Manhart Integrale 400, el restomod del Grupo B

Manhart Integrale 400, el restomod del Grupo B

Con 370 CV, este “discreto” Delta es todo lo que puedes pedir


Tiempo de lectura: 3 min.

El especialista de BMW, Manhart Performance, se ha centrado en un destinatario inusual, el icónico Lancia Delta HF Integrale. Si bien la empresa con sede en Alemania generalmente se enfoca en vehículos modernos, este es uno de los clásicos que ha mejorado en los últimos años. De ahí nace el Manhart Integrale 400, el restomod del Grupo B. El preparador ha llevado el clásico a su máximo exponente, y estamos seguros de que con 370 CV, este “discreto” Delta es todo lo que puedes pedir.

El motor turbo de 2 litros y 16 válvulas se beneficia de una actualización turbo con un regulador, colectores de escape, sistema de escape de 3,5 pulgadas, pistones forjados, bielas en H forjadas y un nuevo árbol de levas de Catcams. La bomba de combustible también se actualizó, junto con el radiador, mientras que la admisión de aire se reemplazó por una del Grupo N. Para digerir todo este par, también se instaló un embrague Sachs y una caja de cambios mejorada.

Integrale 400(2)

Manhart reajustó la centralita y ahora este Integrale 400 ahora produce la friolera de 370 CV y ​​550 Nm de par, lo que lo hace más potente que un compacto deportivo con tracción en las cuatro ruedas de hoy en día, como el Volkswagen Golf R. Casi dobla la potencia del Delta HF Integrale original, que salió de fábrica con 207 CV y 300 Nm de par. A poco que seamos sensatos, la suspensión y los frenos originales no serían capaces de mantener bajo control las nuevas cifras de par y potencia, por lo que Manhart también los mejoró.

Un kit de suspensión de KW Suspensions debería mantener el Lancia pegado a la carretera, mientras que el kit Manhart Big Brake debería detenerlo sin problemas. Este consta de pinzas Brembo de cuatro pistones en la parte delantera y pinzas flotantes de dos pistones en la parte trasera, y para rematar el conjunto, los neumáticos 205/40ZR17 deberían brindarle todo el agarre que necesita. Estos neumáticos envuelven las magníficas llantas OZ Racing Rally Wheels, en Dark Graphite con letras plateadas. Si este color no es de tu agrado, Manhart pintará las llantas en cualquier color por un puñado de euros, claro.

Integrale 400(3)

Afortunadamente, Manhart ha decidido no tratar el Integrale 400 con su llamativo esquema de color negro y dorado, sino que ha recibido un vinilo mate relativamente discreto con detalles en rojo. Afortunadamente, el vehículo no ha sido repintado, por lo que se puede quitar y dejar su exterior prácticamente de serie. Un alerón trasero estilo Evo remata el conjunto, aunque personalmente me gustaría ver uno completamente blanco. El interior también recibió una ligera revisión, y, además de un nuevo volante y alfombrillas, Manhart cubrió el interior en cuero y Alcantara, dándole un aspecto de serie.

La palanca de cambios original se cambió por una palanca de cambios corta, pero aparte de eso, es la típica cabina de los 80 y principios de los 90. Los puristas pueden no estar de acuerdo con el concepto, pero es genial ver que un preparador mejora un ícono sin destrozarlo. Lamentablemente, en los últimos años, la placa de identificación de Lancia se ha convertido en algo así como una broma. Con suerte, Stellantis puede devolver la marca enferma a su antigua gloria en la era eléctrica, pero, si prefiere quedarse con los motores de explosión, no nos quejaremos.

COMPARTE
Sobre mí

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.

Ángel Arias

La historia del automóvil está llena de grandes emprendedores, de ideas arriesgadas, curiosas casualidades, irreconciliables enemistades y muchos fracasos. Es un mundo intenso y fascinante del que muchos hemos quedado cautivados. Cualquier vehículo con un motor me parece interesante, ya sean motocicletas, automóviles, camiones, aviones o barcos; es estupendo sentir la brisa del viento en la cara sobre uno de ellos. Si estáis aquí es porque compartimos afición.