En 2023 se vendieron dos unidades del Dodge Viper

En 2023 se vendieron dos unidades del Dodge Viper

La producción del Viper cesó hace cinco años y todavía quedan unidades sin vender


Tiempo de lectura: 3 min.

Dodge Viper. Estarás con nosotros en que el Viper es uno de los coches más bestias que se han puesto en circulación, y uno de los más carismáticos y espectaculares –si no habéis visto uno en vivo, cuando lo hagáis entenderéis muchas cosas–, pero también es un coche que en su última iteración nunca triunfó. El Dodge Viper fue un incomprendido, aunque también es justo reconocer que tampoco era el coche más avanzado del mundo y que su desproporcionado V10 8.0 es un propulsor que no cuadra con los tiempos que corren. Y vaya, tenemos que decirlo: ¡ojalá hubiera más coches que no cuadran con los tiempos que corren!

La producción del último Dodge Viper se detuvo en el año 2017, hace seis años –siete años si tenemos en cuenta que estamos en 2024, aunque sea por unos días–, y todavía mantiene esa imagen de coches salvaje, bruto, macarra, un coche sin compromisos y solo apto para conductores de manos rápidas, cabeza bien asentada y mucho dinero para darle de beber. Un automóvil pasional como ya no quedan, y por supuesto, un coche de auténtico culto.

dodge viper (1)

Sin embargo, y de forma totalmente sorprendente, en 2023 se vendieron dos unidades totalmente nuevas en Estados Unidos. En el listado de ventas que ha publicado Stellantis, todo repleto de aumento de matriculaciones de SUV, se esconden dos unidades del Dodge Viper, un dato curiosísimo, aunque merece la pena recordar que en 2022 el Viper también vendió, aunque solo fue una unidad. Las dos unidades registradas se vendieron en el cuarto trimestre de 2023. ¿Serían los dos Viper para el mismo cliente?

La cuestión ahora es, ¿todavía quedan unidades en stock del Viper? Es obvio que no Stellantis no se ha molestado ni lo más mínimo en fabricarlos, así que podemos estar seguros de que todavía quedan unidades del Viper por ahí perdidas, esperando un nuevo hogar. Hogar, por cierto, que debería quedarse en Estados Unidos, el Viper no se podría vender en Europa “a estrenar” porque no superaría las normativas de emisiones. No importa que se haya fabricado en 2017, estaría obligado a cumplir las últimas y más restrictivas regulaciones.

dodge viper (2)

El Dodge Viper se fabricaba en unas instalaciones situadas en Conner Avenue, en Detroit, una factoría que era la más pequeña de la entonces FCA –FIAT Chrysler Automobiles– que cerró cuando la producción del Viper se detuvo. La fabricación del Viper llegó a su fin por diferentes motivos. Por un lado, las ventas había bajado notablemente, pero además, las normas federales de seguridad obligaban a que los coches equiparán airbags laterales de cortina. Según expiró Ralph Gilles, jefe de diseño de FCA en aquel momento, no había sitio para incorporar dicho elemento en la estructura del Viper y las modificaciones necesarias eran inviables. Eso, sumado a las pocas ventas, dio como resultado el adiós definitivo de la víbora yankee.

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.

Ángel Arias

La historia del automóvil está llena de grandes emprendedores, de ideas arriesgadas, curiosas casualidades, irreconciliables enemistades y muchos fracasos. Es un mundo intenso y fascinante del que muchos hemos quedado cautivados. Cualquier vehículo con un motor me parece interesante, ya sean motocicletas, automóviles, camiones, aviones o barcos; es estupendo sentir la brisa del viento en la cara sobre uno de ellos. Si estáis aquí es porque compartimos afición.