Este podría ser el futuro BMW M3 eléctrico

Este podría ser el futuro BMW M3 eléctrico

Se trata de un prototipo, una mula de pruebas equipada con cuatro motores eléctricos, uno en cada rueda


Tiempo de lectura: 5 min.

BMW se niega a concretar la fecha en la que adoptarán la electricidad por completo, todavía mantienen su apuesta por los motores de combustión y solo dejarán de producir vehículos con motores tradicionales cuando no les quede más remedio. Así mismo lo han afirmado desde la marca en varias ocasiones, aunque esto no quiere decir que no estén trabajando en el desarrollo de su tecnología eléctrica. Ahí están los BMW iX o BMW i4, por poner unos ejemplos.

La electricidad, al fin y al cabo, será obligatoria dentro de unos años y quien no esté al día, acabará por sucumbir. Todos los fabricantes están inmersos en el desarrollo de modelos eléctricos y la combustión ha quedado casi de lado, a pesar de que la gran mayoría de los vehículos que circulan por Europa siguen empleando motores de combustión, ya sea en solitario o acompañados por un propulsor eléctrico (cuando no son más). Es decir, no se puede dejar de lado esta tecnología, aunque todavía no sea una opción realmente equivalente a cualquier automóvil de combustión.

En BMW lo saben, por eso, siguen con su apuesta por los motores “de toda la vida”, mientras trabajan en paralelo en la electricidad. Sus últimas andanzas tiene que ver con la vertiente más deportiva, con los BMW M, que también tendrán que adoptar la electrificación más pronto que tarde y que, al parecer, ya está en circulación. La marca ha destapado lo que era un secreto a voces, pero solo ha sido un pequeño adelanto, un primer paso para ir creando expectación y dejar claro a los rivales, que las cosas seguirán como hasta ahora, aunque los motores sean eléctricos.

bmw m4 bmw m3

BMW M3 y BMW M4

La firma bávara ha presentado el BMW M EV, una denominación que nosotros mismos empleamos, pero que no es oficial, ya que el coche no tiene nombre oficial. Se trata de un BMW i4 M50 llevado al extremo, al que muchos no han tardado en catalogar como el hipotético BMW M3 eléctrico del que tanto se habla. Es una mula de pruebas para la próxima generación de vehículos de BMW M, que esconde nada menos que cuatro motores eléctricos, uno en cada rueda, una solución con la que buscar ofrecer todo lo que se espera de un BMW M, pero aprovechando al máximo las características de los motores eléctricos.

La electrificación abre grados de libertad completamente nuevos para que podamos crear dinámicas típicas de M. Y ya podemos ver que podemos explotar este potencial al máximo, de modo que nuestros coches deportivos de alto rendimiento continúen ofreciendo la combinación incomparable y típica de BMW M de dinámica, agilidad y precisión en el futuro localmente libre de emisiones”. – Dirk Häcker, Jefe de Desarrollo de BMW M GmbH

Asegurar que se trata del próximo BMW M3 eléctrico viene, además de por los rumores que llevan tiempo rondando por los medios especializados, porque el BMW i4 M50 ha sido modificado y ahora, entre otras cosas, monta el frontal del mencionado M3 (que también luce el M4). También cuenta con aletas más anchas para poder acomodar los motores.

Dichos motores están conectados a una unidad de control, que se encarga de supervisar las condiciones de la conducción en cada momento, así como las acciones y reacciones del conductor, para calcular en milisegundos y según diferentes datos (posición del acelerador, ángulo de la dirección, aceleración longitudinal y lateral, velocidad de las ruedas…) las necesidades en cada momento. Posteriormente, se mandan las órdenes a cada motor directamente a través de un embrague multidisco y diferenciales, a los cuatro motores.

bmw i4 m50

BMW i4 M50

La potencia y el par de los motores eléctricos, que reaccionan espontáneamente, se pueden dosificar con tanta precisión, que la demanda de carga indicada a través del acelerador se puede realizar a un nivel de dinámica que es inalcanzable con los sistemas de transmisión convencionales”. – Dirk Häcker, Jefe de Desarrollo de BMW M GmbH

En estos momentos, BMW M sigue con el desarrollo del coche mediante pruebas intensivas, después de haber realizado diferentes modelos virtuales y en banco de pruebas. Las pruebas que se llevarán a cabo buscan comprobar que los resultados obtenidos mediante computación son realistas, tanto en el caso del hardware como del software. Para ello, el interior del prototipo está equipado con toda clase de sistemas de medición, que analizan cada detalle de la conducción, comparando los datos obtenidos en laboratorio con los obtenidos en un uso real en carretera y si fuera necesario, reprogramar y modificar los sistemas hasta conseguirlo.

BMW asegura que este trabajo es crucial para garantizar que los futuros modelos de alto rendimiento, sigan siendo auténticos BMW M. Es más, la marca afirma que gracias a la dosificación particularmente sensible del par de los motores eléctricos a y su entrega sin retardo, se pueden lograr velocidades de giro significativamente más altas, incluso en carreteras con el asfalto mojado o cubiertas de nieve.

No sabemos cuando llegará el hipotético BMW M3 eléctrico, pero llegar llegará. Ya lo adelantó, aunque no directamente, Frank van Meel, actual jefe de BMW M, en unas declaraciones para Autocar.

La historia del M3 es eterna. Cada vez que cambiamos el motor, de cuatro cilindros a seis, a ocho, a seis cilindros y turbo, la historia continua. Tal vez sea eléctrico, pero si lo es, siempre será un M3. Cualquiera que sea el sistema de propulsión, siempre deberías poder conducir nuestros coches y saber que son coches M. Hemos resistido la prueba del tiempo durante 50 años y seguiremos haciéndolo”. – Frank van Meel, jefe de BMW M, en declaraciones a Autocar

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.