Menu

Tesla patenta un curioso limpiaparabrisas

Funciona por electromagnetismo y abarca toda las superficie del parabrisas

Tesla patenta un curioso limpiaparabrisas

Tesla Motors quiere seguir rompiendo los moldes de la industria del automóvil y pretende revolucionar un elemento que pasa desapercibido, hasta que funciona mal: el limpiaparabrisas.

Aunque la electrónica, y ahora los motores eléctricos, puedan parecer una adelanto enorme, bajo todo ello se esconde básicamente lo mismo que hace los menos 50 años. ¿No te lo crees? Apunta: ruedas de caucho llenas de aire, frenos por rozamiento, motores de combustión interna del tipo alternativo, volante y pedales para manejarlo todo, cristales transparentes para poder ver por donde se circula, limpiaparabrisas mecánicos con una banda de goma para retirar el agua, suspensiones por muelles metálicos y amortiguadores…

El automóvil sigue siendo la misma máquina desde hace décadas, tan solo se ha evolucionado en el tema electrónico, en el aprovechamiento de los combustibles, conocemos y podemos manejar y trabajar mejor los materiales, mientras que los ordenadores permiten realizar diseños más precisos, eficientes y llamativos. Poco se ha cambiado realmente y poco cambiaría si no fuera por obligación, como las nuevas normas de emisiones o marcas que no quieren seguir el camino marcado y lo ponen todo patas arriba.

limpia tesla 1

Tesla es una de esas marcas que alborotan el sector y, aunque es posible que no te guste, su existencia ha sido un revulsivo para la tecnología eléctrica, la conducción semiautónoma y un montón de cosas más. Sin Tesla todo habría ido más despacio, al menos en temas de electrificación o tecnología incorporada en los coches (que además se actualiza mediante descargas por Internet, OTA).

Su siguiente paso está llamando la atención de todo el mundo, pues se han fijado en un elemento que pocos tienen en consideración, hasta que comienza a ser un problema. Hablamos de los limpiaparabrisas, cuyo funcionamiento básico tiene más de 100 años, aunque su funcionamiento intermitente data de 1964.

Tesla ha patentado un sistema, que cubre todo la superficie del parabrisas, gasta menos energía y su comportamiento aerodinámico es mucho mejor, ayudando a mejorar consumos y reducir emisiones. Según la patente, “en determinadas situaciones, un conductor o las cámaras a bordo de un vehículo (por ejemplo, de conducción asistida y autónoma) requieren un campo de visión libre de lo que hay por delante del vehículo.»

limpia tesla 2

«Los sistemas de limpiaparabrisas convencionales, con varias escobillas de limpiaparabrisas, generalmente tienen un diseño poco refinado y no limpian todo el parabrisas, lo que puede obstaculizar el campo de visión”.

A esto añaden los problemas de oxidación o rozamiento mecánico que tienen los brazos móviles actuales. Así, por tanto, Tesla recurre al electromagnetismo para su invento, con un brazo transversal que se desliza de un lado a otro del parabrisas por unos carriles. El mecanismo se esconde bajo el capó cuando no se está usando y permite cubrir toda la superficie con cristal, para añadir cámaras y sensores de los sistemas ADAS un poco más arriba. También se reduce la fricción y se elimina el problema de la oxidación.

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir.

Miguel A. Ager

Enfermo crónico del motor desde que era pequeño y lector compulsivo de cualquier texto que hable del automóvil. Se rumorea que la primera palabra que aprendió fue "coche".

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.