El último Morgan 3 Wheeler sale de la cadena de montaje

El último Morgan 3 Wheeler sale de la cadena de montaje

No obstante, un sustituto eléctrico podría estar al caer


Tiempo de lectura: 3 min.

Ya está, se acabó. La producción del Morgan 3 Wheeler ha llegado a su fin hace escasas horas, cuando la última unidad construida del icónico coche británico de tres ruedas ha abandonado la línea de montaje.

Esto es algo que sabíamos que tarde o temprano acabaría llegando, ya que hace algo menos de un año el fabricante inglés anunciaba que descatalogaría el Morgan 3 Wheeler. Para despedirlo como se merece, anunciaron el modelo final P101, del que se fabricarían tan solo 33 unidades.

Hace escasos días salía de la planta la trigesimotercera de ellas y con esto se da por concluido el periplo comercial de este coche que comenzó su andadura allá por 2011, cuando la firma inglesa decidió rescatar la idea de fabricar un modelo de tres ruedas, haciendo un guiño a la historia y tradición de la marca, que allá por 1909 comenzó a vender sus primeros productos con esta disposición de dos ruedas en el eje delantero y una atrás.

morgan 3 wheeler p101 edition (1)

En este caso, referirnos a conceptos como “cadena de montaje” o “línea de producción” está un poco fuera de lugar, puesto que el Morgan 3 Wheeler era uno de esos pocos coches que se seguían fabricando de una forma casi manual por auténticos maestros artesanos.

El Morgan 3 Wheeler nunca ha sido un coche de cifras mareantes o de grandes alardes técnicos. Está construido sobre un chasis de madera, mientras que su motor tampoco es el no va más tecnológico. Este modelo no va de correr o de prestaciones puras, sino todo lo contrario. Es un coche de sensaciones al volante, de placer de conducir, un coche con una fabricación y unos detalles únicos, un coche… para románticos.

Desgraciadamente, el buldócer del progreso poco entiende de romanticismo y finalmente han sido las normativas anticontaminación las que han acabado con el Morgan 3 Wheeler. Su vetusto motor S&S de procedencia americana cumplía con la norma Euro 4, pero el proveedor no ha visto viable homologarlo a las nuevas normas de contaminación Euro 5, cada vez más restrictivas.

El Morgan 3 Wheeler monta un propulsor bicilíndrico en V de 2 litros de cilindrada, dos válvulas por cilindro y refrigerado por aire. Es un motor americano que se suele emplear al otro lado del charco en motocicletas de tipo custom, pero que Morgan supo adaptar magistralmente a su triciclo.

Los 68 CV del motor mueven con dignidad el conjunto, de 585 kg de peso en esta última versión. La velocidad punta se sitúa en 185 km/h, mientras que completa el 0-100 km/h en 7 segundos. Han sido 10 años de vida comercial y algo más de 2.500 unidades vendidas, lo cual para un coche de nicho y con un precio bastante elevado… no es poco.

No obstante, este no es el final del icónico triciclo. En palabras de la propia firma, el Morgan 3 Wheeler volverá. No han dado más detalles, pero mucho se especula con la llegada de un nuevo modelo eléctrico del conocido triciclo inglés, ya sin el problema de las normas Euro, y además basado en el Morgan EV3, un prototipo eléctrico con el que la marca británica ya estuvo haciendo pruebas el año pasado y que podría ser el germen de todo lo que está por venir.

COMPARTE
Sobre mí

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.