Este Jaguar XKSS podría alcanzar un precio histórico en su subasta

Este Jaguar XKSS podría alcanzar un precio histórico en su subasta

Solo existen 16 unidades de este modelo, construido sobre el Jaguar D-Type que triunfó en La Sarthe


Tiempo de lectura: 3 min.

El Jaguar D-Type fue un automóvil con el que la marca británica obtuvo varios triunfos en competición, entre ellos, en las 24 horas de Le Mans. Tres victorias consecutivas, desde 1955, figuran en su palmarés. En una decisión quizá sorprendente, Jaguar abandonó la competición automovilística mientras este modelo se paseaba por el circuito de La Sarthe, dejando algunos ejemplares del Jaguar D-Type de carreras abandonados en un almacén. William Lyons, fundador y presidente por entonces de la compañía inglesa, tomó la decisión de adaptar estos vehículos para las vías públicas y proceder posteriormente a su venta. Nace así el Jaguar XKSS, cuyo chasis 707 será subastado en los próximos días.

El número de unidades del Jaguar D-Type que quedaron sin vender en los almacenes de la compañía ascendía inicialmente a 25. Sin embargo, un incendio en las instalaciones de la compañía, ubicadas en Browns Lane, provocó que solo 16 ejemplares sobrevivieran, por lo que el Jaguar XKSS terminó siendo un vehículo aún más exclusivo. Por cierto, hace unos años, Jaguar decidió fabricar los nueve Jaguar XKSS perdidos, respetando sus especificaciones originales, para venderlos a razón de un millón de euros cada uno.

El mercado estadounidense era el objetivo principal, un país donde la boyante economía de posguerra había generado una importante demanda de coches deportivos, de la que se beneficiaban otros modelos como los Porsche 356 Speedster o Mercedes-Benz 300 SL. De hecho, fue presentado en el Salón del Automóvil de Nueva York de 1957. Steve McQueen fue propietario de uno de estos Jaguar XKSS.

Uno de los 16 Jaguar XKSS fabricados originalmente por la marca británica será subastado el próximo fin de semana en Monterrey, donde se espera que su precio de adjudicación supere holgadamente los 10 millones de euros

Jaguar XKSS chasis 707 (1957) 19

Para la época, este modelo implementaba soluciones muy avanzadas, como un equipo de frenos de disco y una carrocería fabricada en una aleación de aluminio. Su chasis tubular de acero acoge un propulsor de seis cilindros en línea, atmosférico y con 3.442 cc de cubicaje. Su bloque es de acero y su culata de aluminio, y está alimentado gracias a tres carburadores Weber. La potencia máxima declarada en su momento era de 250 CV a 5.750 rpm, con 325 Nm de par a 4.000 rpm. Con un peso de 890 kg, 5,2 segundos eran los requeridos para alcanzar los 100 km/h desde parado.

Esta concreta unidad, que fue importada a California inmediatamente después de su venta, conserva su propulsor, su caja de cambios manual de cuatro velocidades —aunque con algunos componentes sustituidos—, su eje trasero y su carrocería originales. Por su parte, aunque uno de sus tres carburadores también parece haber sido sustituido, todo indica que esta modificación fue realizada antes de su primera venta. Las cuatro pinzas de freno son también las que fueron instaladas cuando salió de la fábrica. En tiempos recientes, su dueño actual llevó a cabo numerosos trabajos, encargados a CKL Developments. En este sentido, los carburadores han sido recientemente reconstruidos, se ha limpiado su culata, reacondicionado sus frenos y un largo etcétera para dejarlo en perfecto estado de subasta. Tal y como puede leerse en su anuncio, la factura derivada de esta puesta a punto alcanzó las 57.000 libras esterlinas —unos 66.000 euros—.

Este Jaguar XKSS exhibe 25.535 millas —41.095 km— recorridas en su odómetro, que han sido certificadas. Será subastado este próximo fin de semana en Monterrey, cómo no, por RM Sotheby’s. Se estima que su precio final pueda estar entre los 12 y los 14 millones de dólares estadounidenses —entre 11 y 12,8 millones de euros, según el tipo de cambio actual—.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.

Ángel Arias

La historia del automóvil está llena de grandes emprendedores, de ideas arriesgadas, curiosas casualidades, irreconciliables enemistades y muchos fracasos. Es un mundo intenso y fascinante del que muchos hemos quedado cautivados. Cualquier vehículo con un motor me parece interesante, ya sean motocicletas, automóviles, camiones, aviones o barcos; es estupendo sentir la brisa del viento en la cara sobre uno de ellos. Si estáis aquí es porque compartimos afición.

Alejandro Delgado

Jesus Alonso

Javier Gutierrez