Lotus Advanced Performance ha fabricado el Lotus Type 66

Lotus Advanced Performance ha fabricado el Lotus Type 66

Un brutal vehículo de carreras movido por un V8 de 830 CV


Tiempo de lectura: 3 min.

Por desgracia, no todos los bocetos salidos de la mesa de dibujo de un ingeniero acaban por materializarse en un vehículo real. O por suerte, seguro que tenéis en mente uno de esos diseños que habría sido mejor dejarlo olvidado en un cajón, pero este no es el caso. Lotus Advanced Performance ha fabricado el Lotus Type 66, el Can-Am que nunca existió, un brutal vehículo de carreras movido por un V8 de 830 CV.

Como informó en exclusiva a los compañeros de Autocar el año pasado, la recién creada división Lotus Advanced Performance tiene como objetivo hacer realidad una serie de conceptos que nunca avanzaron más allá de la mesa de dibujo. Este Lotus Type 66 es el primero en materializarse, y no es simplemente un ejercicio de diseño exterior. Lotus Advanced Performance utilizará materiales, técnicas y componentes modernos para construir estos modelos (utilizando diseños y planos del archivo de Lotus) en cantidades limitadas y a un precio acorde con el nivel de estos aparatos únicos.

lotus type 66(7)

El Type 66 original fue encargado por el fundador de Lotus, Colin Chapman, con la intención de ingresar a la competitiva serie de carreras Can-Am en 1970. Sin embargo, el enfoque de Chapman en la Fórmula 1 significó que el proyecto nunca avanzó más allá de los dibujos técnicos y modelos a escala de Geoff Ferris, quien luego diseñaría una serie de coches de carreras para Brabham y Penske. Si el coche hubiera llegado a la parrilla, probablemente habría sido conducido por el dos veces campeón de Fórmula 1, Emerson Fittipaldi, dijo Clive Chapman, hijo de Colin y director general del Classic Team Lotus.

Clive Chapman además manifestó que el Tipo 66 habría compartido su filosofía de diseño con el coche de Fórmula 1, el Lotus 72, utilizando radiadores laterales para mejorar la aerodinámica. El monoplaza fue recreado digitalmente usando una serie de dibujos a escala 1:4 y 1:10 proporcionados por Chapman y luego modificados para cumplir con los estándares de seguridad modernos, como incorporar la celda de combustible y agregar una barra antivuelco fija para la seguridad de su piloto.

lotus type 66(6)

Lotus también ha modificado el diseño para mejorar la facilidad de conducción, añadiendo una caja de cambios secuencial con embrague multidisco, un sistema anti-calado y una marcha atrás. También cuentan con dirección asistida y un sistema de frenada ABS afinado para la conducción en circuito. La carrocería del Type 66 está hecha por completo de fibra de carbono, envolviendo un chasis de aluminio extruido y adherido a esta, el mismo concepto que Lotus ha empleado para sus deportivos desde que el Elise S1 de 1996 viese la luz.

La potencia proviene de lo que Lotus denominó como un V8 de varillas “representativo de la época”, que se entiende que está basado en un motor Chevrolet revisado en profundidad para alcanzar los 830 CV a 8.800 rpm y 745 Nm a 7400 rpm. Los cinco primeros clasificados en el campeonato Can-Am de 1970 utilizaron motores V8 de varillas suministrados por Chevrolet, de diferentes cilindradas, con potencias que rondaban entre los 700 hasta los 800 CV de los más preparados.

lotus type 66(1)

El resultado del Type 66, afirma Lotus, es un ritmo en pista comparable al de los coches deportivos GT3 modernos. Solo se construirán 10 ejemplares del Tipo 66 (un guiño a las 10 carreras que conformaron la temporada Can-Am de 1970) a un precio superior al millón de euros, pero seguro que no faltan voluntarios para acoger uno de estos diez ejemplares tan especiales.

COMPARTE
Sobre mí

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.

Ángel Arias

La historia del automóvil está llena de grandes emprendedores, de ideas arriesgadas, curiosas casualidades, irreconciliables enemistades y muchos fracasos. Es un mundo intenso y fascinante del que muchos hemos quedado cautivados. Cualquier vehículo con un motor me parece interesante, ya sean motocicletas, automóviles, camiones, aviones o barcos; es estupendo sentir la brisa del viento en la cara sobre uno de ellos. Si estáis aquí es porque compartimos afición.

Alejandro Delgado