Bentley Continental GT Mulliner Convertible: la verdadera expresión del lujo

Bentley Continental GT Mulliner Convertible: la verdadera expresión del lujo

No es un gran turismo premium, es la obsesión por el detalle


Tiempo de lectura: 3 min.

Si hace unos días Bentley nos sorprendía con el Mulliner Bacalar, hoy vuelve con otro modelo firmado por la división especial de la casa. Cierto es que no resulta tan impresionante como este último, pero también es una realidad que, de recibir uno como regalo, no le haría demasiados ascos. Veamos que nos trae el Bentley Continental GT Mulliner Convertible.

Para empezar, está disponible tanto con motor V8 como W12, así que podrás elegir por ir al lado “low cost” (muchas comillas) o tirar la casa por la ventana y apostar por la increíble mecánica de 12 cilindros. Pero en sí, la parte mecánica no es lo que más destaca en esta nueva versión del enorme coupé anglo-germano. El nuevo Continental GT Mulliner Convertible ha sido creado para atraer a aquellos clientes que desean un enfoque aún mayor en cada uno de los detalles.

Las características exclusivas del departamento de personalización de la marca incluyen una nueva parrilla frontal de doble diamante. Esta se complementa con las aberturas laterales a medida que contienden el tema único de plata sobre diamante negro. También encontramos faros inspirados en el cristal tallado y unas nuevas llantas “de diseño técnico contemporáneo” de 22 pulgadas, con insignias flotantes y autoniveladas que permanecen quietas mientras la rueda gira.

Bentley Continental GT Mulliner Convertible 2

Se necesitan casi 400.000 puntadas para forrar el Bentley Continental GT Mulliner Convertibe. Cada diamante del bordado contiene exactamente 712 puntadas cada una de ellas alineada con precisión para apuntar al centro

En el interior, Mulliner se ha encargado de hacer que todo parezca (y sea) hecho a medida y totalmente a mano, con hasta ocho combinaciones. La artesanía y las opciones posicionan al nuevo convertible Bentley Continental GT Mulliner Convertible en la cúspide de la familia de la gama. El nuevo diseño Double Diamond se ha confeccionado para incluir costuras en contraste en dos tonos complementarios para acentuar el hilo. El proceso de bordado tarda unos 18 meses.

Tampoco falta una iluminación ambiental que comprende siete temas diferentes, realzada por las placas iluminadas de Mulliner y las lámparas LED de bienvenida que proyectan las famosas alas de la firma sobre el suelo desde los espejos de las puertas. Por último, los clientes del nuevo modelo recibirán una llave de cuero en una bonita caja de presentación artesanal que coincide con la configuración interior tricolor del coche. Pobres aquellos que solo quieran un Continental GT estándar…

Bentley Continental GT Mulliner Convertible 5

Y volviendo a la parte con espíritu RACER, con el bloque W12 de 6 litros biturbo, el Bentley Continental GT Mulliner Convertible acelera de 0 a 100 km/h en 3,8 segundos y es capaz de alcanzar una velocidad máxima de 333 km/h. Con el V8 de 4 litros (también biturbo) cumple los mismos registros en 4,1 segundos y 318 km/h, respectivamente. Con este último pasarás menos por la gasolinera, pero con este buque asfáltico, ¿a quién le importa eso realmente?

Disponible en la gama de pintura Mulliner de Bentley ampliada de 61 colores, los clientes que deseen especificar su Continental GT Mulliner Convertible en un tono a medida pueden encargar a los especialistas de la empresa la combinación que más les salga del badajo. Desde su sede en Crewe, Reino Unido, podrán cumplir los deseos de cualquiera que tenga una cuenta corriente lo suficientemente elevada, pues con dinero, el término “imposible” es más difícil de encajar.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.