Menu

Brabus B35 y B35 S, más potencia para el Mercedes-AMG A35

No llegan a las cifras del Mercedes-AMG A45, pero tampoco se puede decir que sean lentos

Brabus B35 y B35 S, más potencia para el Mercedes-AMG A35

El nuevo Mercedes-AMG A35 pasa, como ya hizo algún hermano de gama, por las manos de uno de los especialistas más bestias: Brabus. Bajo el nombre de B35 S, el más pequeño de los AMG se vuelve menos amigable y gana tanto en potencia como en comportamiento deportivo. Se presentará en el próximo Salón de Frankfurt y anuncia dos niveles de potencia: 350 y 365 CV.

Brabus es uno de los mayores especialistas en Mercedes y sus creaciones suelen ser potentes, muy potentes. La contención no entra dentro del vocabulario de esta empresa y ni siquiera el Mercedes Clase A se libra. No llegan a los salvajes 421 CV del A45, pero no se queda corto en ninguna de sus dos versiones. No se mencionan todos los cambios efectuados para lograr el aumento de potencia, pero con el nivel PowerXtra se realiza una reprogramación de la centralita en el Brabus B 35, consiguiendo 350 CV y 460 Nm de par. Con el kit de potenciación denominado PowerXtra+, el Brabus B35 S alcanza los 365 CV y 486 Nm de par.

La carrocería también recibe un tratamiento especial, compartido por ambas versiones. Todas las piezas han sido diseñadas para ofrecer un buen comportamiento aerodinámico. En el frontal se añade un elemento compuesto por dos piezas, acompañado de un alerón sobre el techo de formas diferentes a las de serie. Las llantas son de aleación de 19 pulgadas Brabus Monoblock T acabadas en negro brillante y calzadas con gomas Pirelli P Zero 235/35 ZR.

Brabus B35 2

El Brabus B35 S consigue acelerar de 0 a 100 km/h en tan solo 4,4 segundos, con 250 km/h de velocidad máxima limitada

El habitáculo también recibe atenciones de los responsables de diseño, siempre aderezado con materiales de primer nivel. Por ejemplo, el pedalier es nuevo, las alfombrillas son de terciopelo y se montan unas placas retroiluminadas en los umbrales de las puertas con el logo de Brabus.

A través del paragolpes trasero asoman los terminales de un nuevo sistema de escape realizado con acero inoxidable, con gestión de sonido integrada que se puede montar también en los escapes de serie.

Como viene siendo costumbre, las fotos oficiales del preparador dejan ver un coche totalmente negro, que aumenta la agresividad del modelo sin importar el ángulo desde el que se mire. Incluso los anagramas del modelo y la versión se han pintado en color negro.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

1
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Rest
Piloto
Rest

De por sí es chonordinario en condiciones normales….y han ido a por todas, veo.


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir.

Miguel A. Ager

Enfermo crónico del motor desde que era pequeño y lector compulsivo de cualquier texto que hable del automóvil. Se rumorea que la primera palabra que aprendió fue "coche".

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.