Menu

Renault City K-ZE, el eléctrico que conquistará las calles de China

Un crossover de segmento A que promete ser asequible para el gran público

Renault City K-ZE, el eléctrico que conquistará las calles de China

Renault tiene un plan bastante ambicioso para su crecimiento en China en los próximos años. De hecho, el actual CEO de la empresa, Thierry Bolloré, ha confirmado que el objetivo es vender 550.000 coches nuevos anualmente para 2022. Esto, aparentemente, se logrará conseguir con la llegada de nueve nuevos modelos. Y este es el primero de ellos, el Renault City K-ZE.

Bajo la estrategia Drive the Future, el Renault City K-ZE ha sido concebido como un coche urbano totalmente eléctrico que se asienta sobre una plataforma elevada. Es similar a un crossover diseñado para bebés adaptarse perfectamente a la jungla urbana, como parece ser cada nuevo automóvil que sale al mercado en estos días. Y sí, como está ocurriendo con muchos de los nuevos modelos que os descubrimos en espíritu RACER estos días, estará enfocado en exclusiva a China.

La marca francesa ya opera en China a través de una empresa conjunta con otro gigante automotriz, Dongfeng

Pero, ¿es este un coche completamente nuevo diseñado específicamente para China como dice Renault? Sospechosamente, parece que ya parte de otro automóvil que la firma del rombo ya vende en otros mercados como India y Brasil, el Renault Kwid. Ha recibido una nueva cara y un paquete de baterías. Era algo que se podía intuir cuando vimos el prototipo K-ZE Concept en el Salón del Automóvil de París del pasado año.

Aun así, ¿quiénes somos nosotros para cuestionar el progreso? El Renault City K-ZE se convierte así en el sexto vehículo eléctrico del grupo. Será vendido en China, donde se producirá localmente, concretamente a través de eGT New Energy Automotive. Esta es la joint venture entre la Alianza Renault Nissan Mitsubishi y el fabricante chino Dongfeng. Eso sí, su llegada está prevista a otros mercados, aunque aún no se ha confirmado concretamente en qué lugares, ni cuándo, ni su precio.

El Renault City K-ZE cuenta con una distancia entre ejes de 2.423 mm y el espacio del maletero cubica 300 litros, lo que lo hace líder en su segmento. Si a ello sumamos un espacio libre al suelo de 150 mm, el City K-ZE se postula como un vehículo de lo más práctico para la vida diaria. Sus angulosas formas y múltiples protecciones de plástico sin pintar en un frasco de pequeñas dimensiones nos hacen recordar que estamos ante una especie de crossover del segmento A.

Renault no ha detallado que hay bajo lo que nos ojos ven. Sin embargo, destaca sus múltiples modos de carga, compatible con enchufes domésticos de 230 V e infraestructuras públicas. En carga rápida solo se tarda 50 minutos en cargarse del 0 al 80 %. En carga lenta son necesarias 4 horas para llegar al 100%, unas cifras respetables para una vida urbana acelerada como es la China.

Renault City K ZE 4

De igual manera, este pequeño crossover no abandonará las tecnológicas enfocadas a la conectividad. El salpicadero queda presidido por una pantalla táctil LCD a color de ocho pulgadas desde la que se maneja su sistema multimedia. Además, dispone de conexión WiFi por 4G y reconocimiento por voz, y permite gestionar algunos de sus parámetros de forma remota mediante una aplicación móvil.

De acuerdo con el comunicado de prensa la marca, el Renault City K-ZE incorpora sensores PM2.5 y un sistema de control de la calidad del aire. Este permite evaluar de forma continua el aire que respiramos en el habitáculo, bloqueando y eliminando emisiones contaminantes de los demás. En un país tan repleto de polución como China, es una opción más que digna de considerar.

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir.

Miguel A. Ager

Enfermo crónico del motor desde que era pequeño y lector compulsivo de cualquier texto que hable del automóvil. Se rumorea que la primera palabra que aprendió fue "coche".

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.