El Mini Cooper con motor de Subaru que hará las delicias de los amantes de los rallyes

El Mini Cooper con motor de Subaru que hará las delicias de los amantes de los rallyes

250 CV mueven a este matagigantes con motor de WRX


Tiempo de lectura: 3 min.

Generalmente, para hacer realmente rápido un vehículo pequeño, los amantes de los swaps recurren a motores Honda, con una buena cifra de potencia pero sin mucho par motor con el que lidiar. Aunque en España esto es imposible, al menos para circular por la vía pública, hay otro camino a seguir. Este es el caso del Mini Cooper con motor de Subaru que hará las delicias de los amantes de los rallyes, cuyos 250 CV mueven a este matagigantes con motor de WRX.

Aquí en España hay varias unidades de Mini Cooper movidas por motores Honda, recordemos que este vehículo tiene el motor delante. Este aficionado australiano ha tomado una vía bastante más radical, instalando el motor tras los asientos delanteros, en posición central. Esto lo convierte, a la vez, en una máquina brutal de las aceleraciones, y en un vehículo bastante delicado al límite. Con el motor bóxer EJ25 de 2,5 litros de Subaru del WRX, considerado uno de los mejores motores de cuatro cilindros de todos los tiempos.

Mini WRX(1)

Steve, también conocido como @dutchysgarage en Instagram, logró esto cortando tras los asientos delanteros el piso del maletero y los asientos traseros. Para soportar el motor, fabricó un subchasis soldado que rodea todo el interior de la carrocería del Mini, en su mayoría original. Para lograr el diseño de tracción trasera, Steve trasplantó las partes mecánicas delanteras del donante al Mini como una configuración de motor central. Además del motor, esto incluye la transmisión del Subaru y los ejes delanteros, que ahora son los ejes traseros del Mini.

Curiosamente, el tanque de combustible de la versión de Steve se encuentra donde estaría el motor Mini original, en la parte delantera. El Mini también tomó los asientos WRX del donante, un salpicadero personalizado que rinde homenaje al tablero del Mini original y un volante de parte inferior plana. Por último, pero no menos importante, utiliza una pintura azul oscuro, casi violeta, y un juego de llantas de 13 pulgadas de color negro. Las ruedas son enormes en el Mini de 1961, y aparentan un diámetro mucho mayor.

Mini WRX(7)

En su conducción el Mini con motor WRX parecía estable y rápido, esto es gracias a la suspensión delantera y trasera tomada de un Mazda MX-5. Mientras tanto, su motor EJ25 funciona con el turbo original y tiene una potencia de alrededor de 250 CV y ​​400 Nm, que son cifras sorprendentes, considerando que la construcción pesa alrededor de 920 kg. Otras modificaciones que han sido necesarias incluye conductos en las ventanillas traseras para darle aire al intercooler montado en la parte superior, ventiladores para facilitar el flujo de aire cuando está parado y faros LED, así como un techo corredizo personalizado hecho a partir del techo original y el de un Mini R53.

Steve también colocó un cortafuegos aislado y un cristal entre la cabina y el motor, además, tiene radio y aire acondicionado. Unas pocas comodidades más que necesarias para poder convivir con este kart salvaje que se lo podrá difícil a más de un deportivo, o ¿acaso no creéis que este pequeñajo en las manos adecuadas no puede humillar a coches que le doblen la potencia?

COMPARTE
Sobre mí

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.

Ángel Arias

La historia del automóvil está llena de grandes emprendedores, de ideas arriesgadas, curiosas casualidades, irreconciliables enemistades y muchos fracasos. Es un mundo intenso y fascinante del que muchos hemos quedado cautivados. Cualquier vehículo con un motor me parece interesante, ya sean motocicletas, automóviles, camiones, aviones o barcos; es estupendo sentir la brisa del viento en la cara sobre uno de ellos. Si estáis aquí es porque compartimos afición.

Alejandro Delgado

Jesus Alonso