Bureko 6×6: una Chevrolet Silverado con muchos esteroides

Bureko 6×6: una Chevrolet Silverado con muchos esteroides

Con tracción a seis ejes y más de 1.000 CV


Tiempo de lectura: 3 min.

Si hay un vehículo de nicho que ha despertado en los últimos años, son los todoterrenos/pick-up de tres ejes y seis ruedas. Desde la República Checa, con reminiscencias estadounidenses, llega el Bureko 6×6. Parte de la base de la exitosa –al otro lado del charco– Chevrolet Silverado LTZ Z71, y no solo recibe un eje adicional, sino que ha sido bañado en esteroides al completo.

Conducir un vehículo de seis ruedas con cierta soltura requiere de un motor a la altura de la circunstancias, algo que en el caso del Bureko 6×6 se resuelve fácilmente con el propulsor V8 de 6,2 litros de General Motors. Recién salido de fábrica, el bloque produce 425 CV y 623 Nm de par motor. Pero el preparador checo ha adoptado un nuevo compresor volumétrico que aumenta la potencia en varios centenares de caballos más. Incluso, aumentando la cilindrada hasta los 6.8 litros, la compañía afirma que es capaz de extraerle más de 1.000 CV de potencia.

Los clientes del Bureko 6×6 podrán optar por cifras más modestas, como 608 CV, 660 CV, 710 CV o 811 CV. Aunque el grupo propulsor no es la única opción tampoco. Los futuros compradores pueden especificar si desean una cabina doble o simple. En su configuración más grande, digna de un Hummer H1, mide 6,2 metros de longitud y 2,15 metros de altura. Eso son casi 30 centímetros más que el ya de por sí mastodóntico Mercedes-AMG G63 6X6, germen de esta nueva tendencia.

Al ser un coche de fabricación prácticamente artesanal, los interesados podrán pedirlo a medida y a su completo gusto, dentro de las posibilidades disponibles

Los paneles de la carrocería han sido diseñados a posteriori para este gigante, que cuenta con un amplio abanico de colores y combinaciones que lo hacen bastante más agresivo que el modelo del que parte. Los pasos de rueda han sido ensanchados para incluir un nuevo juego de ruedas y una suspensión neumática. Si te preguntas por el tamaño de sus “rodillos”, calza unos neumáticos todoterreno 35/12,5 R20. La transmisión automática de ocho velocidades –reforzada– transmite la fuerza del motor a las seis ruedas.

En el interior, lo mismo que podríamos encontrar en un Silverado LTZ. Dispone de todo el equipamiento de este último (climatizador, asientos calefactados, cámara trasera, etc.), con múltiples opciones para la tapicería de cuero (liso o perforado, negro, gris o beige). De forma opcional, puede equipar un completo paquete de tecnologías de asistencia a la conducción, como sistema de mantenimiento de carril, frenada automática de emergencia, alerta por colisión frontal o asistente de estacionamiento, entre otros.

La marca no ofrece ningún detalle acerca de su precio. Seguramente oscile sensiblemente según el equipamiento escogido, y Bureko dice que cualquier actualización o personalización respecto a los distintos accesorios del vehículo, se pueden montar a petición del cliente.

Galería de fotos

 

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

1
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Rest
Invitado
Rest

Pasan fotogramas y fotogramas y lo único a despachar son caminetes, carretera y calles. Jo, vaya estrechez tan insultante.


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba', algo digno de que me cortaran los dedos. Pero hoy me gano un sueldo como redactor, ¡las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores la charla sería de órdago y si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

Javier J. Navarro

Javier es más conocido por hablar de finanzas y economía, pero ha estado obsesionado con los coches desde que sabía pronunciar los nombres de los modelos.

Elena Lebrón

Soy Elena Lebrón, una joven periodista que desde los 16 años bucea entre grasa y aceite. A los 20, tuve un grave accidente de moto y entendí que faltaban mujeres que hablarán de velocidad y seguridad y sobre todo mujeres que aportarán información útil y diferente sobre el motor. El motor siempre ha sido una cosa de hombres y las mujeres también tenemos mucho que decir así que toca gritar bien alto : ¡Gas amigas!