El Honda S660 Neo Classic se hace realidad

El Honda S660 Neo Classic se hace realidad

El coche más "cuqui" de Honda se lanzará el 21 de septiembre


Tiempo de lectura: 3 min.

Ya conocíamos el Honda S660, ese kei-car tan coqueto que solo existe en Japón, y que Honda en el salón de Tokio de 2016 retocó para dar a luz un concepto de estilo neo-retro que se llamaba S660 Neo Classic. Pues los japoneses han dado luz verde al proyecto y venderán un kit de carrocería para que cualquiera pueda tener ese prototipo en su casa.

Los lectores más habituales ya sabrán lo que es un kei-car, pero si aún no lo sabes, te lo contamos brevemente. Se trata de una categoría de coche que fiscalmente goza de menos impuestos, pero a cambio, el vehículo debe cumplir unos requisitos: que no sea mayor de 3,4 m de largo y 1,48 m de ancho, y que su motor sea como máximo de 660 cm3 y 64 CV de potencia. Por ese motivo gozan de tan buenas ventas en las ciudades de Japón, donde el espacio es un lujo.

Como todos los fabricantes, Honda tiene una gama de kei-car en su catálogo japonés, desde compactos -bueno, todos lo son- furgonetas o deportivos. El S660 entra dentro de la última categoría, y tiene buenos mimbres para ser un superventas. Se trata de un biplaza de motor central, con propulsión trasera y techo tipo targa desmontable. Su motor de tres cilindros en línea con turbo produce el máximo admisible para esta categoría, 64 CV, y se puede elegir con cambio manual de seis marchas o un CVT con levas al volante y siete relaciones predefinidas.

Sus dimensiones entran dentro de los cánones de un kei-car, con 3.395 mm de largo, 1.475 mm de ancho, 2.285 mm de batalla y 1.180 mm de altura. Con un peso de 830 kg y un motor de 64 CV no es que tenga prestaciones de infarto, pero es suficiente para moverse con soltura por la ciudad.

Si el Honda S660 ya es “cuqui”, ahora puede serlo más, convirtiéndose en el Honda S660 Neo Classic, gracias al kit de carrocería, siendo la encarnación actual de aquel S500. El kit incluye todo lo necesario para convertirlo, salvo las puertas, que no cambian: capó, aletas, paragolpes, faros, etc. Por lo que sabemos, Honda venderá el kit en blanco, es decir, que será el cliente el que lo tenga que pintar a su gusto.

El precio de este kit es de 1.296.000 yenes, lo que al cambio actual serían unos 10.000 euros y podrás hacerte con él solamente en Japón, a partir del 21 de septiembre. A este precio hay que sumar el del Honda S660 de serie, que cuesta unos 15.400 euros al cambio. Desde luego parece un precio algo exagerado para unos paneles hechos en fibra de vidrio y sin pintar. Casi por ese precio te compras otro kei-car, pero no tendría el encanto de este Neo Classic.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.