Sauber-Mercedes C9, el sonido de la victoria de Le Mans 1989

Sauber-Mercedes C9, el sonido de la victoria de Le Mans 1989

La década de 198 destaca gracias a los prototipos del Grupo C


Tiempo de lectura: 4 min.

Algunos dicen que las décadas de 1950 y 1960 fueron las décadas doradas del deporte del motor. Y no puedo discutir eso porque dicho período está cargado de logros masivos tanto en la Fórmula Uno como en las carreras de resistencia. Pero cuando se trata de carreras de deportivos, creo que la década de los ochenta destaca gracias a los prototipos del Grupo C, y hoy os voy a hablar del Sauber-Mercedes C9, el sonido de la victoria de Le Mans 1989.

Introducida en 1982, esta categoría generó una larga lista de coches de carreras icónicos, comenzando con el Porsche 956 y 962, el Jaguar XJR-9 y XJR-12 y el Mazda 787B. También está el Lancia LC2, la serie Nissan RC y el Peugeot 905 Evo. Pero estoy aquí para hablar del Sauber C9, el prototipo del Grupo C con motor Mercedes-Benz que dominó el Campeonato Mundial de 1989. Introducido en 1987, el C9 nació cinco años después de que Sauber desarrollara su primer vehículo del Grupo C, el SHS C6.

Propulsado por un motor Cosworth, este último fue sustituido en 1983 por el C7, equipado con un motor BMW. Al no poder ganar carreras con ambos coches, Sauber se tomó un año sabático y regresó con el C8 en 1985. Aunque conservó muchos elementos de estilo del C7, el C8 dio la bienvenida a un motor Mercedes-Benz bajo el capó. Más rápido y fiable que su predecesor, el C8 ganó los 1.000 km de Nurburgring en 1986. Sin embargo, no logró terminar las 24 Horas de Le Mans. Como resultado, Sauber introdujo el C9 muy mejorado para la temporada 1987.

sauber mercedes c9(4)

El nuevo coche de carreras conservó el monocasco del C8 y la mayoría de las características aerodinámicas, pero ganó un nuevo sistema de suspensión y un alerón trasero rediseñado. Sauber creó dos configuraciones, una para circuitos cortos y una versión de baja resistencia para Le Mans. El motor V8 de 5 litros se basó en el Mercedes-Benz M119, que la compañía alemana introdujo en los coches de carretera a partir de 1989. Pero a diferencia del motor instalado en algunos de los vehículos de alto rendimiento de gama alta de Mercedes, el de carreras presentaba una configuración biturbo.

Equipado con un par de turbos KKK, el V8 generaba entre 720 y 820 CV dependiendo de las presiones de los turbos. El Sauber C9 no tuvo éxito en su primer año en la pista y no logró impresionar en Silverstone, Le Mans ni Nurburgring. Sin embargo, el prototipo con motor Mercedes regresó con fuerza en 1988, ganando cinco de diez carreras con pilotos como Jochen Mass y Jean-Louis Schlesser al volante. Estos resultados dieron al equipo Sauber Mercedes el segundo lugar en el campeonato de equipos detrás del Silk Cut Jaguar.

Pero ese no fue el final del camino para el C9. El coche de carreras tuvo una temporada aún mejor en 1989, cuando ganó todas las carreras en las que participó menos una, incluidas las 24 Horas de Le Mans. Sauber llevó tres vehículos al Circuito de la Sarthe y todos terminaron la prueba. El C9 ganador, conducido por Jochen Mass, Manuel Reuter y Stanley Dickens, cruzó la bandera a cuadros cinco vueltas por delante del C9, segundo clasificado. Fue una victoria contundente para Sauber, que triunfó contra un grupo de Jaguar XJR-9, Porsche 962 y Mazda 767.

sauber mercedes c9(5)

El C9 fue retirado después de la primera carrera de la temporada 1990 y reemplazado por el Mercedes-Benz C11, que también ganó el Campeonato Mundial. Cuando llegue 2023, el C9 no será el tipo de coche de carreras que se ve todos los días. Solo se fabricaron seis coches y ahora se encuentran en museos o colecciones privadas. Sin embargo, las personas que asistieron al Kilometer Lance 2023 en Suiza tuvieron la suerte de ver y oír este raro vehículo corriendo por la pista del aeropuerto de Engadina. Puedes hacer lo mismo presionando el botón de reproducción a continuación.

COMPARTE
Sobre mí

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.

Ángel Arias

La historia del automóvil está llena de grandes emprendedores, de ideas arriesgadas, curiosas casualidades, irreconciliables enemistades y muchos fracasos. Es un mundo intenso y fascinante del que muchos hemos quedado cautivados. Cualquier vehículo con un motor me parece interesante, ya sean motocicletas, automóviles, camiones, aviones o barcos; es estupendo sentir la brisa del viento en la cara sobre uno de ellos. Si estáis aquí es porque compartimos afición.