Menu

El TSJ de Baleares distingue entre conducir drogado o con presencia de drogas

Da la razón a un conductor de autobús despedido que dio positivo por THC tras un accidente en 2017

El TSJ de Baleares distingue entre conducir drogado o con presencia de drogas

El 10 de septiembre de 2017, poco después de las 6 de la mañana, se produjo un accidente en la carretera de Sant Josep de sa Talaia (Ibiza) que tuvo como resultado la muerte de un motorista de 37 años. Un autobús se saltó su parada, el conductor deceleró con normalidad para recoger a una pasajera, y el vehículo que iba detrás -un Honda HR-V- también. El motorista que seguía al coche no frenó a tiempo -iba circulando a «gran velocidad»– y colisionó contra el Honda, y este a su vez contra el bus.

Nadie más salió herido. El conductor del turismo dio positivo por cocaína, y el conductor del autobús dio positivo por THC. Así lo contaba el Diario de Ibiza: «Muere un motorista en Ibiza al chocar con un bus y un coche cuyos conductores iban drogados», mientras que el Diario de Mallorca escogió este titular: «Detenido el conductor de un autobús tras un accidente mortal en Eivissa», y el Periódico de Ibiza publicó: «Un motorista muere en un choque en cadena con dos conductores positivos por droga en Sant Josep». La Cadena Ser informó que el motorista sufrió el accidente por haberse distraído, citando fuentes de la Guardia Civil.

Aunque no se le imputó responsabilidad al conductor del autobús por el motorista fallecido, sí por conducir bajo los efectos de las drogas y violar el código ético de su empresa, Voramar El Gaucho, del grupo ALSA. Los titulares de la prensa local no gustaron nada a la compañía de transporte regular.

El conductor del autobús fue despedido el 4 de octubre de ese año y este recurrió el despido ante el Juzgado de lo Social número Uno de Ibiza, pero no le dieron la razón. Presentó un recurso de suplicación al Tribunal Superior de Justicia de la Islas Baleares. Ahora el TSJ autonómico ha declarado improcedente dicho despido y deja sin efecto la sentencia anterior, por lo que la empresa tendrá que reintegrar al trabajador en su plantilla o indemnizarle con más de 12.000 euros. Uno de los tres magistrados emitió un voto particular, es decir, discrepa con el contenido de la sentencia.

En la sentencia, de 22 de marzo de 2019, se establece que no se pudo demostrar que el conductor del autobús estuviese bajo los efectos de las drogas, sino que había presencia de restos de las mismas en su organismo por un consumo en su tiempo libre (el día anterior al accidente libraba), lo cual no va contra las normas de la empresa de transportes. Además, en el atestado no quedó probado que el conductor estuviese bajo los efectos de la marihuana.

San Antonio

La sentencia solo se pronuncia sobre legislación laboral, no sobre la circulación de vehículos a motor

No obstante, aunque este fallo judicial se refiera a la situación laboral del conductor del autobús, la normativa aplicable es clara: no se puede conducir con presencia de drogas en el organismo, tengan influencia o no en la conducción.

El Tribunal Constitucional ya se pronunció al respecto en diciembre de 2017, cuando el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 1 de Vitoria-Gasteiz planteó una cuestión de inconstitucionalidad de varios artículos de la ley 6/2014 de 7 de abril -que actualizó la de Seguridad Vial-: 12, 65.5 c), 67.2 a) y del Anexo II los puntos 2 y 3. El alto tribunal estableció que la normativa se ajusta a las leyes españolas y la Constitución, por lo que no se admitió a trámite. No está prohibido consumir drogas, pero con su presencia en el organismo está prohibido conducir.

En otras palabras, aquel que consuma drogas alejado de un volante o un manillar, aunque no presente afección alguna después, puede dar positivo en un control antidrogas pasados varios días del consumo (la probabilidad es superior en consumidores habituales) y ser imputado con un delito contra la Seguridad Vial: 1.000 euros de sanción, seis puntos menos en el carné, retirada de permiso y una pasta en abogados y costas judiciales.

No he podido hallar información sobre si el conductor del autobús fue imputado o no por un delito contra la Seguridad Vial tras la investigación de los agentes de Tráfico, dado que su letrado no es localizable y el nombre del interfecto está suprimido de las sentencias para proteger su identidad. Desde luego en septiembre de 2018 el conductor tenía todos los puntos del carné. En cuanto al conductor del Honda HR-V, solo recibió una sanción administrativa.

espíritu RACER defiende la conducción responsable y segura, y se opone frontalmente a la conducción bajo los efectos de sustancias que alteren la capacidad de quien está a los mandos de un vehículo.

COMPARTE
Sobre mí

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

1
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Jose
Invitado
Jose

Lo que es la prensa…si no llegan a ir drogados barra con presencia de drogas, el titular hubiese sido uno que les EN-CAN-TA a los periodistas…(y aquí poner la voz de la presentadora de Equipo de Investigación) UNA MOTOCICLETA DEEE GRAAAAN CILINDRAAAAADA.


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.