¿Cómo influyen las ventanillas en la transmisión de coronavirus en el interior de un vehículo?

¿Cómo influyen las ventanillas en la transmisión de coronavirus en el interior de un vehículo?

Un estudio estadounidense analiza cómo influye la ventilación en una mayor o menor probabilidad de transmisión por aire


Tiempo de lectura: 6 min.

No cabe la menor duda de que si algo ha transformado nuestro día a día y sigue condicionándolo aún es la COVID-19, y controlar su expansión debe ser algo prioritario para cualquier persona. Por ello, es imprescindible tomar todas las medidas preventivas posibles, en especial cuando nos encontramos en un entorno cerrado, como puede ser el interior de un coche, cuando se viaja con un desconocido o no conviviente.

Es en este último supuesto donde se ha centrado una investigación llevada a cabo por miembros de las universidades de Brown y de Massachusetts, ambas en Estados Unidos. Los científicos han tratado de averiguar cómo se transmite una enfermedad altamente infecciosa como podría ser la COVID-19 dentro de un turismo. Esto se produce principalmente debido a los aerosoles, pequeñas partículas suspendidas en el aire que pueden contener carga vírica y podrían contagiar a una persona de esa enfermedad.

Para que el experimento fuera válido, se fijaron algunas de las variables que entran en juego. Se tomó como referencia para el diseño exterior del coche el del Toyota Prius. El vehículo mantenía una velocidad de 80 km/h, y el aire acondicionado siempre estuvo a la misma potencia, para que el flujo de aire fuera constante. Se estableció que habría dos ocupantes en el turismo, el conductor y un pasajero situado lo más alejado posible del primero, es decir, en el asiento trasero derecho. Típica configuración en un taxi o un VTC.

estudio coronavirus universidad Brown Massachussetts 2

Distribución de presión aerodinámica a 80 km/h

La disposición de conductor y pasajero en la diagonal (trasera derecha) se supone la más segura al aumentar la distancia lineal entre ambos y es la recomendada por las autoridades sanitarias

Lo que cambiaba era principalmente el número de ventanillas abiertas y su posición, buscando así cuál era la configuración ideal para que la menor cantidad de virus (carga viral) llegara de una persona a otra. Algunos de los resultados que extraen los investigadores de este estudio no dejan de ser evidentes, como que la mejor configuración de las ventanillas para evitar contagios es tenerlas todas abiertas (Caso 6), y lo opuesto, es decir, que estén todas cerradas (Caso 1), es la que más favorece la infección.

estudio coronavirus universidad Brown Massachussetts 1

Esquema de colocación de ocupantes en el coche

Seis diferentes escenarios de apertura de ventanillas

  1. Ventanillas cerradas (todas)
  2. Ventanillas abiertas anexas
  3. Ventanillas abiertas opuestas
  4. Ventanillas abiertas, salvo del conductor
  5. Ventanillas abiertas, salvo del pasajero
  6. Ventanillas abiertas (todas)

Transmisión del pasajero al conductor, y viceversa

Sin embargo, incluso aquí es interesante conocer que no funciona igual en la transmisión del pasajero al conductor que del conductor al pasajero. Cuando todas las ventanillas están cerradas (Caso 1), el aire acondicionado genera un flujo de aire que va de la parte delantera del coche hacia atrás, lo que hace que sea más probable que el conductor contagiara al pasajero que al revés. Todo lo contrario que cuando las cuatro ventanillas están bajadas (Caso 6), donde se crea el efecto inverso, y el aire va de atrás hacia delante, favoreciendo las posibilidades de infección del conductor.

También llama la atención el hecho de que la idea más intuitiva que podemos tener que no implique pasar muchísimo frío, como es abrir las ventanillas más cercanas a cada persona (Caso 2), no rebaja demasiado la transmisión de estos aerosoles. Bajar las ventanillas opuestas a cada persona (Caso 3) es una opción más segura, en especial para el pasajero, para tratar de evitar un posible contagio por coronavirus.

Este estudio no deja de ser algo básico, ya que hay muchos otros factores que influyen en esta transmisión aérea y que aquí se han mantenido sin variaciones, como la velocidad del coche, la potencia del ventilador o la posición del piloto y del pasajero. Tampoco se han analizado otros tipos de vehículos como son los camiones, furgonetas o coches con techo solar, que casi con total seguridad presenten otros flujos de aire distintos.

Entonces, ¿cuál es la configuración más segura?

Los investigadores aseguran que esta investigación es aplicable tanto a coches con el volante en el otro lado como a casi todos los vehículos de pasajeros con cuatro ventanillas. Además, toda información que pueda ayudarnos a conocer mejor cómo se propaga este virus y muchos otros siempre es importante, en especial cuando se recomienda algo que va en contra de nuestro sentido común, como es abrir las ventanillas más alejadas a nosotros para ayudar a suprimir la transmisión por aire.

Una vez que queda claro que la renovación de aire más confortable, con mínima posibilidad de transmisión, es abriendo las ventanillas opuestas a ambos ocupantes, hay que recordar que también influye el tipo de mascarilla. Si ambos ocupantes utilizan una mascarilla de protección FFP2 o FFP3, los dos están protegidos ante aerosoles y gotículas respiratorias, se puede circular con las ventanillas cerradas. Contribuye a una menor difusión de gotículas y aerosoles no hablar, y si se habla, en voz baja; en el extremo opuesto está cantar o gritar.

Si la mascarilla es de un nivel inferior, como las higiénicas y las quirúrgicas, desechables o no, la protección contra aerosoles no está garantizada en modo alguno. Por lo tanto, lo más seguro y conveniente es, aparte de usar mascarilla (FFP2 a ser posible), abrir las ventanillas opuestas. En el caso de conductores que tienen que llevar frecuentemente a desconocidos, como taxistas o chóferes de VTC, hay que aplicar el sentido común, cada vez que se ha bajado un pasajero hay que circular con todas las ventanillas bajadas temporalmente, ya que la renovación de aire será máxima.

En cuanto a la posibilidad de que el coronavirus entre por los conductos de ventilación desde el exterior, es residual, tal y como vimos en un artículo anterior.

Fuente: V. Mathai, A. Das, J.A. Bailey y K. Breuer, 2020. Airflows inside passenger cars and implications for airborne disease transmission. Science Direct (online). DOI: 10.1126/sciadv.abe0166

COMPARTE
Sobre mí

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba', algo digno de que me cortaran los dedos. Pero hoy me gano un sueldo como redactor, ¡las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores la charla sería de órdago y si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

Javier J. Navarro

Javier es más conocido por hablar de finanzas y economía, pero ha estado obsesionado con los coches desde que sabía pronunciar los nombres de los modelos.

Elena Lebrón

Soy Elena Lebrón, una joven periodista que desde los 16 años bucea entre grasa y aceite. A los 20, tuve un grave accidente de moto y entendí que faltaban mujeres que hablaran de velocidad y seguridad, y sobre todo mujeres que aportaran información útil y diferente sobre el motor. El motor siempre ha sido una cosa de hombres y las mujeres también tenemos mucho que decir así que toca gritar bien alto : ¡Gas amigas!