El Wiesmann Project Thunderball es el coche que nadie esperaba

El Wiesmann Project Thunderball es el coche que nadie esperaba

La firma alemana anunció en 2019 el lanzamiento de un modelo con motor de combustión, pero por el momento, han creado uno eléctrico


Tiempo de lectura: 5 min.

Wiesmann ha regresado, o al menos está en pleno proceso de volver a fabricar nuevos automóviles, aunque no como antes. Hace unos días presentaban el Wiesmann Project Thunderball, un nuevo modelo que sin abandonar sus raíces, adopta la tecnología que marca tenencia, es decir, es un coche eléctrico. Según la marca, el primer roadster de motor eléctrico, lo que quiere decir que se olvidan claramente de la primera generación del Tesla Roadster.

En la recta final de 2019, la marca alemana presentaba el Project Gecko, un coche que debería haber llegado en 2020 y que se trataba de una edición limitada inspirada en el “viejo” Wiesmann MF5. Contaría con un diseño totalmente nuevo y mantendría el propulsor del BMW M5, un V8 biturbo que puede superar con holgura los 600 CV. Un proyecto que a finales de 2021 comenzaba a estar rodeado de dudas y que era aplazado, al tiempo que desaparecía de la página web oficial de la compañía aunque se anunciaba que la marca seguía con el desarrollo del coche.

Nada se ha vuelto a saber de aquel Project Gecko, pero allá por el mes de marzo, Wiesmann anunciaba el lanzamiento de un roadster eléctrico que recibía el nombre de Project Thunderball, cuyo resultado puedes ver en las fotos. ¿Acaso Wiesmann cambió el rumbo del desarrollo abandonando el V8 de BMW en favor de uno eléctrico? En principio, según parece, no es el caso. En la página web oficial se puede ver como el Project Gecko sigue estando presente y el texto que aparece emparenta ambos modelos, pero los mantiene separados afirmando que el Gecko fue el primer paso en el renacimiento de Wiesmann.

wiesmann project thunderball (2)

Así, el Wiesmann Project Thunderball es un desarrollo en paralelo al Project Gecko, del que no sabemos nada desde hace tiempo y, posiblemente, nunca sepamos nada más aunque hay fuentes que apuntan que este 2022 podría tener su puesta de largo.

Motor eléctrico, pero con la misma esencia

Los motores eléctricos irán ocupando todos los segmentos del mercado paso a paso, es irremediable, a no ser que los intentos de evitar la desaparición del motor de combustión mediante combustibles sintéticos o con hidrógeno lleguen a buen puerto. No es de extrañar, por tanto, que Wiesmann se haya decantado por dar salida primero a un coche eléctrico en su regreso a producción, aunque se han esforzado en mantener todas las características que hicieron famosa a la marca antes de su declive allá por el año 2014.

Es cierto que los fabricantes “boutique”, como los llaman en Reino Unido, solían ser el último bastión de la pasión y de los coches pasionales, con una conducción más pura que cualquier otro automóvil que haya en el mercado, sin embargo, las cosas están cambiando mucho, quizá demasiado, y ni siquiera ellos se salvan de la transformación. Al menos, es justo reconocer que a pesar de adoptar una tecnología que los puristas verán como una aberración, se esfuerzan por mantener las características típicas de sus coches, así como su diseño y su personalidad.

wiesmann project thunderball (6)

Wiesmann, en su caso, así lo ha intentado y a pesar de presentar un coche eléctrico, el Project Thunderball presume de potencia. Monta dos motores en la parte trasera, colocados en el centro, capaces de rendir 250 kW cada uno, es decir, 340 V. La potencia total es de 500 kW, 680 CV y el par, con 550 Nm por motor, sube hasta los 1.100 Nm.

Según la empresa, el Project Thunderball es “el automóvil deportivo eléctrico más emocionante del mundo”. El motor llega desde la empresa Roding Automobile, que también suministra la batería. Promete una aceleración de 0 a 100 km/h en 2,9 segundos, un 0 a 200 km/h en 8,9 segundos y una autonomía de 500 kilómetros gracias a su batería de 92 kWh. Monta una arquitectura eléctrica de 800 voltios y admite cargas de hasta 300 kW e incorpora hasta cinco niveles de frenada regenerativa. No obstante, tiene un enorme lastre con sus 1.775 kilos de peso en vacío…

Diseño 100% Wiesmann

Al menos, quedará claro siempre que se vea pasar uno (no le escucharás llegar…), que se trata de un auténtico Wiesmann. El largo capó y la forma en la que caen las líneas de la parte trasera son 100% Wiesmann, al igual que los volúmenes generales y la forma de la carrocería. Cambian los faros delanteros, de muy pequeño tamaño montados en una pieza de color negro que no termina de quedar igual de bien que la solución que se empleaba antes. En la zona trasera, los pilotos son algo más grandes y en lugar de estar encastrados en la carrocería, sobresalen como protuberancias.

El chasis se fabrica con aluminio e incluye cosas como unas barras estabilizadoras ajustables. Para la carrocería y otros elementos se emplea fibra de carbono y acero. La marca no ofrece todas las dimensiones del coche, pero menciona una batalla de 2.595 milímetros, una vía delantera de 1.564 milímetros y una vía trasera de 1.668 milímetros.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Jaime Peralta

Me llamo Jaime Peralta Sánchez y soy estudiante de Comunicación audiovisual en la Universidad Rey Juan Carlos.