Porsche Macan Turbo 2020, ahora más rápido y ágil

Porsche Macan Turbo 2020, ahora más rápido y ágil

Cuando menos es más


Tiempo de lectura: 3 min.

Cuando el Porsche Macan se sometió a la correspondiente actualización de mitad de ciclo de vida, el Macan Turbo destacaba por su ausencia dentro de la gama. Resulta que en Stuttgart tenían más trabajo que hacer en esta variante y ha necesitado unos meses más para ser completada. He aquí el nuevo Porsche Macan Turbo, ahora más potente y ágil, pero con un motor más pequeño.

El renovado Macan Turbo abandona el motor de 3,6 litros de su predecesor para adoptar un nuevo V6 de 2,9 litros. Todavía hay un par de turbocompresores, que ayudan al bloque a generar 440 CV entre las 5.700 y 6.600 RPM, y 550 Nm entre las 1.800 y 5.600 RPM. Esto supone un 10 % más de potencia que su predecesor, con un 20 % menos de cilindrada. Con el paquete opcional Sport Chrono, acelera de 0 a 100 km/h en 4,3 segundos (-0,3 s), mientras que la velocidad máxima es de 270 km/h (+4 km/h).

Al igual que el resto de los modelos que conforman la gama Macan, la potencia se envía a las cuatro ruedas (Porsche Traction Management) a través de una transmisión de doble embrague (PDK) de siete velocidades. Los amortiguadores adaptativos son de serie, pero la suspensión neumática ajustable, el sistema de vectorización de par motor y los discos de freno carbonocerámicos son parte del equipamiento opcional.

Porsche Macan Turbo (1)

El peso del nuevo Porsche Macan Turbo se ha reducido en 65 kilos, ahora marcando 1.945 kg sobre la báscula. Siguen siendo casi 2 toneladas

De serie equipa los frenos Porsche Surface Coated Brake (PSCB), que mejoran de forma notable la eficacia en las detenciones. Este equipo de frenos de altas prestaciones y exclusivo de Porsche tiene un recubrimiento de tungsteno en los discos, gracias al cual logra una respuesta más rápida, un menor desgaste y elimina hasta en un 90 % el polvo de la fricción, en comparación a unos discos convencionales. Las nuevas llantas de 20 pulgadas también son de serie.

Como la mayoría de los modelos con insignia “Turbo” en la línea actual de Porsche, las modificaciones visuales sobre otros Macan son menores y se limitan a unas salidas de escape cuádruples, un difusor trasero de pega, un sutil alerón sobre la luneta posterior y una delantera ligeramente rediseñada. Las tomas de aire son más grandes, ayudando a refrigerar de forma óptima el bloque motor, y las aletas y retrovisores Sport Design están pintados en el mismo tono de la carrocería.

Porsche Macan Turbo (4)

En el interior, el nuevo Porsche Macan Turbo viene equipado con asientos deportivos con ajuste eléctrico de 18 posiciones para los pasajeros delanteros, un sistema de sonido Bose de 14 altavoces y 665 vatios de potencia, el techo forrado en Alcántara, un sistema de infoentretenimiento con pantalla táctil de 10,9 pulgadas y carga inalámbrica de forma opcional. También está disponible un parabrisas calefactado, un ionizador para mejorar la calidad del aire interior, y el nuevo asistente de atascos y el control de crucero adaptativo.

Ya se admiten pedidos del nuevo Macan Turbo, cuyo precio final para España es de 106.372 euros.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Francisco Jiménez

Ingeniero mecánico adicto a todo lo que queme gasolina… y por qué no decirlo, también de lo eléctrico. Mi meta es no dejar nunca de aprender la técnica que rodea a la automoción y si ya puedo transmitir lo poco que sepa, tanto mejor. Sí, soy de esos que no recuerdan muy bien los nombres de las personas pero jamás olvidan qué coche tienen.