Menu

El nuevo Maserati Levante Trofeo se presenta en Nueva York

Una edición vitaminada del SUV para EEUU y Canadá

El nuevo Maserati Levante Trofeo se presenta en Nueva York

Los chicos de Maserati han hecho las maletas y han viajado al salón de Nueva York para presentar su última creación, el Maserati Levante Trofeo, una versión vitaminada del Levante, con nuevo motor y algunas «chucherías» por aquí y por allá. Se prevé inicialmente que salga a la venta en Estados Unidos y Canadá, aunque no descartan más mercados en el exterior, ya que es una versión dedicada a la exportación. Por desgracia parece que no la veremos por Europa.

La estrella de esta versión es sin duda su motor (que sospecho proviene del Ferrari California T): el Twin Turbo V8 de 3,8 litros, con algunas modificaciones. Se ha cambiado el cárter, el cigüeñal y la bomba de aceite. También se ha dotado a los turbocompresores de mayor flujo, mientras que las culatas han sido rediseñadas con nuevos árboles de levas, válvulas, pistones y bielas, así como un mapa motor específico. Con todos estos cambios el motor rinde 590 CV a 6.250 RPM y 730 Nm de par máximo entre las 2.250 y las 5.000 RPM.

Con 156 CV/litro es el motor más potente que Maserati ha producido en su historia. La potencia pasa a sus ruedas a través del sistema Q4 Intelligent All-Wheel Drive, acelerando de 0 a 100 km/h en 3,9 segundos y superando los 300 km/h de velocidad máxima. Para conseguir esta aceleración, se ha dotado a esta versión de un modo de conducción «Corsa» con Launch Control.

Maserati Levante Trofeo 3

Maserati Levante Trofeo 6En cuanto a suspensión, monta doble horquilla en el eje delantero y eje trasero multibrazo, como el resto de versiones del Levante, pero se ha realizado una puesta a punto específica en esta versión, calibrando muelles y amortiguadores, para que sean capaces de digerir semejante caballaje, y dotar al SUV de un comportamiento más deportivo. Los ingenieros de Maserati han logrado un reparto de pesos 50:50, equilibrando la masa entre los trenes, para que el comportamiento sea más neutro.

En cuanto al exterior, se ha realizado un rediseño de los paragolpes delantero y trasero, un nuevo capó con salidas de aire, un splitter y bandas laterales para mejorar la carga aerodinámica, así como otros detalles en fibra de carbono, para resaltar la exclusividad y deportividad del modelo. Para reforzar la imagen, se han instalado llantas de aluminio forjado de 22 pulgadas con pinzas de color rojo.

La versión que veis en las imágenes es la Launch Edition en Grigio Lava mate, que será de unas pocas unidades exclusivamente para Estados Unidos y Canadá. En cuanto a los faros, se ha renovado también la iluminación, disponiendo ahora de faros matriciales LED.

Maserati Levante Trofeo 17

En el interior también hay detalles que distinguen esta versión del resto de la gama, como los asientos deportivos de cuero natural «Pieno Fiore» disponibles en negro, marrón o rojo con costuras de contraste. También encontramos detalles en fibra de carbono, nuevas grafías en el cuadro de instrumentos y en el reloj de la consola, así como un equipo de sonido suficiente para montar una discoteca: un equipo Bowers&Wilkins de 1.280 vatios y 17 altavoces.

De precios Maserati no ha dicho nada, aunque sí sabemos que la producción del Levante Trofeo comienza este verano en la planta de Mirafiori en Italia. Como decíamos al comienzo, inicialmente la producción del SUV más deportivo de Maserati se destinará principalmente a Estados Unidos y Canadá. Viendo que las diferentes marcas están lanzando versiones «deportivas» de los SUV, me surge una cuestión filosófica: si quieres un deportivo, ¿por qué te compras un SUV deportivo? Esperamos vuestros comentarios.

COMPARTE
Sobre mí

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.