Thomas Ingenlath prefiere el carácter a la autonomía

Thomas Ingenlath prefiere el carácter a la autonomía

El presidente ejecutivo de Polestar sorprende con unas declaraciones en las que afirma que prefiere trabajar en desarrollar la identidad de marca antes que mejorar la eficiencia de sus modelos


Tiempo de lectura: 3 min.

El presidente ejecutivo de Polestar, la compañía sueca propiedad de Geely y especializada en la fabricación de automóviles eléctricos, ha realizado unas declaraciones recientemente en las que cuestiona que el objetivo fundamental a perseguir por la industria deba consistir en lograr las mejores cifras de autonomía y eficiencia para sus automóviles a baterías. Según las propias palabras de Thomas Ingenlath, sería preferible renunciar a una parte de estas cifras en favor de aportar más carácter a los vehículos eléctricos.

Ahora bien, no se refiere a las sensaciones transmitidas al volante de los automóviles eléctricos, sino al concepto de carácter relacionado con la identidad de marca. No hay que olvidar que Thomas Ingenlath, antes de acceder a este cargo directivo en Polestar, fue diseñador, llegando incluso a ocupar el cargo de vicepresidente de este departamento en Volvo.

Sus declaraciones tuvieron lugar en el marco de una conferencia organizada por el Financial Times en Londres hace unos días, centrada en analizar el futuro del automóvil. Tal y como recoge Autocar, fue allí donde afirmó que no le importaría perder uno o dos kilómetros de autonomía en sus modelos a cambio de ganar cierto carácter e identidad de marca en Polestar. La verdad es que son declaraciones que, aunque puedan ser llamativas, no parece que vayan a traducirse en un cambio de rumbo, ni siquiera en el seno de esta marca. El desarrollo de los trenes de potencia eléctricos es imparable, y no cabe duda de que los usuarios agradeceremos que cada vez permitan recorrer más kilómetros entre cada recarga.

Pienso que, hasta cierto punto, para potenciar el carácter de un modelo, quizás tengas que dejar de lado ese kilómetro o dos más de autonomía para centrarte en construir una identidad de marca”, declaró Thomas Ingenlath durante una conferencia celebrada recientemente en Londres, según recoge Autocar

Thomas Ingenlath Polestar 01

En todo caso, Polestar es una de las marcas que mejor trabaja este aspecto de la identidad de marca en sus automóviles. Y, a la hora de desarrollar su carácter como fabricante, el futuro Polestar 6 significará un punto de inflexión importante, pues pretende constituirse como coche halo de los suecos. Será un roadster de dos plazas que trasladará a un modelo de producción los fundamentos que ya vimos en su concept Polestar O2.

En otro orden de cosas, Thomas Ingenlath también salió al paso de las críticas vertidas en tiempos recientes sobre la decisión de la marca de retirar la luneta trasera de su Polestar 4. En vez de un cristal transparente, este modelo presenta una superficie opaca, en cuya zona superior se ubica una cámara para permitir la visión del conductor de lo que está detrás del automóvil.

El presidente ejecutivo de Polestar considera que las críticas han sido exageradas y que han perdido de vista hasta qué punto esta controvertida idea no solo es revolucionaria, sino que consigue resolver un problema presente en el diseño de los automóviles tradicionalmente, que es el de conseguir una buena habitabilidad para los ocupantes de la zona posterior sin condicionar la visibilidad a través de la luneta trasera. Cosa diferente es la sensación de agobio que puedan tener quienes deban viajar en la banqueta trasera en uno de estos Polestar 4, por mucho espacio del que dispongan para sus cabezas. Sin embargo, Thomas Ingenlath celebra que, al menos con este modelo, los periodistas especializados ya no podrán cuestionar la visibilidad trasera en sus reseñas.

COMPARTE
Sobre mí

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.

Ángel Arias

La historia del automóvil está llena de grandes emprendedores, de ideas arriesgadas, curiosas casualidades, irreconciliables enemistades y muchos fracasos. Es un mundo intenso y fascinante del que muchos hemos quedado cautivados. Cualquier vehículo con un motor me parece interesante, ya sean motocicletas, automóviles, camiones, aviones o barcos; es estupendo sentir la brisa del viento en la cara sobre uno de ellos. Si estáis aquí es porque compartimos afición.

Alejandro Delgado

Jesus Alonso