¿Podríamos ver un urbano de BMW en el futuro?

¿Podríamos ver un urbano de BMW en el futuro?

El jefe de diseño de la marca, Dukec, ha dejado caer esa posibilidad


Tiempo de lectura: 3 min.

Es interesante ver como cada marca evoluciona de una forma totalmente diferente a las demás. Por ejemplo, hemos visto como Ford se centra totalmente en SUV y retira del mercado coches, que han sido un icono y un pilar de ventas para la marca, como el Ford Fiesta. Renault, que también nos sirve como otro ejemplo más, sigue el mismo camino de Ford, lo apuesta todo al SUV, pero, sin embargo, en lugar de eliminar denominaciones conocidas, las transforma como ha hecho con el nuevo Espace o como el Mégane eléctrico.

Si nos adentramos en el segmento premium, encontramos que Mercedes ha decidido retirar sus coches más baratos del catálogo y volver a ser lo que fueron hace tiempo, un fabricante de automóviles muy exclusivo. Jaguar, por su parte, quiere ser convertirse en algo similar a Rolls-Royce y solo fabricará vehículos muy exclusivos y caros, mientras BMW se posiciona a contracorriente y, según parece, podría desarrollar un coche de tipo urbano. Todos los fabricantes, o casi, han dejado de ofrecer vehículos urbanos porque no son rentables. Adaptar esos coches, cuya principal baza de venta en el precio, a las diferentes normativas, los ha hecho inviables. Solo queda Toyota, que ha convertido al Aygo en una especie de crossover canijo, y Hyundai, que todavía mantiene en liza el i10.

No se trata de información oficial, son conclusiones que se han sacado de unas declaraciones del jefe de diseño de BMW, Domagoj Dukec, quien hablando con Carbuzz dejó caer la idea. “Para 2030 o 2035, especialmente en China, habrá muchos más millonarios y más mujeres millonarias. Esto tiene un impacto completamente diferente en nuestra percepción de lo que van a comprar. El lujo en el futuro no se expresará en tamaño. Los bolsos Hermes no son más baratos cuando son más pequeños”.

Según Carbuzz, en BMW creen que existe una demanda de coches urbanos de alta gama, y que son una declaración de moda, algo así como Rolls-Royce se ve a sí misma como una marca de lujo y no como un fabricante de automóviles. Además, la cantidad de millonarios continua creciendo cada año, solo en China hay 5,3 millones de gente muy adinerada, lo que supone una gran oportunidad de negocio.

Así, Dukec cree que los coches urbanos podrían reinventarse como vehículos de lujo, pues las mujeres millonarias exigirán algo costoso y exclusivo, pero en paquete pequeño y sutil, aunque también destaca que no es el caso del resto del mundo. “Por supuesto, la gente rica es diferente en Europa. En París, conducen coches pequeños, incluso si son ricos, solo porque es lo más conveniente”.

Por el momento, es solo una idea y no hay luz verde para desarrollar un producto así, aunque según avancemos en el tiempo, quizá, veamos como BMW lanza un urbano de alta gama. Y por supuesto, lo más lógico sería que fuera un coche con motor eléctrico, aunque los conductores chinos asocian el lujo con los motores de combustión.

El vehículo de las imágenes no tiene nada que ver con la noticia. Es el BMW E1, un concept car eléctrico que la marca presentó en 1991.
COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.

Ángel Arias

La historia del automóvil está llena de grandes emprendedores, de ideas arriesgadas, curiosas casualidades, irreconciliables enemistades y muchos fracasos. Es un mundo intenso y fascinante del que muchos hemos quedado cautivados. Cualquier vehículo con un motor me parece interesante, ya sean motocicletas, automóviles, camiones, aviones o barcos; es estupendo sentir la brisa del viento en la cara sobre uno de ellos. Si estáis aquí es porque compartimos afición.