El Ford Mustang seguirá instalando un V8 mientras sea posible

El Ford Mustang seguirá instalando un V8 mientras sea posible

Desde el seno de la marca se confirma que no abandonarán esta arquitectura en la próxima generación


Tiempo de lectura: 3 min.

A lo largo de los últimos lustros hemos asistido a la decadencia de los bloques de combustión interna de muchos cilindros y elevado cubicaje, especialmente en nuestro continente. Desde hace algunos años, estamos contemplando el ocaso definitivo de todo tipo de motores de combustión, una tendencia que también parece producirse con mayor intensidad aquí, en Europa. En un mundo de fabricantes globales, estos van poco a poco abandonando este tipo de configuraciones, provocando a su vez la desaparición de modelos históricos cuya supervivencia depende en gran medida de incorporar determinados propulsores. Es el caso de los muscle car americanos, movidos tradicionalmente por un V8, muchos de los cuales están abandonando el mercado en estos momentos.

Sin embargo, todavía hay algunos irreductibles que se mantienen firmes en su ofensiva de ocho cilindros en uve y que, además, no tienen ninguna intención de modificar su estrategia. Como sucede con el Ford Mustang, para el que se ha confirmado, desde el seno de la compañía, la supervivencia del V8 en su vano motor en próximas generaciones.

Se trata de una noticia que significa que Ford se desmarca de las estrategias implementadas por otras marcas para sus modelos equivalentes en el segmento de los muscle car. Sin ir más lejos, Dodge ya lleva tiempo despidiéndose de sus Charger y Challenger con motor a combustión, y sus futuras versiones eléctricas ya están confirmadas. Chevrolet, por su parte, ha abandonado asimismo la producción de su muscle car movido por un V8, aunque aún no ha revelado si la marca Camaro tendrá continuidad en su catálogo como automóvil de baterías.

No es la primera vez que los Camaro y los Challenger no están en el segmento. Pero nosostros sí hemos permanecido aquí de manera continuada desde 1965. No estamos preocupados por el hecho de que el segmento esté desapareciendo”, comentó el director de mercadotecnia del Ford Mustang, Jom Owens

2011 Ford Mustang GT 50 5

La marca del óvalo, aunque también ha reconocido que ha llevado a cabo pruebas dirigidas a estudiar una posible versión eléctrica de su Ford Mustang, prefiere por ahora no dar este paso. De hecho, su Ford Mustang Mach-E, criticado inicialmente por arrobarse una denominación tan vinculada con el muscle car más famoso de todos los tiempos, puede servir para que el Ford Mustang tradicional permanezca a salvo de este tipo de experimentos. Y es que el director global de Ford Performance Motorsports, Mark Rushbrook, ha confesado recientemente que descartaron seguir este camino con su histórico modelo, ya que consideran que aún existen numerosos clientes que buscan “un coche deportivo con una conducción fantástica, con un sonido igualmente fantástico y con transmisión manual”.

De este modo, Ford se compromete a continuar desarrollando su V8 Coyote, que ya va por la cuarta generación, para futuras iteraciones del modelo. Siempre y cuando las normativas anticontaminación, particularmente las implementadas en los Estados Unidos de América, les permitan seguir comercializando vehículos con este tipo de propulsores de combustión interna en su vano motor.

Esta información pone de manifiesto el compromiso de Ford con la receta que ha dado tantos éxitos a su Ford Mustang y que lo ha convertido en uno de los símbolos de la industria a nivel global. Pese a que podríamos considerarlo una decisión amparada en motivaciones de alto contenido sentimental —porque sí, nos encanta que Ford se desmarque de la competencia de este modo—, no podemos pasar por alto que la marca estadounidense se beneficiará también económicamente de convertir su Ford Mustang en un automóvil sin rival equivalente en el mercado, mientras las instituciones lo permitan.

COMPARTE
Sobre mí

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.

Ángel Arias

La historia del automóvil está llena de grandes emprendedores, de ideas arriesgadas, curiosas casualidades, irreconciliables enemistades y muchos fracasos. Es un mundo intenso y fascinante del que muchos hemos quedado cautivados. Cualquier vehículo con un motor me parece interesante, ya sean motocicletas, automóviles, camiones, aviones o barcos; es estupendo sentir la brisa del viento en la cara sobre uno de ellos. Si estáis aquí es porque compartimos afición.