Un kart de 1.000 CV solo para valientes

Un kart de 1.000 CV solo para valientes

Era un Chevrolet Corvette GTP de 1986


Tiempo de lectura: 4 min.

Por muy aficionado que se sea a la automoción, nunca se llega a ver todo. Este es uno de esos casos, este chasis desnudo era de un Chevrolet Corvette GTP de 1986, pero le han despojado de su carrocería para crear un kart de 1.000 CV solo para valientes. Si no pensamos en chocarnos contra nada no parece mala idea, hasta que afrontemos una recta lo suficientemente grande sin ayuda de la aerodinámica.

La serie IMSA ganó una popularidad significativa durante la década de 1980, convirtiéndose en una de las principales series de carreras de autos deportivos en América del Norte gracias en parte a la introducción de la Clase GTP. La clase GTP se introdujo en 1981, con máquinas de carreras especialmente diseñadas con cabinas cerradas, chasis a medida, motores potentes y carrocerías aerodinámicas diseñadas específicamente para competir en eventos de resistencia de clase mundial.

La clase GTP se convirtió rápidamente en la categoría principal de IMSA, atrayendo a los principales fabricantes mundiales como Porsche, Nissan, Toyota, Jaguar, Mazda, Ford y Chevrolet. A principios de la década de 1980, el modelo 935 de Porsche dominó el campeonato, gracias a varios equipos privados que decidieron presentarse con él. En 1983, Porsche presentó el 956, seguido por el 962 en 1984, ambos los pudimos ver en movimiento en la celebración por parte de Porsche del cuarenta aniversario del Grupo C.1986 Chevrolet Corvette GTP(6)

La década de 1980 marcó la época dorada del Campeonato IMSA GT, con emocionantes carreras, un campo competitivo y una amplia cobertura mediática. Sin embargo, la serie comenzó a tener problemas en la década de los noventa debido a una combinación de factores económicos, cambios en las reglas y una mayor competitividad de otras series de carreras. En 1998, el campeonato se renombró como American Le Mans Series (ALMS), que finalmente se fusionó con la serie Grand-Am Road Racing en 2014 para formar el actual Campeonato IMSA WeatherTech SportsCar.

El Chevrolet Corvette GTP compitió en la clase GTP (Grand Touring Prototype)de la IMSA entre 1984 y 1989. Además, este modelo compitió en 1990 en las 24 Horas de Le Mans, pero su parecido exterior no era más que una cáscara de fibra de carbono aerodinámica de Corvette C4 que escondía un chasis diseñado por Lola Cars, un Lola T710. De estos vehículos hubo dos motorizaciones, un V6 turbo y un V8 atmosférico, que se fabricarían para competir en la IMSA Camel GT contra Jaguar, Porsche, Nissan y Mazda.

Lola había desarrollado previamente chasis para la serie de Mazda, por lo que aplicaron sus conocimientos a la nueva plataforma Corvette. El chasis que ves aquí obtuvo la primera de estas victorias con el equipo Hendrick Motorsports en Road Atlanta. El V6 era una unidad de 3,4 litros construida por Ryan Falconer, era esencialmente una versión del Chevrolet V6 de 4,3 litros con una gran cantidad de cambios de rendimiento, entre los cuales se encontraba la adición de inducción forzada que resultó en un V6 capaz de superar los 1.000 CV en su configuración para clasificación.

1986 Chevrolet Corvette GTP(9)

La potencia la digería una transmisión manual Hewland de 5 velocidades, que se encargaría de transferir alrededor de 800 CV durante las emocionantes carreras. Los Corvette GTP fueron presentados principalmente por dos equipos, Hendrick Motorsports y Peerless Racing. Compitieron de 1984 a 1988, y el modelo se inscribió en algunas carreras en 1989. Al principio, estaban plagados de problemas de confiabilidad técnica, con muchos más abandonos de los que General Motors hubiera considerado aceptables.

Sin embargo, la versión V6 del automóvil logró dos victorias en 1986, contra Porsche y los mejores prototipos de carreras del mundo, pero en 1988, cuando comenzaban a parecer rápidos y fiables, GM canceló el programa. Ese es el origen de este “kart”, lo bueno es que con un puñado de piezas se puede volver a dejar como compitió en los años ochenta y disfrutarlo tal y como se había diseñado.

COMPARTE
Sobre mí

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.

Ángel Arias

La historia del automóvil está llena de grandes emprendedores, de ideas arriesgadas, curiosas casualidades, irreconciliables enemistades y muchos fracasos. Es un mundo intenso y fascinante del que muchos hemos quedado cautivados. Cualquier vehículo con un motor me parece interesante, ya sean motocicletas, automóviles, camiones, aviones o barcos; es estupendo sentir la brisa del viento en la cara sobre uno de ellos. Si estáis aquí es porque compartimos afición.

Alejandro Delgado