La DGT, harta de los vehículos zombie, establece un año para las bajas temporales

La DGT, harta de los vehículos zombie, establece un año para las bajas temporales

Se acabó la barra libre, habrá que pedir prórrogas o la baja definitiva


Tiempo de lectura: 6 min.

Los vehículos dados de alta tienen que cumplir una serie de obligaciones, como tener la ITV al día, un seguro de responsabilidad civil -como poco- y estar al corriente del IVTM allí donde esté censado. Una forma de acabar con dichas obligaciones es con las bajas, que pueden ser temporales o definitivas.

La baja definitiva -salvo exportación o tránsito comunitario- implica la descontaminación y fin de uso del vehículo en un centro de tratamiento autorizado (CAT o desguace). Una reciente reforma legal, el Real Decreto 265/2021, de 13 de abril, cambia las reglas del juego para evitar la picaresca de tener indefinidamente a un vehículo de baja temporal aunque no haya intención de que vuelva a circular.

Se trata de un problema que viene de lejos en nuestro país, los llamados vehículos zombie: aquellos que no circulan por las carreteras y siguen dados de baja de manera temporal. Esto también posibilita a los dueños de los vehículos cuando estos van a estar tiempo sin ser usados no tener que hacer frente a ciertos gastos como el impuesto de circulación o el pago del seguro. Eso solo tiene sentido en una propiedad privada.

Si permanecen en la vía pública, pueden ser considerados como un residuo sólido urbano, y las autoridades podrían llevárselo a un depósito municipal

SEAT 127 Especial 11

Esto era una práctica que si bien era residual hace algunos años, pero ahora preocupa a la DGT dado que se está incrementando de forma exponencial desde hace meses. En torno a la mitad de las bajas que se están solicitando en los últimos años son temporales, no definitivas. Se sospecha que el número de vehículos registrados es irreal pues hay coches de baja temporal que han dejado de existir o no son recuperables ya.

De oficio, la DGT anotará como dados de baja definitiva aquellos vehículos que lleven 10 años sin tener un seguro -estarían si no anotados en el FIVA- o sin haber superado la ITV. Este proceso será reversible si el propietario acredita la existencia del vehículo y puede volver a circular. La edad media del parque móvil es de más de 13 años, y esta podría reducirse si empiezan a desaparecer de los registros vehículos que, efectivamente, no hay que contabilizar.

En España, desde 2004 el titular del vehículo que decida retirar de la circulación su vehículo y solicitar la baja definitiva del mismo en el Registro de Vehículos debe llevarlo al final de su vida útil a un Centro Autorizado de Tratamiento de Vehículos, donde se descontamina conforme a criterios medioambientales, pero además ahora se ha introducido la obligatoriedad de superar una inspección ITV en aquellos vehículos que han sido declarados siniestro total.

Barn Find Francia 10

Cientos de miles de vehículos figuran como de baja temporal pasados cinco años

Las bajas temporales tendrán una duración de un año, y si no se solicita una prórroga dos meses antes del vencimiento de la baja, volverá a estar dado de alta automáticamente, con todo lo que eso implica. De esta forma, se dificultará mantener sine die un vehículo de baja temporal que no va a volver a circular.

Según informa la DGT, “esta medida servirá para evitar el uso abusivo de la baja temporal que algunos talleres realizaban con el objetivo de evadir la obligación de llevar un vehículo a un Centro Autorizado de Tratamiento (CAT) al final de su vida útil”. En España, estas bajas se han duplicado desde 2004, pasando de 60.982 ese año a 132.459 en 2019.

Aunque algunos desguaces pagan por el vehículo que se llevan, incluso poniendo la grúa, otros cobran por hacerlo, lo que para algunos propietarios se convierte en un problema, e ídem para ciertos talleres. También hay un fenómeno de desguaces ilegales donde los criterios medioambientales no importan ni se hacen las cosas como hay que hacerlas.

La Red Operativa de Desguaces Españoles (RO-DES) recuerda que el propietario NO ha de pagar nada por la retirada del vehículo. Es más, para un CAT un vehículo es una fuente de ingresos porque antes de su destrucción se puede hacer bastante negocio vendiendo aquellas piezas que siguen teniendo valor como recambios.

como dar de baja un coche

¿Y qué ocurre con los vehículos dados de baja que siguen circulando? Es una práctica peligrosa y que aumenta cuando hay una grave crisis económica. Hoy día el número de vehículos asegurados en nuestro país se sitúa en 32.054.257 unidades (primer trimestre de 2021), según el FIVA. Eso implica que más de 2,5 millones de vehículos en España circulan -o están- sin seguro actualmente.

El agravamiento de la crisis puede aumentar el número de vehículos mal mantenidos, sin cobertura de seguro y sin la ITV en regla, como ya pasó en 2008

El seguro de RC es obligatorio aunque un coche vaya a estar parado, bien en la vía pública o en un garaje colectivo, ya que cualquier problema con un tercero no estaría cubierto. Por poner un ejemplo, un peatón puede cortarse con una matrícula estropeada, el freno de mano puede fallar, incendio, etc.

Hoy día el número de vehículos asegurados en nuestro país se sitúa en 32.054.257 unidades (primer trimestre de 2021), según el FIVA. Lo que implicaría que más de 2,5 millones de vehículos en España circulan sin seguro actualmente. Sin tener la ITV al día, incluso teniendo cobertura, la responsabilidad podría recaer en el propietario y la aseguradora lavarse las manos. Con un poco de mala suerte, se puede acabar en un juicio.

Accidente Tráfico Vallada

Circular sin seguro conlleva una sanción administrativa va desde los 601 a los 3.005 euros, según el tipo de vehículo, hacerlo con un coche dado de baja supone una multa de 500 euros, y hacerlo sin la ITV en regla puede tener un castigo de otros 200 euros. Desde el comparador Acierto.com dan este dato: entre 2008 y 2018 el número de vehículos sin seguro aumentó un 41 %.

En definitiva, estas reformas legales buscan ir haciendo desaparecer de los libros los vehículos zombie y hacer aflorar las bajas temporales fraudulentas. En el caso de bajas del vehículo por exportación o tránsito comunitario, si el vehículo sigue en España a los tres meses, volverá a estar dado de alta automáticamente. Al exigir ITV a los siniestros totales se evitará otra mala práctica, la de exportar coches con defectos graves que no hayan sido subsanados.

Y como colofón, una buena noticia, y es que la DGT permitirá dar de alta a vehículos históricos, de colección o especialmente singulares aunque ya hayan sido dados de baja definitiva, lo cual antes no era posible y hacía falta empezar las restauraciones siempre con un “chasis con papeles”. Esta materia la trataremos más adelante con mayor detalle.

COMPARTE
Sobre mí

Elena Lebrón

Soy Elena Lebrón, una joven periodista que desde los 16 años bucea entre grasa y aceite. A los 20, tuve un grave accidente de moto y entendí que faltaban mujeres que hablaran de velocidad y seguridad, y sobre todo mujeres que aportaran información útil y diferente sobre el motor. El motor siempre ha sido una cosa de hombres y las mujeres también tenemos mucho que decir así que toca gritar bien alto : ¡Gas amigas!

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.