Los sudafricanos han creado un insecto monstruoso, el Escarabajo V8

Los sudafricanos han creado un insecto monstruoso, el Escarabajo V8

Con un propulsor que puede provenir de Chevrolet o de Audi, el Escarabajo ahora puede rondar los 400 CV


Tiempo de lectura: 3 min.

Una empresa sudafricana llamada 3L Engineering and Design realiza un cambio de motor brutal a los viejos Escarabajos, pero no solo eso, reconstruyen por completo el coche para asimilar la potencia de su nuevo motor. Los sudafricanos han creado un insecto monstruoso, el Escarabajo V8, acertadamente llamado “V8 Stealth Beetle”, con un propulsor que puede provenir de Chevrolet o de Audi, el Escarabajo ahora puede rondar los 400 CV, si se mantiene de serie el motor, claro.

3L utiliza el omnipresente Chevrolet LS V8 de los primeros modelos de Corvettes, y los compradores pueden especificar cuál prefieren, el LS1, el LS2 o el LS3, todos los cuales son compatibles. Como alternativa, puedes optar por un propulsor algo menos carismático, pero igualmente imponente, el motor V8 de 4,2 litros de Audi utilizado anteriormente en el RS4 o en el S6. En cualquiera de los casos se combina con una caja de cambios manual Getrag de seis velocidades, que será la encargada de transmitir la potencia a las ruedas traseras del pequeño Escarabajo.

Escarabajo V8(6)

La transformación completa del Stealth Beetle no acaba aquí, ya que también adopta varios componentes del BMW M5, entre los que están el sistema de suspensión y los frenos. La compañía también se asegura de que se conserve el número de chasis original del Beetle donante y de que sea legal en circulación en el país al que se dirige, por lo que existe la posibilidad de que nos crucemos con una de estas bestias en la carretera. El trabajo de la empresa empieza con un chasis nuevo, que ahora está hecho íntegramente de aluminio.

El chasis construido también tiene refuerzos adicionales y espacios destinados a poder operar en el nuevo propulsor. El nuevo V8 se ubica en una posición central trasera, donde estaban los asientos traseros del Beetle original, esencialmente convirtiendo el producto terminado en un coche con motor central trasero. Sí, has leído bien, los sudafricanos han terminado con el placer culpable de Ferdinand Porsche de colgar un motor detrás del eje trasero y han creado un biplaza de motor central en su “coche del pueblo”.

Escarabajo V8(11)

La mayor parte de la carrocería se reutiliza para mantener la silueta original del icónico Escarabajo, pero 3L personaliza ciertos elementos, añadiendo guardabarros traseros ensanchados, además de una jaula antivuelco completa para reforzar la rigidez del conjunto. Si le gusta lo que has leído hasta ahora y estás pensando en darle un buen golpe a tu cuenta, la compañía vende la versión completa del Stealth Beetle con motor LS3 por 92.000 dólares, unos 86.000 € al cambio.

Sí, por el contrario, optas por la versión con el motor Audi V8, es un poco más asequible, 85.000 dólares, algo menos de 78.000 €. Y sí, pueden enviártelo a España o a cualquier parte del mundo por un pellizco adicional. Pero si deseas construir un Beetle V8 por su cuenta, la compañía también vende un chasis rodante sin motor ni centralita por casi 66.000 € y un chasis más básico por 40.000 €. Con esto podemos hacernos una idea de lo bien planteado que debe estar la estructura de este Escarabajo.

Escarabajo V8(1)

A partir de ese punto las opciones parecen relativamente asequibles, la jaula antivuelco es la opción más cara, 6.400 €, un precio que parece algo inflado. El aire acondicionado cuesta 3.650 €, los asientos de cuero Nappa te costarán 2.280 €, y los guardabarros traseros anchos cuestan 466 €, por lo que lo realmente caro está en la mecánica, el resto parece hasta barato.

COMPARTE
Sobre mí

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.

Ángel Arias

La historia del automóvil está llena de grandes emprendedores, de ideas arriesgadas, curiosas casualidades, irreconciliables enemistades y muchos fracasos. Es un mundo intenso y fascinante del que muchos hemos quedado cautivados. Cualquier vehículo con un motor me parece interesante, ya sean motocicletas, automóviles, camiones, aviones o barcos; es estupendo sentir la brisa del viento en la cara sobre uno de ellos. Si estáis aquí es porque compartimos afición.

Alejandro Delgado

Jesus Alonso

Javier Gutierrez