El Subaru Impreza se renueva, aunque sin cambios especialmente profundos

El Subaru Impreza se renueva, aunque sin cambios especialmente profundos

Se ha convertido en un Crosstrek sin protecciones plásticas


Tiempo de lectura: 6 min.

Subaru Impreza. Un nombre que trae a la memoria coches de color azul totalmente de lado, por los tramos de rallies más famosos del mundo. Sin embargo, hace muchos años que el Subaru Impreza dejó de ser aquella máquina que hacía suspirar a los fanáticos de los coches rápidos y espectaculares, porque las versiones más deportivas del Impreza no eran precisamente discretas. Y debemos tener claro que esa época nunca volverá, Subaru tomó otro camino con el Impreza que se mantendrá durante muchos años más, salvo cambios de última hora que, por el momento, desconocemos.

¿Podría ocurrir en algún momento? ¿Veremos a ver aquellos Impreza de rallye? Si nos apoyamos en los últimos datos que tenemos del modelo, nunca ocurrirá. Y el mejor ejemplo de ello es la nueva generación del compacto japonés, presentado en Estados Unidos durante el salón del automóvil de Los Ángeles, que según parece, trae mejoras en equipamiento tecnológico y en el apartado dinámico, pero mantiene la personalidad y la configuración que ha tenido el modelo durante sus últimas ediciones. Es más, a simple golpe de vista, parece una evolución de la generación que todavía está a la venta en Europa y que pudimos probar en una ocasión.

Y esa sensación de ser el mismo coche con algunos cambios, se confirma al saber que la plataforma sobre la que se articula el compacto japonés, es la misma que ha empleado hasta el momento sin grandes modificaciones, aunque anuncia una nueva mecánica, en configuración boxer, por supuesto, que será más potente y que, por el momento, no sabemos si la marca la ofrecerá en Europa. Sobre todo, porque en el Viejo Continente las ventas se centran en los SUV, con los compactos perdiendo peso en el mercado con cada día que pasa, pero en otros mercados, el Impreza es un coche muy importante para la marca.

subaru impreza sport (3)

Subaru Impreza Sport

Evolución del mismo concepto

Estéticamente, el nuevo Subaru Impreza cambia lo justo, manteniendo muchos rasgos del actual, aunque adopta otros que ya hemos visto en otros modelos. Por ejemplo, el frontal recuerda claramente al nuevo Subaru Crosstrek, el que hasta ahora conocíamos como XV (el modelo más vendido de la marca en Europa), al igual que ocurre con la parte trasera. Es más, si ponemos un modelo junto al otro, nos daremos cuenta de que, en realidad, el nuevo Impreza no es otra cosa que un Crosstrek sin los elementos característicos de un SUV, incluso todos los elementos del habitáculo son los mismos, muy parecidos a los que emplea el todavía a la venta Subaru Impreza de quinta generación.

Según cuenta la marca en su comunicado, la sexta generación, que todavía tardará en llegar a Europa unos meses (no lo veremos hasta, como pronto, el primer trimestre de 2023), se ha diseño en torno al concepto de utilidad y deportividad, que se presta a un estilo de vida activo. Marketing puro y duro, para darle un mayor interés a un coche que ha cumplido este mismo año nada menos que 30 primaveras. La primera edición del Impreza apareció en 1992, que se dice pronto…

Aunque la plataforma es la misma que hasta ahora, Subaru dice que se ha aumentado un 10% la rigidez torsional, mediante un nuevo marco interior y más adhesivo estructural (de 798 centímetros de adhesivo, a 2.697,5 centímetros). Con esto, se ha buscado un mejor rendimiento dinámico, una conducción más suave y mayor silencio en el habitáculo. Habitáculo, ya que se menciona, que tiene asientos delanteros con más apoyo, permitiendo reducir la fatiga, aumentando la comodidad general. También se ha llevado a cabo diferentes soluciones para reducir los sonidos de determinados rangos de frecuencia.

subaru impreza r (9)

Subaru Impreza R

Dos motores boxer y ninguno electrificado, al menos de momento

Subaru se ha caracterizado por el empleo de motores boxer, siendo una seña de identidad casi única de la firma japonesa (los otros coches con motores boxer son el Toyota GR86, que resulta ser un motor Subaru, y el Porsche 911). Para la ocasión, al menos en lo referente a las versiones para el mercado estadounidense, contará con dos motores, ambos en configuración boxer, que curiosamente no montan, ninguno de los dos, electrificación alguna. Son motores diferentes, es decir, no es el mismo propulsor con dos niveles de potencia.

El primero, el que posiblemente veamos por Europa, es un cuatro cilindros con dos litros de cubicaje, que rinde 154 CV y 196 Nm de par, y el segundo, el que supone más dudas en cuanto a su llegada al Viejo Continente, sube hasta 2,5 litros y la potencia es de 184 CV y 241 Nm de par. En los dos casos, se combinan con un cambio automático de tipo CVT, el conocido Lineartronic CVT de Subaru, que en las versiones Sport y RS ofrecerá la opción de manejo secuencial con ocho posiciones prefijadas. La versión RS será la única en poder montar el motor más potente y la marca no ha comunicado si habrá más motores según avance la comercialización del coche.

Merece la pena destacar la adopción de la cremallera de dirección con asistencia electrónica de doble piñón, procedente del Subaru WRX. Presume de ser más directa que la usaba hasta el momento, así de una mayor capacidad de respuesta. Solo se ofrecerán, al menos en Estados Unidos, con tracción total Symmetrical All-Wheel Drive, que según la marca, ha sido revisada para mejorar el tiempo de respuesta y la agilidad en curvas.

Galería de fotos

Subaru Impreza Sport

Subaru Impreza R

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.