TVR ya puede comenzar con la remodelación de la factoría

TVR ya puede comenzar con la remodelación de la factoría

Las obras comenzarán en enero de 2021


Tiempo de lectura: 3 min.

En verano de 2020, la mítica firma inglesa TVR anunció que contaría con una inversión de capital que les permitiría, por fin, comenzar a dar forma a su proyecto. Recordemos que hace unos tres años, la marca presentó el nuevo TVR Griffith, el coche que supuestamente sería el renacer de la compañía inglesa, cuyo último modelo fue el TVR Sagaris, fabricado durante dos años (de 2004 a 2006).

Desde que se presentara el nuevo Griffith, en el que se habían puesto muchas expectativas al contar con “delicatessen” como un chasis tubular de fibra de carbono desarrollado por Gordon Murray (el IStream, una patente del diseñador) quien también ha colaborado en su desarrollo, no se ha sabido gran cosa y todo se ha mantenido en silencio y casi parado por completo. No había dinero para seguir, como suele ocurrir en casos similares a este.

Cabe recordar que 500 interesados, dejaron un depósito de entre 2.700 y 5.500 euros para hacerse con una de las primeras unidades, pero no sirvió de nada, porque todavía no se han comenzado a montar los coches y para poder sacar a producción los ejemplares planeados, se habla de unos 50 millones de euros desde la propia firma. En verano habrían recibido una inyección de 27 millones, lo que ha permitido que la maquinaría se haya puesto en marcha después de todo este tiempo parado. De hecho, ni siquiera se han montado los prototipos de desarrollo…

tvr sagaris

TVR Sagaris

Pero no sólo era cuestión de dinero, también de problemas burocráticos, algo de lo que no se libra nadie y que cada día son más problemáticos. Al parecer, no han tenido los permisos legales suficientes para afrontar la remodelación de la factoría ubicada en Ebbw Vale, en Gales del Sur. Esos problemas burocráticos han llegado por uno de los accionistas, el propio gobierno de Gales, el cual posee un 3 % de la marca, una representación lo suficientemente grande como para obligar a TVR a cumplir con todos los requisitos y normativas europeas para instituciones públicas.

Ahora, por fin, ya cuentan con el dinero y con los permisos necesarios para comenzar con las obras de remodelación de la factoría, algo que se iniciará en enero de 2021. En los primeros compases de las obras, se cambiará el techo por completo, se realizarán refuerzos en la estructura (incluyendo los cimientos) y se abrirá una sección destinada a los prototipos.

Teóricamente, las primeras unidades del nuevo TVR Griffith deberían haberse entregado en 2019, aunque luego se retrasaron hasta 2020 por los problemas burocráticos. Ahora, aunque no hay fechas oficiales, no sería raro que hubiera que esperar hasta finales del 2021 o incluso hasta 2022.

Para la nueva TVR se tiene intención de fabricar unas 2.000 unidades al año, comercializados a unos precios “no superiores a los 110.000 euros”. También se espera que vayan llegando variantes del Griffith e incluso más opciones de modelos al catálogo.

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022, y también escribo para Car and Driver España.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022, y también escribo para Car and Driver España.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Francisco Jiménez

Ingeniero mecánico adicto a todo lo que queme gasolina… y por qué no decirlo, también de lo eléctrico. Mi meta es no dejar nunca de aprender la técnica que rodea a la automoción y si ya puedo transmitir lo poco que sepa, tanto mejor. Sí, soy de esos que no recuerdan muy bien los nombres de las personas pero jamás olvidan qué coche tienen.

Mario Jiménez

Estudiante de Periodismo, en la Universidad Rey Juan Carlos, en Vicálvaro. Amante del deporte, en especial del fútbol y baloncesto. Ahora, aprendiendo del mundo del motor con ilusión y ambición.