El “Apple Car” podría empezar a producirse en 2024

El “Apple Car” podría empezar a producirse en 2024

Bajo el nombre en clave de Proyecto Titán se encuadrarían todos los planes de Apple para desarrollar un coche eléctrico y autónomo


Tiempo de lectura: 5 min.

Son muchos los rumores que circulan en torno a uno de los proyectos de Apple, su posible entrada en el mercado del automóvil mediante el “Apple Car”. Desde hace varios años se viene comentando el interés del gigante tecnológico en este sector, y su posible desembarco, ya sea en colaboración con uno o varios fabricantes tradicionales o lanzando su propio modelo. Incluso se había especulado con que todo podría verse reducido a un sistema de conducción autónoma integrado en un coche de una marca ya existente.

Lo último que se ha sabido a este respecto proviene de una información publicada por la agencia Reuters, en la que fuentes anónimas afirman que Apple estaría avanzando con su tecnología para desarrollar su propio coche autónomo, marcando 2024 como posible fecha en la que se iniciaría la producción. Reuters también dice que la empresa estadounidense estaría desarrollando “baterías de la próxima generación”, con unos costes muy reducidos respecto a los actuales.

Como mencionábamos, esta idea de Apple no es nueva, ni mucho menos. Incluso antes del lanzamiento del primer iPhone ya se habría discutido en sus oficinas la posibilidad de construir un coche. También se dice que Steve Jobs se habría reunido con el fabricante de un prototipo ligero y barato, el V-Vehicle, en el año 2010, aunque finalmente decidiría centrar los esfuerzos de su compañía en el desarrollo del iPhone.

Una vez consolidado este smartphone como el buque insignia de la marca y su producto más rentable, la empresa de la manzana empezó a explorar otras vías de investigación y desarrollo. Los primeros detalles sobre el proyecto automovilístico de Apple comenzaron a filtrarse a principios de 2015, aunque el trabajo habría empezado un año antes bajo la denominación de Proyecto Titán.

En junio de 2017, el CEO de Apple, Tim Cook, habló públicamente sobre el proyecto de Apple de software de conducción autónoma, confirmando así que están trabajando en este campo. Apple no suele compartir detalles sobre sus planes futuros, pero ya se habían empezado a ver ese mismo año algunos vehículos de la compañía probando estos sistemas de conducción autónoma por las calles de California.

Sin embargo, este proceso no habría estado exento de obstáculos, como luchas internas y problemas de liderazgo, dada la inexperiencia en este sector. Se rumoreó en 2016 que la empresa habría archivado los planes para un coche propio. Hasta se llegó a dar por hecho que Apple, en caso de entrar en el mundo del automóvil, sólo lanzaría un sistema de conducción autónoma. Esta concepción cambió tras contratar al exingeniero de Tesla Doug Field en 2018, reavivando las especulaciones sobre un futuro automóvil con la famosa manzanita.

Pero sigue habiendo varios problemas por solventar. El principal serían los retrasos que ha provocado la crisis del coronavirus a nivel mundial, de los que el gigante tecnológico tampoco se libra. Esto podría provocar que el supuesto coche de Apple no entrara en producción hasta 2025 o más adelante.

Además, lo más factible sería que la compañía llegaría a acuerdos con fabricantes tradicionales para superar los enormes problemas de producción a los que se han enfrentado nuevos actores en el sector, como puede ser Tesla, a la que le ha costado 17 años empezar a conseguir beneficios con sus modelos. Incluso en este supuesto, el volumen de fabricación que exigirían estos productores nunca sería inferior a los 100.000 unidades al año, lo que supondría todo un reto para la empresa tecnológica.

No obstante, este anuncio ya ha provocado reacciones dentro del sector del automóvil. El más destacable vendría de la propia Tesla. Su CEO, Elon Musk, habló sobre el intento que tuvo de vender Tesla a Apple por 60.000 millones de dólares en 2017, lo que supondría un 10 % de su valor actual tras su enorme escalada en Bolsa en los últimos tiempos.

Sin embargo, en aquel momento la compañía de automóviles eléctricos pasaba por estrecheces económicas debido a su ambicioso plan para aumentar la producción del Model 3, por lo que una inyección de liquidez podría haber sido de gran ayuda. Apple declinó adquirir Tesla, pero estas conversaciones vuelven a reflejar el interés de esta empresa por el mundo del transporte y la movilidad.

Otra reacción a esta información ha sido la de Herbert Diess, CEO de Volkswagen y cabeza visible de la renovación que está por venir para los fabricantes tradicionales. Diess afirma que estas incursiones de los gigantes tecnológicos representan un desafío mucho mayor para VW que sus clásicos rivales, como Toyota.

“Esperamos con interés a los nuevos competidores que sin duda acelerarán el cambio en nuestra industria y traerán nuevas habilidades”, dijo Diess en un post de LinkedIn cuando se le preguntó acerca de estos rumores sobre Apple y su desarrollo de un coche autónomo. “Ya lo he dicho antes: la empresa más valiosa del mundo volverá a ser una empresa de movilidad”, dijo Diess. “Podría ser Tesla, Apple o Volkswagen”, sentenció.

COMPARTE
Sobre mí

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.