La DGT mantendrá el etiquetado de vehículos tal y como está

La DGT mantendrá el etiquetado de vehículos tal y como está

Desmiente la información aparecida en varios medios generalistas y de motor


Tiempo de lectura: 4 min.

Desde 2016 el parque automovilístico español de vehículos ligeros (turismos, furgonetas, motos, triciclos…) está discriminado en cinco categorías: “A” (sin distintivo), “B”, “C”, ECO y Cero, en función de su tecnología de reducción de emisiones. En la práctica no es exactamente así, ya que hay unas fechas de corte que han perjudicado a los vehículos que cumplieron anticipadamente con estándares de nueva implantación.

Contrariamente a lo que afirmaron algunos medios digitales, no va a cambiar la clasificación tal y como está, y es la que sigue:

  • Categoría A (sin distintivo): Gasolina anterior a Euro 3 o diésel anterior a Euro 4.
  • Categoría B (amarillo): Gasolina Euro 3 o diésel Euro 4 o 5.
  • Categoría C (verde): Gasolina Euro 4, 5 o 6, o diésel Euro 6.
  • Categoría ECO (verde y azul): híbridos o transformados para funcionar con gas, y que además cumplan las características de la categoría C
  • Categoría Cero (azul): híbridos enchufables con al menos 40 km de autonomía homologada, eléctricos y de pila de combustible de hidrógeno

Algunos medios especulaban con la posibilidad de que los híbridos fuesen perjudicados, bien pasando los híbridos normales a la categoría “C” o perdiendo los híbridos enchufables su condición de vehículos de cero emisiones -ya que tienen esa capacidad, otra cosa es que la usen-. La DGT lo ha desmentido de forma categórica:

Lamentablemente, el difundir informaciones sin contrastar o bulos no ayudan a que una clientela cada vez más confundida retrase o paralice sus decisiones de compra. Ni hay cambios ni los va a haber, al menos en este sentido. Lo que sí puede ocurrir es que, una vez se apruebe la Ley de Cambio Climático y Transición Energética que desea el actual Gobierno, aumenten las restricciones a la circulación en algunas zonas urbanas, ya sea para reducir las emisiones de efecto invernadero inherentes a los vehículos de combustión interna o en respuesta a episodios de elevada contaminación. El distintivo ambiental será clave.

Hay dos formas de “mejorar” el distintivo asignado al vehículo. La primera es porque se haya clasificado incorrectamente por fecha, el propietario tiene que demostrar documentalmente que el vehículo cumple el estándar antipolución que entró en vigor tras su matriculación. La segunda es convirtiendo un vehículo “C” a híbrido o a gas, aunque por razones prácticas se simplifica en lo último.

Tampoco está previsto que vaya a cambiar el impuesto de matriculación, que ya está afectando al mercado en la práctica al tener en cuenta las emisiones basadas en ciclo WLTP, mucho más realista que el NEDC, por lo que los vehículos están pagando el tributo que les corresponde de forma más justa. El IM se seguirá basando en el CO2 emitido en ciclo mixto, dando igual que el distintivo sea el “C”, el ECO o el Cero (estos están en la práctica todos exentos).

La misma cifra es la que la Generalitat de Catalunya toma como referencia para la tasa ambiental que se pagará el año que viene por el ejercicio 2020: Impuesto sobre las emisiones de dióxido de carbono de los vehículos de tracción mecánica. No se tiene en cuenta el distintivo ambiental, ya que este último no tiene en cuenta las emisiones de carbono, ligadas directamente al consumo, que tampoco es un criterio valorado por las normativas Euro. El CO2 no es estrictamente hablando un contaminante, las normas Euro se fijan en el monóxido de carbono (CO), óxidos de azufre (SOx), óxidos de nitrógeno (NOx), hidrocarburos inquemados (HC) o las partículas en suspensión (PM).

En cuanto al impuesto de vehículos de tracción mecánica (IVTM), lo cobran los ayuntamientos a partir de unas tablas publicadas en el artículo 96.1 de la Ley 39/1.988, de 28 de Diciembre, Reguladora de las Haciendas Locales. Aquellos consistorios que lo estimen oportuno, dentro de la ley, pueden ofrecer bonificaciones en función del distintivo ambiental, o no. El criterio básico sigue siendo la potencia fiscal, que depende básicamente de la cilindrada y en menor medida del número de cilindros, o de la potencia en el caso de los eléctricos.

COMPARTE
Sobre mí

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Laura Salas

Quise ser periodista porque campeona del mundo de motociclismo ya no podía. De pequeña jugaba con los cochecitos de los huevos de chocolate y con cualquier coche que mi padre dejara desprotegido y a la vista. Le rompí la puerta a su miniatura de un Ferrari. Nunca volvió a ser el mismo (el Ferrari). Siempre intento aprender algo nuevo todos los días. Soy curiosa por naturaleza, qué se le va a hacer.

Enrique Delgado

Terminando la carrera de audiovisuales y empezando en el mundo del periodismo con el espíritu de aprender sobre motor. Siempre tengo un ojo para lo que ocurre en el mundo y otro en absorber todo el conocimiento que pueda sobre él para escribir literatura, mi hobby personal.