Los Mazda MX-5, Toyota Prius y los primeros eléctricos serán futuros clásicos

Los Mazda MX-5, Toyota Prius y los primeros eléctricos serán futuros clásicos

O eso piensa Jay Leno, refiriéndose a Estados Unidos


Tiempo de lectura: 3 min.

Pensad por un momento en qué os hace juzgar que un coche sea merecedor de ser considerado un clásico a conservar. Puede que se trate de un vínculo emocional con algún momento feliz del pasado, ya sea de vista o por haber sido un coche que ha estado en la familia o en nuestro círculo social.

Pues por esos mismos motivos, Jay Leno cree que alcanzarán estatus de coches de culto los Mazda MX-5, Toyota Prius de primera generación y eléctricos pioneros como el General Motors EV-1. Aunque la generación que ya alcanza la mayoría de edad, la Z (nacidos en 2000 o después), pasará más de los coches en general, pondrá los ojos más en estos modelos.

Primero de todo, Jay Leno es un señor que después de haber amasado mucho dinero con su trabajo, ostenta una colección de 150 coches, pero no en una estantería, sino en naves industriales. Se le puede presumir un mínimo de criterio.

El Mazda MX-5 no necesita presentación, se han fabricado más de un millón de unidades en 25 años, y cualquier generación es fácilmente calificable de culto. Ahora bien, hablar de eso y el Toyota Prius XW10, el que salió al mercado en 1997, ya supone echarle imaginación. De esos hay muy pocos en España, solo se vendió durante tres años, del 2000 al 2003, y en cantidades muy pequeñas.

Al otro lado del Atlántico es un modelo más conocido, de los primeros “econobox” híbridos junto al Honda Insight, hoy día superado en muchos sentidos, pero aún están funcionando miles de ellos. En total Toyota fabricó 123.000 unidades. Las unidades supervivientes se irán cotizando según empiecen a escasear, al menos en opinión del famoso coleccionista y presentador. Este modelo fue uno de los pocos que permitió que la hibridación llegase al mercado de forma masiva, especialmente en California.

Respecto a los híbridos actuales o incluso los eléctricos que se venden hoy día, el primer Prius era bastante simple y con unas prestaciones muy humildes, en torno a 100 CV o menos. Pasará algo parecido con los primeros coches eléctricos, aquellos herederos del Zero Emission Mandate de California en los años 90. Los fabricantes se vieron obligados a sacar eléctricos que luego no querían mantener.

El más conocido de esa época es el General Motors EV-1, pero la mayoría acabó sus días como un cubito de chatarra y depositados en unas instalaciones de GM en el desierto. Apenas quedan unidades que hayan sobrevivido, y con sus componentes eléctricos deshabilitados, salvo algún caso aislado. Leno dijo que le ofrecieron uno por 440.000 dólares, pero no se lo quedó.

Todo esto no significa que siga habiendo adeptos de los Ford Mustang, Chevrolet Camaro o Dodge Challenger, pero desde luego la deseabilidad de los primeros modelos de propulsión alternativa va a ir creciendo con el tiempo. Dudo mucho que sus palabras sean extrapolables al mercado europeo…

COMPARTE
Sobre mí

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022, y también escribo para Car and Driver España.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Jaime Peralta

Me llamo Jaime Peralta Sánchez y soy estudiante de Comunicación audiovisual en la Universidad Rey Juan Carlos.