¿Qué nos enseñará Lexus el 25 de abril?

¿Qué nos enseñará Lexus el 25 de abril?

Podría tratarse del Lexus ES, que reemplazaría al GS


Tiempo de lectura: 2 min.

Con un críptico comunicado, Lexus avanza que en el próximo Salón de Pekín se va a desvelar un nuevo modelo que transformará “radicalmente el concepto del lujo en todo el mundo”, con el titular “esperar lo inesperado”. Bien, destripando lo primero, hablar de concepto de lujo se refiere a un modelo de alta gama, y “en todo el mundo” alude a un modelo global.

Medios como Autoblog especulan con que pueda tratarse de la nueva generación del Lexus ES, que en mercados extraeuropeos se trata de un sedán relacionado genéticamente con el Camry. Dicho sedán podría ocupar el puesto del GS en Europa, obviamente con motorizaciones híbridas, y así unificar la producción de dos sedanes en la de uno solo.

De ser así, y dado que el actual Lexus ES se fabrica tanto en Japón como en Estados Unidos (desde 2015), ambas fábricas podrían atender los pedidos para Europa. Por tradición, apunta a que sería la fábrica nipona de Miyata, en la prefectura de Fukuoka, que es la que fabrica el híbrido; en Kentucky solo hacen el ES 350. La sexta generación del ES mide 4,895 mm, prácticamente lo mismo que el GS de cuarta generación, 4.850 mm. Comparemos:

A decir verdad, tiene mucho sentido que así sea, pero como dice el titular “esperar lo inesperado” puede llevar a un desenlace diferente. Un concepto importante, los más listos de la clase habrán visto que las proporciones en el morro no son iguales, y la explicación es simple: el ES es de tracción delantera, el GS es de propulsión trasera, el motor no va colocado igual, varía el voladizo delantero (rueda-paragolpes) y la distancia salpicadero-eje. Tampco sería un escándalo, el Audi A6 milita en el mismo segmento y las versiones de acceso son de tracción delantera.

COMPARTE
Sobre mí

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.