Menu

Lexus registra la denominación UX 300e

Un anticipo de una mayor electrificación en Lexus

Lexus registra la denominación UX 300e

Lexus se está haciendo de rogar con los coches eléctricos, mientras tanto su apuesta por los híbridos lleva 10 años de éxitos y sigue siendo una de las características distintivas de la marca Premium japonesa. Eso va a cambiar relativamente pronto, AutoGuide reveló que hay una petición de registro de la denominación «UX300e» -sin espacio- en la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (EUIPO) desde Noruega, con fecha de 11 de diciembre.

Los híbridos de Lexus tienen el apellido «h», de la misma que los diésel tuvieron la «d» (ya no queda ninguno), la pregunta es qué quiere decir esa «e». Puede significar dos cosas, o bien 100 % eléctrico, o bien híbrido enchufable. Aunque la mayoría de medios interpretan que la «e» significa eléctrico, me voy a mojar, apuesto por un híbrido enchufable.

Ni Toyota ni Lexus sueltan prenda acerca de lanzamientos comerciales futuros, pero tenemos una pista. Ewan Sheperd, consejero delegado de Lexus en Reino Unido, declaró a EV Fleet World lo siguiente hace un año: «Algunos de nuestros modelos tendrán una versión [híbrida] enchufable -no podemos confirmar cuáles serán todavía- en torno a dos años y medio.» El número 300 sugiere que las prestaciones pueden ser superiores a las del 250h, y que obviamente se posicionará por encima.

Lexus UX 250h

UX 250h, la versión híbrida (única disponible)

Si hay un modelo de Lexus que interesa hacer híbrido enchufable, el UX desde luego tiene muchas papeletas para serlo, ya que se espera que se venda en un gran volumen, entre que es un crossover y que es el Lexus más económico después del CT. Con una amplia base de clientes los costes de una versión híbrida enchufable quedan más repartidos. Para un servidor, tiene todo el sentido.

No hay que descartar una versión eléctrica, pero tal y como van las cosas en Toyota, que los únicos eléctricos que han sacado al mercado fueron  series limitadas (iQ EV y RAV4 EV), para eso habrá que esperar ya a la década que viene. Un híbrido enchufable sigue necesitando un motor de combustión interna (que ya tienen), y el motor eléctrico pocos cambios necesita, con 109 CV puede moverse con mucha dignidad en modo de cero emisiones. El único obstáculo es poder meter baterías «grandes» en el coche y el sistema de carga y su gestión. En otras palabras, casi todo el trabajo está hecho a, y el UX no tiene una plataforma (GA C) específica para un eléctrico.

Es difícil saber cuándo va a presentarse ese coche, seguramente lo anticipe un prototipo funcional en un salón automovilístico próximo, y a partir de aquí, todo es especulación. De acuerdo al señor Sheperd, en los concesionarios estaría antes del próximo fin de año, o a más tardar a principios de 2020.

COMPARTE
Sobre mí

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

2
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
pabeni
Invitado
pabeni

Los japoneses no están por la labor de los coches eléctricos ni siquiera de los híbridos enchufables. Solo tienen creo el Mitsubishi Outlander dentro de los enchufables.


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir.

Miguel A. Ager

Enfermo crónico del motor desde que era pequeño y lector compulsivo de cualquier texto que hable del automóvil. Se rumorea que la primera palabra que aprendió fue "coche".

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.