Volkswagen e-BULLI, una T1 con motor eléctrico

Volkswagen e-BULLI, una T1 con motor eléctrico

No es un concepto, es una transformación que se puede comprar desde 64.900 euros


Tiempo de lectura: 4 min.

Las normativas de emisiones se están volviendo cada día más restrictivas, es algo que estamos viendo desde hace mucho tiempo. Por un lado, las regulaciones poco afectan a quien ya tiene vehículo propio, al menos de momento, pero por otro lado la limitación de las emisiones acabará por afectar a todos y, ¿que pasa entonces? ¿podemos seguir circulando con nuestros vehículos?

No son poco los que se preocupan por esta cuestión, sobre todo los propietarios de vehículos clásicos, que ven cómo su cacho de historia puede acabar siendo un bonito, pero gigantesco, pisapapeles. Este posible futuro y obviamente, la visión de un nuevo y jugoso segmento de mercado, ha provocado la aparición de diversas conversiones de vehículos clásicos a motor eléctrico. Para muchos puristas se trata de un sinsentido, de algo fuera de lugar al perder parte de eso que le hacía “clásico”, sin embargo, para otros puede ser la salvación de su preciado “coche viejo”.

Sea como fuere, las cosas podrían ponerse muy complicadas para circular con vehículos “muy contaminantes”, siendo obligada la transformación tarde o temprano. De hecho, además del Jaguar E eléctrico creado por la propia marca o del Morgan Plus E concept que nunca pasó de ser un prototipo, se pueden encontrar clásicos electrificados de un nivel espectacular. Incluso Volskwagen se ha dejado tentar por esta idea y de paso aprovecha para seguir borrando esa “sucia” imagen que se ganó con el Dieselgate.

volkswagen e bulli (4)

Parece un clásico, pero solo lo parece

En el primer ejercicio de Volkswagen en la transformación de sus clásicos a eléctricos , se ha visto acompañada por e-Classics, una compañía especializada en la conversión de vehículos con unos cuantos a sus espaldas en eléctricos. Además, el vehículo elegido no podría haber sido más acertado, si tenemos en cuenta que la Volkswagen T1 siempre ha estado muy ligada al movimiento “hippie” y sus ideales. Aunque como afirma el dicho, no te fies de las apariencias.

Volkswagen se propuso transformar un vehículo clásico a eléctrico, para alinearlo con los desafíos de una nueva era y, como base para el futuro e-BULLI, escogieron el Volkswagen T1 Samba Bus, del que encontraron una unidad fabricada en Hanover en 1966 y que llevaba al menos 50 años recorriendo las carreteras de California (Estados Unidos). También se puso como imprescindible el empleo de tecnología eléctrica desarrollada por VAG. Algo por otra parte completamente lógico.

Hasta aquí todo parece estar en consonancia con un proyecto de “restomod”, pero en este Volkswagen e-BULLI se llega a un nivel que borra de un plumazo lo clásico que puede tener este modelo. Principalmente porque el bastidor no es el de origen, si no una profunda revisión que lo dota de ejes multibrazo delante y detrás, suspensión ajustable, nueva dirección de cremallera y frenos con cuatro discos ventilados. Sobre este renovado bastidor, se monta la carrocería original totalmente restaurada, que acoge un habitáculo totalmente nuevo: tapizados, guarnecidos, suelo…lo que no termina de encajar en todo el conjunto es el selector del cambio tomado de un Volkswagen moderno.

volkswagen e bulli (13)

El doble de potente y baterías de iones de litio

La situación del motor, aunque eléctrico, sigue siendo la misma: colgado por detrás del eje posterior. El propulsor eléctrico lo fabrica la misma Volswagen y casi dobla la potencia del motor de combustión. Se anuncian 81 CV (61 kW) y 212 Nm de par, que pasan a través de una transmisión de una sola relación hasta las ruedas traseras. La velocidad máxima se limita a 130 km/h.

Para alimentar al motor eléctrico se emplean baterías de iones de litio, cuya capacidad usable es de 45 kWh logrando más de 200 kilómetros de autonomía. Se puede recargar con cargador AC con una potencia de entre 2,3 y 22 kW, mientras que con corriente continua se puede cargar con potencias de hasta 50 kW. Este último caso, se podría lograr el 80% de la carga en 40 minutos.

¿Te gusta este restomod eléctrico? Pues te puedes llevar uno a casa por el módico precio de 64.900 euros, tarifa que podría variar (siempre hacia arriba) según extras equipados y gustos del comprador. También hay otras opciones como adquirir las modificaciones e instalarlas en un vehículo que ya se tenga o llevarle el coche a e-Classic para que le hagan el trabajo. Si tienes una Volkswagen T2 o una Volkswagen T3, también puedes convertir en vehículo eléctrico.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba', algo digno de que me cortaran los dedos. Pero hoy me gano un sueldo como redactor, ¡las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores la charla sería de órdago y si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba', algo digno de que me cortaran los dedos. Pero hoy me gano un sueldo como redactor, ¡las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores la charla sería de órdago y si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

Javier J. Navarro

Javier es más conocido por hablar de finanzas y economía, pero ha estado obsesionado con los coches desde que sabía pronunciar los nombres de los modelos.

Elena Lebrón

Soy Elena Lebrón, una joven periodista que desde los 16 años bucea entre grasa y aceite. A los 20, tuve un grave accidente de moto y entendí que faltaban mujeres que hablaran de velocidad y seguridad, y sobre todo mujeres que aportaran información útil y diferente sobre el motor. El motor siempre ha sido una cosa de hombres y las mujeres también tenemos mucho que decir así que toca gritar bien alto : ¡Gas amigas!