El BMW M4 CSL recupera unas siglas míticas para el 50 aniversario de BMW M

El BMW M4 CSL recupera unas siglas míticas para el 50 aniversario de BMW M

Más potente y más ligero, es el BMW más rápido en Nürburgring hasta la fecha


Tiempo de lectura: 7 min.

Coupé Sport Lightweight, en español, Coupé deportivo ligero. Una designación que apareció por primera vez en 1971 con el BMW 3.0 CSL, un coche “de homologación”, que los alemanes crearon junto a Alpina, que pesaba 215 kilos menos que el BMW 3.0 CS, el modelo que tomaba como base de partida. Llegó antes que la propia BMW Motorsport GmbH y era lo más radical para calle que habían creado en la marca de Múnich.

Hubo que esperar mucho tiempo, hasta el Salón del Automóvil de Frankfurt de 2001 para poder ver de nuevo un CSL en el catálogo de BMW, pasando a producción dos años después. Era el BMW M3 CSL, un coche que marcó toda una generación siendo uno de los coches más especiales que había creado la marca, un modelo bastante radical y tras pasar por las manos de los periodistas especializados, quienes encumbraron al modelo a lo más alto, acabó siendo todo un mito y un objeto de deseo.

Los CSL dejaron paso a los GTS, que tomaban el testigo con la misma radicalidad y la misma deportividad. Fueron coches igual de racing e igual de deseados, pero ahora, con motivo de la celebración de los 50 años de BMW M GmbH, las siglas CSL vuelven al catálogo de BMW por todo lo alto, con más potencia, menos peso y un aderezo estético al juego. Le toca el turno al BMW M4 CSL, que además, trae bajo el brazo, como cabe esperar, una buena marca en el mítico trazado de Nürburgring: 7:15,677 sin contar con la larga recta final y 7:20,207 incluyendo la recta, convirtiéndose en el BMW más rápido en la pista alemana.

No obstante, aunque se trata de un coche muy espectacular y, sin duda, rápido, no es una sorpresa ni mucho menos. Si echamos la vista atrás, podemos ver que ya había rumores sobre el regreso de los CSL desde el año 2017, cuando Road & Track pudo hablar con Frank Van Meel, quien por entonces estaba al frente de BMW M (ahora vuelve a estarlo tras haber sido responsable de algunos modelos eléctricos de la marca). Van Meel afirmó a Road & Track que los CSL volverían para reemplazar a las versiones GTS.

Pierde 100 kilos respecto a un M4 Competition

Se han tomado su tiempo para recuperar las siglas CSL, salta a la vista, pero al menos, la espera ha merecido la pena. El nuevo BMW M4 CSL es, como dicen muchos, una bestia y como tal, su hábitat natural es el circuito, no en balde, la marca ha usado toda su experiencia en competición para dar vida a esta nueva variante del M4. Y como era de esperar, uno de sus apartados más destacables es el peso, pues se pierden por el camino 100 kilos. Son muchos kilos, pero como ocurre con todos los coches modernos, eso no le hace ser tan ligero como sus antepasados, pues arroja sobre la báscula 1.625 kilos (el M3 CSL pesa 1.385 kilos, por ejemplo).

Las comparaciones son odiosas, es cierto, pero en este caso, inevitables. Aún así, también es justo reconocer que los coches actuales cuentan con un equipamiento mucho más abundante (el M4 CSL mantiene el climatizador bizona, cargador inalámbrico para el teléfono, sensores de aparcamiento delante y detrás, aviso de colisión frontal o detección de cambio involuntario de carril, por poner unos ejemplos) y una construcción que les hace algo más pesados. El caso es que también son más potentes, lo que compensa, en parte, su mayor peso. Sirva de ejemplo la espectacular relación peso-potencia del nuevo BMW M4 CSL: 2,19 kilos por caballo.

bmw m4 csl (12)

Para llegar hasta esa cifra, en BMW M han recurrido a todos los trucos habidos y por haber: no hay banqueta trasera, se reduce material aislante (tanto acústico como térmico), se montan múltiples elementos de la carrocería fabricados con CFRP (Carbon Fiber Reinforced Plastic, plástico reforzado con fibra de carbono), se instalan unos nuevos asientos bucket fabricados igualmente con CFRP (son 24 kilos más ligeros que los del M4 Competition y el reposacabezas es extraíble para facilitar las carreras con casco), la línea de escape se fabrica por completo con titanio y los frenos, obviamente, son carbocerámicos.

Además, solo estará disponible con propulsión, las llantas son específicas y algunos elementos de la suspensión también son más ligeros. Se han realizado algunos cambios en la zona de la controvertida calandra para reducir el peso, al igual que ha ocurrido con los pilotos, las alfombrillas y el climatizador.

Con ADN del M4 GT3

Menos peso y más potencia, una combinación que resulta siempre ganadora. El BMW M4 CSL es 40 CV más potente que un M4 Competition y para lograrlo, han recurrido a la experiencia en competición, nuevamente. La competición no es solo para divertimento de los aficionados, no lo olvidéis, es un laboratorio donde experimentar con toda clase de soluciones y desarrollos, un trabajo que ahora se aplica al seis cilindros en línea 3.0 turbo de la marca. El mismo motor que emplea el M4 Competition, pero con algunas mejoras probadas antes en el BMW M4 GT3, entre las que destaca el aumento de presión de los turbos, que pasan de 1,7 a 2,1 bares.

bmw m4 csl (18)

Así, el motor ahora rinde 550 CV a 6.250 revoluciones (el mismo régimen que el M4 Competition entrega sus 510 CV), mientras que el par se mantiene en los mismos 650 Nm, pero ahora están disponibles durante más tiempo, de 2.750 a 5.900 revoluciones. Gracias a este aumento del poderío del motor, el BMW M4 CSL completa el sprint hasta los 100 km/h desde parado en 3,9 segundos y la velocidad máxima llega a los 307 km/h.

Dicho bloque está combinado con un cambio automático. Muchos echarán en falta un manual, pero es hora de ir olvidándose de los cambios manuales, pues tienen los días contados y no, no es por los coches eléctricos, es porque así lo piden los usuarios. Así pues, la transmisión sigue corriendo a cargo del M Steptronic de ocho relaciones.

También, como cabría esperar, hay cambios en el chasis. Por ejemplo, lleva soportes para el motor y el cambio específicos, que según la marca, aseguran una transferencia de potencia más rápida e inmediata. Hay un refuerzo justo encima del motor para reforzar la rigidez del chasis, que ha sido fabricada con aluminio fundido. La suspensión, con amortiguadores de control electrónico, tienen nuevos ajustes y bajan la carrocería 8 milímetros y los neumáticos, específicos para esta versión, tienen medidas de 275/35 ZR19 delante y 285/30 ZR20 detrás.

bmw m4 csl (30)

Incluso el control de tracción está puesto a punto de forma específica. Por ejemplo, cuenta con 10 niveles de actuación, del 1 al 5, permite realizar derrapajes controlados, mientras que lde 6 al 10, tiene en cuenta las condiciones del piso y la temperatura de los neumáticos para ofrecer el máximo agarre y la estabilidad direccional, empleando un sistema desarrollado para pilotos de turismos.

El debut oficial del nuevo BMW M4 CSL se hará con motivo del Concorso d’Eleganza Villa d’Este, del 20 al 22 de mayo y solo se van a fabricar 1.000 unidades para todo el mundo. No se ha comunicado el precio, pero barato no será y unidades, seguramente, tampoco habrá cuando se anuncie el precio. Estos coches se venden antes de anunciar los precios.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Jaime Peralta

Me llamo Jaime Peralta Sánchez y soy estudiante de Comunicación audiovisual en la Universidad Rey Juan Carlos.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba ansioso en los quioscos cuando era un guaje.