Polestar Synergy: destinado a producción, pero no como lo esperas

Polestar Synergy: destinado a producción, pero no como lo esperas

Se trata de una maqueta a tamaño real que es resultado del último concurso de diseño organizado por la marca de origen sueco


Tiempo de lectura: 3 min.

La marca de origen sueco Polestar, responsable de fabricar solo vehículos eléctricos siempre orientados a ofrecer altas prestaciones, nos acaba de presentar un prototipo que no llegará a la producción. Bueno, en realidad sí, pero no como esperabas. Este Polestar Synergy será fabricado en serie como Hot Wheel, gracias a la colaboración establecida entre Polestar y Mattel, la empresa propietaria de los derechos de explotación de este nombre comercial.

El Polestar Synergy, que está presente, en forma de maqueta a tamaño real, en el Salón del Automóvil de Múnich (IAA Mobility) que se celebra estos días en la capital bávara, trae cuenta del concurso de diseño auspiciado por la marca. El tema de este concurso fue el rendimiento sostenible. De hecho, parece difícil que en el contexto de Polestar se promuevan objetivos diferentes para este tipo de certámenes.

De los 600 participantes en este concurso, tres fueron los ganadores elegidos. En realidad, fueron dos los diseños exteriores que fueron declarados ganadores, mientras que para su interior se escogió una sola de las propuestas presentadas. Con respecto a las primeras, los galardonados fueron Devashish Deshmuckh y Swapnil Desai, ambos asentados en París. Por su parte, el responsable del diseño de su habitáculo fue Yingxiang Li, de origen chino y quien quiso centrarse en ofrecer un interior muy similar al de cualquier vehículo de competición actual.

Enhorabuena a los ganadores. Su visión y el trabajo en equipo con nuestros diseñadores ha dado lugar a un coche verdaderamente atractivo. La colaboración con Mattel para las próximas ediciones del concurso de diseño de Polestar y los venideros modelos a escala de nuestros coches de producción proporcionarán una mayor popularidad a la marca y al concurso. Todo ello demuestra que los vehículos eléctricos —reales o como juguetes— pueden ser tan excitantes como los vehículos de combustión, si no más”, comentó Thomas Ingenlath, presidente ejecutivo de Polestar

Polestar Synergy 23

Se puede percibir en su interior esta orientación hacia la competición. Incorpora un único asiento, que además exhibe sus pertinentes arneses de seguridad, como si estuviera dispuesto a acoger a su piloto en cualquier momento para adentrarse en un circuito, aunque en realidad sea una maqueta. Son numerosas las pantallas presentes en este habitáculo, que cuenta con detalles en tonos amarillos, ya habituales en algunos modelos de la marca de origen sueco. Para acceder a él, se levanta el cristal a modo de cúpula que lo recubre, como si se tratara de un avión de combate.

Y es que, a la vista de su silueta, el Polestar Synergy es un hipercoche que no nos sorprendería ver formando parte de la parrilla de salida de cualquier carrera de resistencia en la actualidad. Para cohesionar las dos ideas distinguidas con el diploma acreditativo de haber ganado el concurso de diseño, el equipo de Polestar trabajó durante seis meses con los firmantes de las propuestas originales. Sus nombres, por cierto, están inscritos en la carrocería, justo tras la ventanilla y junto con su correspondiente bandera nacional, al estilo de cualquier coche de ralis.

Una vez que finalice el Salón del Automóvil de Múnich —el próximo día 10 de septiembre— esta maqueta del Polestar Synergy comenzará una gira que permitirá obsevarlo en vivo en diferentes lugares del mundo. Comenzando por Estados Unidos, este concept seguirá la ruta marcada por los Hot Wheels Legends Tour, antes de transformarse en una de estas miniaturas.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.

Ángel Arias

La historia del automóvil está llena de grandes emprendedores, de ideas arriesgadas, curiosas casualidades, irreconciliables enemistades y muchos fracasos. Es un mundo intenso y fascinante del que muchos hemos quedado cautivados. Cualquier vehículo con un motor me parece interesante, ya sean motocicletas, automóviles, camiones, aviones o barcos; es estupendo sentir la brisa del viento en la cara sobre uno de ellos. Si estáis aquí es porque compartimos afición.

Alejandro Delgado

Jesus Alonso

Javier Gutierrez