El gobierno alemán invertirá 1.100 millones de euros en producción de baterías

El gobierno alemán invertirá 1.100 millones de euros en producción de baterías

Alemania ayuda a la industria del automóvil para liderar la revolución eléctrica


Tiempo de lectura: 3 min.

El gobierno de Alemania, por boca de su ministro de economía Peter Altmaier, acaba de confirmar lo que se venía rumoreando desde hace algún tiempo: Alemania va a invertir 1.100 millones de euros, tanto en labores de investigación sobre baterías de estado sólido, como en fábricas de baterías para automóviles eléctricos, a través de un consorcio creado a tal efecto.

¿Se pueden considerar ayudas a la industria del automóvil? Parece claro que sí, pero seguramente habrá algún legalismo que les permita hacerlo. En todo caso la intención del gobierno alemán envía un claro mensaje: los motores de combustión han muerto y hay que “ponerse las pilas” con los coches eléctricos.

La principal razón estriba en que son los países asiáticos, como Corea del Sur con LG chem y Samsung SDI, o China con CATL, los que principalmente proveen de baterías a los fabricantes de automóviles. Incluso intentan “conquistar” Europa abriendo una fábrica en Alemania, como es el caso de CATL, que ha llegado a un acuerdo con BMW para la provisión de baterías. Por ese motivo, y para mantener el liderazgo en automoción, el gobierno alemán quiere más fábricas de baterías dentro de su país, que creen los puestos de trabajo que se destruirán eliminando los motores térmicos.

El propio ministro ya ha tanteado a varios fabricantes de baterías, como VARTA, BASF o Ford-Werke GmbH para la creación de una fábrica en la región de Lausitz

Mercedes EQC 24

La idea la pretenden llevar a cabo creando diferentes consorcios entre compañías, para lo que Alemania ya está en conversaciones con otros países de la UE como Francia, Polonia y Austria. Cada consorcio debería aportar 500 millones de euros para comenzar la producción. La idea es que en 2021 comiencen a salir de las nuevas fábricas, baterías que provean a los nuevos coches eléctricos de los fabricantes alemanes y europeos, y que en 2030, el 30% de la producción de baterías provenga de la UE.

¿Es demasiado tarde? Algunas voces apuntan a que así es, pero creo que todavía se puede recuperar el terreno perdido si se apuesta por las nuevas baterías de estado sólido. Recordemos que el viento que recorre Europa con la prohibición de venta de motores térmicos, tarde o temprano llegará a Alemania. Francia, Reino Unido, y próximamente España, prohibirán la venta de vehículos con motores de combustión en 2040, tiempo más que suficiente para que la industria del automóvil se adapte a la electrificación.

¿Donde queda España? Parece que nadie la ha invitado a esta nueva “fiesta”, pero nuestros políticos deberían ser lo suficientemente diligentes como para subirse a este tren, iniciando conversaciones con los países que van a formar la alianza. Es cierto que el fin de los vehículos de combustión está lejos, y los gobiernos adoran el cortoplacismo, pero se está jugando una batalla que condicionará el futuro de miles de empleos en nuestro país. Ojalá no nos quedemos fuera del inminente negocio de las baterías, que se prevé genere 250.000 millones de euros anualmente en 2025, según Maros Sefcovic, vice-presidente de la UE y líder en temas energéticos.

COMPARTE
Sobre mí

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

3
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Rest
Invitado
Rest

España debería centrarse en fabricar a destajo gigantescos paneles solares y “cultivarlos” en los vastos secarrales que pueblan gran parte de la península. Luego ya veremos si mejor conviene negociar baterías con enooooormes países sudamericanos, asiáticos o africanos.

Quiere decirse: teniendo primeramente bien atada una incomparable obtención de energía, decidiremos a posteriori la mejor oferta.


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Francisco Jiménez

Ingeniero mecánico adicto a todo lo que queme gasolina… y por qué no decirlo, también de lo eléctrico. Mi meta es no dejar nunca de aprender la técnica que rodea a la automoción y si ya puedo transmitir lo poco que sepa, tanto mejor. Sí, soy de esos que no recuerdan muy bien los nombres de las personas pero jamás olvidan qué coche tienen.