Menu

Audi e-tron 2020: ahora más eficiente con 436 kilómetros de autonomía

Incrementa en 25 kilómetros su autonomía y estrena paquete S Line

Audi e-tron 2020: ahora más eficiente con 436 kilómetros de autonomía

En muchas ocasiones, no es necesario una gran actualización para mejorar un producto. A veces, con algunas sencillas actualizaciones, es suficiente para mejorar el atractivo. Y eso es lo que han hecho en Ingolstadt con el Audi e-tron 2020. Coincidiendo con la presentación del modelo Sportback, la casa germana ha mejorado la eficiencia de su primer modelo eléctrico y ha añadido un paquete S Line.

El nuevo Audi e-tron 55 quattro podrá recorrer hasta 436 kilómetros con una carga (WLTP), lo que supone 25 kilómetros adicionales respecto al modelo hasta ahora en venta. Gracias a un nuevo juego de frenos, los ingenieros de la marca han logrado mayores reducciones en el par residual de frenada, es decir, las pérdidas de energía que se producen como resultado de la proximidad de las pinzas a los discos.

El sistema de recuperación de energía contribuye a incrementar la autonomía hasta en un 30 %, pudiendo actuar de dos maneras: en retenciones cuando el conductor levanta el pie del acelerador, o por medio de las frenadas, cuando se pisa el pedal. En ambos casos, los motores eléctricos funcionan como generadores y convierten la energía cinética en eléctrica. Si las deceleraciones llegan a los 0,3 g, la batería es recargada por los motores eléctricos.

Audi e tron 2020 (3)

Frenando desde 100 km/h, el Audi e-tron 2020 puede recuperar hasta 300 Nm y 220 kW, lo que corresponde a más del 70 % del uso operativo de energía

El sistema de transmisión también es más eficiente. En conducción normal, es el motor del eje trasero quien se encarga de la propulsión. Ahora, y gracias a ciertas optimizaciones, el motor eléctrico delantero está desacoplado y sólo entra en acción cuando se solicita más potencia. También se consigue mejorar aún más el confort de marcha, apropiado para un eléctrico. La batería tiene una capacidad total de 95 kWh, y ofreciendo una capacidad neta de 86,5 kWh.

También se han realizado mejoras en la refrigeración. El sistema de gestión térmica, que incluye cuatro circuitos separados, ha sido revisado y ahora regula de manera más eficiente la temperatura de los componentes de alto voltaje. Los volúmenes de flujo del sistema se han reducido, lo que supone que la bomba emplea menos energía al mismo tiempo que garantiza una recarga rápida, un largo ciclo de vida de la batería y un rendimiento constante.

Audi e tron 2020 (1)

Además, la bomba de calor de serie canaliza la energía térmica residual de la batería para mantener cálido el habitáculo. Dependiendo de la temperatura exterior, con un uso normal, puede ampliar hasta en un 10 % la autonomía del coche. A nivel prestacional, el tren motriz es capaz de desarrollar los mismos 355 CV (265 kW) de potencia. Es decir, que puede cubrir el 0 a 100 km/h en 5,7 segundos y alcanzar los 200 km/h a pesar de sus 2.565 kilos de masa.

Sin embargo, para aquellos que no necesiten tanto, Audi también tiene disponible una versión posicionada por debajo, el 50 e-tron. Al igual que en la vertiente Sportback, ofrece 230 kW de y un par motor de 540 Nm, consiguiendo acelerar de 0 a 100 km/h en 6,8 segundos y lograr una velocidad máxima de 190 km/h. El sistema pesa, aproximadamente, 120 kg menos que el de la versión más potente, mejorando tanto la eficiencia como su manejo dinámico.

La batería suministra una capacidad total de 71 kWh (capacidad neta de 64,7 kWh). De esta forma, el Audi e-tron 50 puede cubrir hasta 336 kilómetros con una carga completa, según el ciclo de homologación WLTP. Por otro lado, la carrocería más aerodinámica consigue 347 km de autonomía. La casa germana no se ha manifestado acerca de cuánto pedirán por este modelo, pero será significativamente menos de los 82.500 euros con los que parte actualmente.

Interior

El paquete exterior S Line busca enfatizar en cierta medida el ADN deportivo del Audi e-tron 2020. Este incluye llantas de aleación de 20 pulgadas y suspensión neumática. El paragolpes, con un contorno más pronunciado, está flanqueado por pseudoentradas de aire de mayor tamaño que se prolongan bajo los faros. El spoiler sobre la puerta del maletero de serie, y un llamativo difusor en la sección inferior contribuye a mejorar la aerodinámica en ambas carrocerías.

En contraste con el modelo básico, las aplicaciones en el exterior de este kit van pintadas en el color de la carrocería, lo que incluye los embellecedores de los pasos de rueda, los umbrales de las puertas, los paragolpes y los retrovisores exteriores. La edición “Black line” acentúa también la zona de la parrilla Singleframe, las ventanillas y el paragolpes, con las carcasas de los retrovisores pintadas en negro. Por supuesto, no faltan los logotipos “S Line”.

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir.

Miguel A. Ager

Enfermo crónico del motor desde que era pequeño y lector compulsivo de cualquier texto que hable del automóvil. Se rumorea que la primera palabra que aprendió fue "coche".

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.