El Koenigsegg Jesko demuestra lo rápido que puede ser en el circuito de Gotland

El Koenigsegg Jesko demuestra lo rápido que puede ser en el circuito de Gotland

Para la ocasión, usaba gasolina de 98 octanos y no etanol E85


Tiempo de lectura: 3 min.

Dicen que el dinero no da la felicidad, pero también hay quien dice que eso lo dijo alguien sin dinero, y hay otros que dicen que prefieren llorar en un Ferrari que llorar debajo de un puente. Bromas aparte, ciertamente, el dinero no dará la felicidad, pero si eres un amante de los coches, el dinero sí que da gran parte de felicidad, pues te permite tener en el garaje algunas de las máquinas más especiales del mundo, y sí, podemos tener un Ferrari, pero un Pagani o un Koenigsegg siempre serán más especiales.

Y para la ocasión, de Koenigsegg va la cosa, de Koenigsegg Jesko más concretamente, posiblemente uno de los coches más espectaculares del mundo, y uno con una personalidad tremendamente marcada. No es un automóvil par cualquiera, ni por diseño ni por prestaciones, ya que su V8 supera los 1.500 CV –con bioetanol E850–, eso, y que solo se proyectaron 125 unidades.

Como podrás imaginar, el Koenigsegg Jesko es rápido, muy rápido, pero también muy delicado de conducir al límite de sus capacidades. Sin embargo, parece ser que no hace falta llevarlo al máximo, “solo” con exprimir el 90% de su potencial ya se pueden batir récords de vuelta en circuitos como el trazado sueco Gotland Ring. Así lo ha demostrado el piloto Niklas Lilja, quien se puso a los mandos de un Jesko para lograr el tiempo más rápido de la pista: 2:56.97. Y lo más interesante de todo, es que no usaba etanol E85, sino gasolina, y, por tanto, “solo” contaba con poco más de 1.200 CV.

Según cuentan desde la marca, el Jesko que pilotaba Niklas Lilja, usaba gasolina 98 octanos y montaba unos neumáticos Michelin Sport Cup 2, que tuvieron algunos problemas con la temperatura de 18 grados que tenía la pista.

La pista de Gotland Ring está en una isla del Mar Báltico y tiene una longitud de 7,3 kilómetros, lo que supone una de las vueltas más largas de Europa. Según Koenigsegg, el trazado del circuito sueco presenta desafíos similares a los que se pueden encontrar en Nürburgring y suele ser una pista usada por fabricantes para el desarrollo de sus coches, precisamente el objetivo original de Koenigsegg cuando acudió a la pista sueca. Es decir, el récord del circuito llegó, por así decirlo, se sorpresa.

De todas formas, se puede ver claramente en el vídeo que han publicado, como Lilja no va precisamente despacio, más bien todo lo contrario, aunque tampoco llega totalmente a los límites. Podemos aventurarnos y decir que, posiblemente, el Koenigsegg Jesko tenga capacidades para ir todavía más rápido. Y ojo, porque el Jesko superó el anterior récord en casi ocho segundos –concretamente, 7,9 segundos–. Y si parece poca cosa, el coche con el anterior récord del circuito era el Porsche 911 GT3 RS MR, un coche ya de por sí espectacularmente rápido.

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.

Ángel Arias

La historia del automóvil está llena de grandes emprendedores, de ideas arriesgadas, curiosas casualidades, irreconciliables enemistades y muchos fracasos. Es un mundo intenso y fascinante del que muchos hemos quedado cautivados. Cualquier vehículo con un motor me parece interesante, ya sean motocicletas, automóviles, camiones, aviones o barcos; es estupendo sentir la brisa del viento en la cara sobre uno de ellos. Si estáis aquí es porque compartimos afición.