Menu

¿Karting o ir de crucero? Ahora puedes hacer las dos cosas a la vez

Norwegian Cruise Line te ofrece la posibilidad en tres de sus buques

¿Karting o ir de crucero? Ahora puedes hacer las dos cosas a la vez

«¿Irme de karting o de crucero? ¿Qué disfrutaría más?». Tal vez esta sea una duda que mucha gente se haya planteado a la hora de organizar sus vacaciones. Probablemente, ante el dilema moral que supone elegir entre uno y otro, la opción más tendente podría pasar por surcar los mares. Pero, ¿y si pudieras hacer las dos cosas a la vez? La compañía Norwegian Cruise Line (NCL) te da la opción.

Bautizada como Norwegian Encore Speedway, está instalada sobre el buque Encore, el último modelo de la empresa estadounidense. El trazado en sí cuenta con una longitud de 350 metros y ocupa el espacio de dos plantas sobre la superficie del barco. No es una pista demasiado grande, pero sus cotas se asemejan más a las de un trazado indoor. En contexto, la pista Carlos Sainz de Las Rozas, Madrid, es la más grande de España en esta categoría, con 650 m.

Con una decena de giros, algunas de sus áreas, literalmente, cuelgan sobre el costado del navío. Concretamente, hasta cuatro metros de la pista están fuera. Sobre ella, pueden competir hasta un máximo de 10 participantes simultáneamente. Los karts utilizados, acorde con los nuevos tiempos que corren, son completamente eléctricos y pueden alcanzar una velocidad máxima limitada de hasta 48 km/h (30 mph).

Karting Crucero (2)

Acorde con los tiempos a los que nos tiene acostumbrados esta divertida y lúdica actividad, cada sesión tiene una duración de 8 minutos. La tarifa es de 15 dólares por persona, 13,61 euros al cambio. No es económico, pero tampoco es una tarifa prohibitiva teniendo en cuenta dónde está ubicada la pista. De todas formas, se puede adquirir un bono por 199,95 dólares (181,43 euros) que permite acceso ilimitado durante la semana que dure el viaje.

A modo de curiosidad, el espacio destinado a aquellos que quieran disfrutar de la competición desde fuera, dispondrán de un marcador láser para seleccionar a qué piloto quieren ayudar. La dirección de carrera otorgará a dichos conductores un extra de potencia durante un periodo de tiempo limitado, algo así como el extinto sistema KERS de la Fórmula 1 de hace unos años o el equivalente a un chute de óxido nitroso.

El crucero Joy fue el primero en incorporar una pista de karting a bordo, acertadamente inspirada en la temática Ferrari

Karting Crucero (1)

Si bien es cierto que el Encore no es primer barco en incorporar una pista de karting, sí es el que más grande la tiene (la pista). NCL ya había probado esta curiosa mezcla en dos de sus cruceros: el Joy (2017) y el Bliss (2018). Un portavoz de la compañía le comunicó a Car and Driver (USA) que “la experiencia en la pista de carreras sigue siendo una de las actividades recreativas mejor calificadas a bordo». Si te gustan competir y disfrutar, este es tu barco.

En cuanto al Encore en sí, es un crucero de 335 m de eslora capaz de albergar a 4.000 personas. Salió de los astilleros de Papenburg en Alemania por primera vez a mediados de agosto de este año, y su debut público está programado para el próximo 21 de noviembre en la ciudad de Miami. Recorrerá todo el Caribe Oriental durante siete días y, en 2021, abordará los mares de la costa oeste y Alaska.

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir.

Miguel A. Ager

Enfermo crónico del motor desde que era pequeño y lector compulsivo de cualquier texto que hable del automóvil. Se rumorea que la primera palabra que aprendió fue "coche".

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.