¿Cuánto pagarías por los coches de Marty McFly?

¿Cuánto pagarías por los coches de Marty McFly?

Se subastaron por 45.500 y 58.000 dólares, ¿adivinas cuánto corresponde a cada uno?


Tiempo de lectura: 3 min.

La trilogía de “Regreso al futuro” es una de esas sagas cinematográficas que todo el mundo recuerda, sobre todo si nacieron en los años 80 o antes. Tres películas cuya trama se centra en los viajes cronológicos a bordo de una máquina del tiempo que se hizo famosa rápidamente: un DeLorean DMC-12. Un coche que no fue precisamente un éxito comercial, pero que el propio “Doc”, el creador de la máquina del tiempo, eligió por su carrocería de acero cepillado desnudo dada su conductibilidad.

Regreso al Futuro no es una saga centrada en los coches, ni mucho menos, pero la máquina del tiempo tenía tanta personalidad que se volvió un protagonista más. Además, en dicha saga aparecen también otros vehículos que, por una cosa u otra, también han logrado un hueco entre los fanáticos.

Uno de ellos es un llamativo pick-up de color negro, concretamente un Toyota SR5 con el que Marty McFly, uno de los protagonistas principales, sueña con guardar en su garaje y que, finalmente, acaba logrando.

toyota sr5 4x4 (1)

Es muy curioso comprobar cómo cosas que no hemos tenido en Europa, como el mencionado Toyota SR5, se vuelven míticos e incluso objetos de deseo por el simple hecho de haber aparecido en una película. El caso del DeLorean es diferente, y el coche por sí solo ya tiene muchas cosas que contar.

Cosas como estas hacen que la subasta de dos coches, que en otra ocasión habrían pasado desapercibidos, sea algo digno de contar. La subasta ya ha finalizado y los coches se encuentra en casa de sus respectivos propietarios, procedentes del mismo garaje.

Ambas unidades tenían el mismo dueño, quien los vendió a un concesonario de Pompano Beach, en Florida, el cual los puso a la venta a través del portal Bring a Trailer (en sendos anuncios) donde se realizaron un total de 74 pujas llegando a precios nada ordinarios. El DeLorean se fue a su nuevo hogar a cambio de 45.500 dólares, alrededor de 41.737 euros. Por su parte, el Toyota SR5 acaparó mucha más atención llegando a los 58.000 dólares, 53.192 euros.

El Toyota SR5 es la versión para Estados Unidos de Toyota Hilux, que en la versión que nos ocupa, el SR5 Xtra Cab SR5 Pickup 4×4, resulta bastante llamativa dada su altura respecto al suelo, sus defensas de color negro o los proyectos adicionales con carcasa amarilla.

La unidad subastada concretamente data de 1985 y acumula cerca de 210.000 kilómetros y ha sido modificada para que luzca exactamente igual a la que aparece en la película de Regreso al Futuro, mientras que el DeLorean DMC-12, una unidad de 1981, solo ha tenido un propietario con el que ha rodado 6.920 kilómetros, estando totalmente de serie y sin modificación alguna.

Junto a estos coches, el vendedor añadió algunos objetos relacionados con la saga de cine, cosas como una réplica del carnet de conducir de Marty McFly, una cámara JVC GR-C1, un monopatín Variflex Vectra o una réplica de las deseadas zapatillas Nike Air Mags.

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022, y también escribo para Car and Driver España.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022, y también escribo para Car and Driver España.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Jaime Peralta

Me llamo Jaime Peralta Sánchez y soy estudiante de Comunicación audiovisual en la Universidad Rey Juan Carlos.