Lunaz moderniza y convierte en eléctricos a clásicos británicos

Lunaz moderniza y convierte en eléctricos a clásicos británicos

Una forma de salvar de la desaparición algunos de los modelos clásicos más espectaculares


Tiempo de lectura: 3 min.

Lunaz, una compañía británica, ha creado un proyecto especial para que los coches clásicos se sigan pudiendo usar, incluso con las restricciones de tráfico a los motores de combustión. Y la solución es sencilla: cambiar el motor original por uno eléctrico.

Una de las cosas que más dudas está generando el posible futuro electrificado del automóvil, es qué pasará con los vehículos clásicos e históricos. Hay empresas que ya están ofreciendo algunas soluciones al respecto, como la sustitución del motor original por otro eléctrico. Se trata de un trabajo que no gusta todos, pues se pierde la originalidad del modelo, pero se trata de un paso que, quizá, acabe siendo obligatorio si se quiere conservar algunos automóviles históricos circulando.

Sin embargo, Lunaz no realiza un simple cambio de motor, el proceso es mucho más complejo. En realidad es un restomod muy profundo, que tiene en cuenta cada detalle del coche a modificar para conseguir el mejor resultado posible. Según su fundador, David Lorenz, la empresa nace de una profunda pasión personal por la preservación de los coches más famosos de la historia.

Lunaz Jaguar XK120 2

Jaguar XK120 (1953)

“Para Luna, mi hija, no tener acceso a un automóvil como el Mercedes-Benz 190SL cuando está en edad de conducir sería una tragedia. Sin Lunaz, esa sería su realidad” – David Lorenz, fundador de Lunaz

La sede de la compañía está en Silverstone Technology Park, donde cada automóvil es estudiado al detalle, un análisis exhaustivo de su forma, del peso y de su comportamiento dinámico. Los vehículos se escanean en 3D, no sin antes retirar el motor y elementos asociados. De esta forma, se pueden lograr modelos a escala que sirven de referencia para el trabajo de desarrollo.

Mientras se llevan a cabo los cálculos y diseños pertinentes, el coche se somete a una restauración completa. Se retira la pintura original hasta dejar el metal desnudo, se sanean las partes que sean necesarias, se lija, se pule e, incluso, si el propietario así lo desea, se puede pedir cambios en el diseño original, ya sean estéticos o de equipamiento. No en balde, los precios son muy elevados.

Lunaz Rolls Royce Phantom V 1

Rolls-Royce Phantom V (1961)

Una vez desmontados los coches, se pesan todos los componentes para mantener la distribución de peso original y se desarrolla un grupo propulsor específico, que cuadre con su carácter y su dinámica original. Las suspensiones, aunque nuevas, buscan ofrecer la misma sensación que ofrecía el modelo antes de todo el proceso y para finalizar, se pueden añadir elementos modernos como un sistema multimedia con todo tipo de conectividad, navegador e incluso conexión WiFi o ayudas electrónicas a la conducción.

Los nuevos elementos, como cabe esperar, se adaptan al diseño original y la tapa de llenado del depósito, pasa a ser la toma de corriente para cargar las baterías. Cosas como el aire acondicionado o la calefacción son nuevos, mucho más modernos, eficientes y adaptados a la condición eléctrica del coche.

Actualmente, un Jaguar XK120 de 1953 está en fase final de proyecto al recibir unas baterías de 80 kWh, que alimentan dos motores eléctricos de 280 kW/375 CV y 700 Nm de par. Junto a él, dos ejemplares de Rolls-Royce, un Cloud de 1956 y un Phantom V de 1961 con ocho asientos, ambos con baterías de 120 kWh y también en la fase final de todo el trabajo.

Los precios arrancan en los 390.000 euros sin impuestos y las reservas se abrirán en el mes de noviembre de 2019.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba', algo digno de que me cortaran los dedos. Pero hoy me gano un sueldo como redactor, ¡las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores la charla sería de órdago y si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba', algo digno de que me cortaran los dedos. Pero hoy me gano un sueldo como redactor, ¡las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores la charla sería de órdago y si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

Javier J. Navarro

Javier es más conocido por hablar de finanzas y economía, pero ha estado obsesionado con los coches desde que sabía pronunciar los nombres de los modelos.

Elena Lebrón

Soy Elena Lebrón, una joven periodista que desde los 16 años bucea entre grasa y aceite. A los 20, tuve un grave accidente de moto y entendí que faltaban mujeres que hablaran de velocidad y seguridad, y sobre todo mujeres que aportaran información útil y diferente sobre el motor. El motor siempre ha sido una cosa de hombres y las mujeres también tenemos mucho que decir así que toca gritar bien alto : ¡Gas amigas!