Mercedes-AMG GT S Roadster, más sensaciones a cielo abierto

Mercedes-AMG GT S Roadster, más sensaciones a cielo abierto

El duodécimo miembro de la familia AMG GT


Tiempo de lectura: 2 min.

La familia AMG GT sigue creciendo, y con la llegada del Mercedes-AMG GT S Roadster, ya cuentan con tres descapotables, cuatro coupés de dos puertas, tres coupés de cuatro puertas y dos modelos solo para correr en circuito. El nuevo miembro es el GT S Roadster, es decir, inmediatamente por encima del GT Roadster, que ya tiene de lo suyo.

Es un término medio entre los 476 CV del GT Roadster y los 557 CV del GT C Roadster, con unos muy razonables 522 CV. En par máximo la diferencia es mínima con el modelo siguiente, sus 670 Nm a 1.900-5.000 RPM solo son 10 Nm menos y se acaban 500 RPM antes. Pecata minuta. En prestaciones, eso supone hacer 100 km/h en 3,8 segundos -una décima más- y una punta de 308 km/h en vez de 316 km/h. Vamos, que solo lo van a notar en Alemania o con cronómetro en la mano.

El GT S Roadster tiene, al igual que el GT C Roadster, la suspensión deportiva AMG RIDE CONTROL con Adaptive Damping System para permitir al conductor seleccionar el tarado y respuesta que más le apetezca con el AMG DYNAMIC SELECT controller. También cuenta con el bloqueo de diferencial trasero de control electrónico en vez del mécanico del GT Roadster a secas.

Mercedes-AMG GT S Roadster

También comparte con su hermano mayor el escape deportivo Performance (variable), las dimensiones de las llantas y neumáticos, o el sistema de frenado con discos composite (390 y 360 mm). Opcionalmente puede tener los frenos AMG high-performance con discos de 402×39 mm delante y 360×32 mm detrás y las pinzas pintadas con la insignia AMG Carbon Ceramic instrita en ellas.

En el comunicado de prensa no se dan precios, pero sabemos que llega en primavera. Sabiendo que el GT Roadster cuesta 160.800 euros y el GT C 192.600 euros, estará ahí en medio. Afortunados sean los que puedan disfrutar de semejante belleza.

Mercedes-AMG GT S Roadster
COMPARTE
Sobre mí

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022, y también escribo para Car and Driver España.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Jaime Peralta

Me llamo Jaime Peralta Sánchez y soy estudiante de Comunicación audiovisual en la Universidad Rey Juan Carlos.