de la marca: siempre inspirador y emocionante de ver, escuchar y, sobre todo, de conducir”. – Stephan Winkelmann, CEO de Lamborghini

Reinterpretación moderna sin florituras

Y ahora sí, nos vamos a centrar en su diseño, un apartado del coche que, aunque normalmente se deja a las fotos, en este caso merece más detenimiento. ¿Por qué? Porque una de las características más importantes y destacables del Countach siempre fue su fisonomía, algo que se debería mantener a rajatabla en una nueva edición del modelo.

lamborghini countach 2021 (5)

Un apartado que hasta cierto punto, los diseñadores de Lamborghini han sabido respetar. No se podía hacer un diseño que fuera totalmente fiel pues se parte de un modelo ya a la venta, pero los cambios efectuados son acertados. El frontal recuerda claramente al Countach de los años 70. No tiene los exagerados ensanches de la carrocería a la altura de las ruedas, pero es algo totalmente aceptable pues el Lamborghini Countach LP500 no los tenía.

La vista lateral, con una enorme entrada de aire, busca reproducir, en clave moderna, la pequeña entrada tipo NACA que nunca llegó a lucir el LP500, pero sí tuvo el Countach LP400, la versión definitiva de producción lanzada en 1974. Sí se han respetado las branquias tras las ventanillas laterales, así como la línea lateral, todo lo contrario a lo que ocurre con la zona trasera.

Aquí, destacan los pilotos procedentes del Sían FKP 37. El hueco donde van colocados busca reproducir las formas del “viejo” Countach, pero no cabe duda que es la zona menos fiel al original. No es precisamente un problema, es un simple detalle que en el fondo pasa a un segundo plano cuando miras un poco más abajo y ves un enorme difusor con cuatro terminales de escape. En este Countach del Siglo XXI la aerodinámica es un apartado que está mucho más cuidado que en la década de los 70.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.