Menu

Nuevo Audi A1 citycarver, un sucedáneo del Q1

Parece que la marca no lanzará (de momento) nada por debajo del Q2

Nuevo Audi A1 citycarver, un sucedáneo del Q1

La marca de los cuatro aros acaba de lanzar una versión elevada del A1 Sportback. Se trata del Audi A1 citycarver, y por su aspecto, podríamos decir que se trata casi de un Q1. Parece un movimiento dedicado a cubrir el segmento SUV por debajo del Q2, sin tener que dedicar recursos al lanzamiento de un Q1, que, de momento, no entra en los planes de Audi.

Motor y chasis

El Audi A1 citycarver llega con dos motorizaciones de tres cilindros de gasolina, a la que más adelante se unirá una de cuatro cilindros, contando todos los modelos con turbocompresor, inyección directa y filtro de partículas.

Al inicio de su comercialización podremos elegir el Audi A1 citycarver 25 TFSI, que monta el tricilíndrico de 999 cm3 y 95 CV con 175 Nm de par o el Audi A1 citycarver 30 TFSI, con el mismo bloque, pero con 116 CV de potencia y 200 Nm de par. Más adelante, el cliente podrá elegir el Audi A1 citycarver 35 TFSI, con cuatro cilindros -con el segundo y tercer cilindro desconectables en baja carga- y 1.498 cm3 que rinde 150 CV y 250 Nm de par.

El A1 citycarver 25 TFSI cuenta con una transmisión manual de cinco velocidades, mientras que en el 30 TFSI y 35 TFSI la caja de cambios manual es de seis velocidades o, en opción, la S tronic de siete velocidades. En todos los casos la tracción es delantera

Audi A1 citycarver 13

Las prestaciones del 25 TFSI son modestas, con una aceleración de 0 a 100 km/h en 11,2 segundos y una velocidad máxima de 187 km/h. El 30 TFSI mejora en 1,3 segundos la aceleración y añade 11 km/h a la velocidad punta; mientras el Audi A1 citycarver 35 TFSI consigue alcanzar los 100 km/h desde parado en 7,7 segundos y llegar a una máxima de 222 km/h.

En cuanto a la suspensión, se ha modificado la del Audi A1 Sportback del que parte -1.409 mm de altura-, para elevarla 35 mm, lo que sumado a sus ruedas de mayor perfil, consiguen elevar la carrocería del Audi A1 citycarver 50 mm respecto al modelo del que parte -1.459 mm-.

Sus dimensiones son muy contenidas, con 4.046 mm de largo, 1.756 mm de ancho, 1.459 de alto y 2.566 mm de batalla. La altura libre al suelo del Audi A1 citycarver es de 144 mm, 41 mm más que el Audi A1 Sportback. Esto hace que tenga un aspecto elevado, muy similar a lo que podría ser una interpretación del Audi Q1 que aún no existe. El maletero ofrece una capacidad de 355 litros, 1.090 litros si se abaten los asientos.

Audi A1 citycarver 41

Diseño y equipamiento

Audi ha querido diferenciar este modelo del Sportback con ligeros detalles. Dos características aberturas sobre la parrilla lo diferencian del A1 Sportback, mientras las protecciones inferiores acabadas en símil acero inoxidable intentan transmitir robustez. Los pasos de rueda y las estribos laterales han sido rediseñados, así  como el paragolpes trasero.

En el interior encontramos la calidad habitual de Audi, con un habitáculo bien rematado y con gran aspecto tecnológico. El cuadro de mandos es digital, con una pantalla de 10,25 pulgadas, mientras que en el sistema multimedia podemos encontrar dos tamaños, en función de las opciones elegidas: una de 8,8 o bien otra de 10,1 pulgadas.

En el exterior, podemos elegir entre nueve colores y, en opción, puede solicitarse el techo en color negro Mythos metalizado o en gris Manhattan metalizado. Al igual que en el interior del Audi A1 Sportback, los niveles de acabado son básico, design selection o S line

Este modelo ya se comercializa en España con un precio de partida de 24.230 euros, pudiendo elegir la edición especial de lanzamiento «edition one», que se caracteriza exteriormente por su color de carrocería gris Flecha o naranja Pulso, por las llantas de 18 pulgadas y los faros delanteros y traseros más oscuros, con acabado interior S line.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir.

Miguel A. Ager

Enfermo crónico del motor desde que era pequeño y lector compulsivo de cualquier texto que hable del automóvil. Se rumorea que la primera palabra que aprendió fue "coche".

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.