Menu

Este es el Honda N600 que querrías tener en tu garaje

Con un alegre motor de moto que envía su fuerza al eje trasero

Este es el Honda N600 que querrías tener en tu garaje

Aun pudiendo estar apesadumbrado ante el futuro de la industria automotriz, todavía quedan auténticos entusiastas con espíritu RACER que traen al mundo maravillas como este Honda N600 de 1972. A tenor de lo que pueda parecer, este pequeño y clásico urbanita japonés es una auténtica maravilla: bajo su capó se esconde un corazón de moto que empuja el eje posterior.

La serie Honda Super Tuner Legends se estableció para celebrar y reconocer los esfuerzos de los entusiastas de Honda y sus vehículos personalizados. El evento está en su primer año y se ha estado ejecutando como una extensión del popular Hot Wheels Legends Tour, que comenzó en El Segundo (California) en mayo. Después de hacer parada en Seattle y Denver, la gira regresó a California en octubre para coronar al ganador de la serie, este Honda N600 de 1972.

Hay dos tipos de propietarios de clásicos: aquellos que se encargan de mantenerlo en las condiciones originales y otros que hacen monstruos de Frankenstein. Stephen Mines pertenece al último grupo. Los reavivamientos de los vehículos más longevos con cosas como los intercambios de motor y de suspensión, y un pequeño rediseño estético tanto dentro como por fuera, sugieren que la máquina de Williams es una herejía para los más puristas. Bendita herejía.

1972 Honda N600 SEMA Show 2019 (5)

El N600 fue el primer coche de Honda vendido en Estados Unidos y ayudó a establecer a la compañía como fabricante de vehículos fiables desde 1969

“Conducir ese coche era como estar en una carrera en la que nadie más sabía que estaba”, dijo Mines. El motor fue tomado prestado de su propia moto, un Honda VFR 800, cuya base es un bloque de cuatro cilindros en uve con una relación de compresión de 11,8:1, y que de alguna manera cabe dentro del vano del N600. “Adoraba esa motocicleta”, explica Mines. “Y todavía siento un poco de culpa por haberla desarmado”.

El V4 de la VFR 800, de 782 cm3, es capaz de entregar 109 CV y 82 Nm para lanzar esta pelotilla por encima de los 200 km/h, y todavía está asociado a la transmisión secuencial original de cinco velocidades, lo que significa que hay un embrague accionado por el pie. Como contrapartida, no hay marcha atrás. Sin duda, la mejora es muy significativa, sobre todo teniendo en cuenta que la mecánica original de dos cilindros y 599 cm3 apenas entregaba 46 CV y 54 Nm a 7.000 RPM.

1972 Honda N600 SEMA Show 2019 (9)

Con una línea roja situada ahora a 12.000 RPM, propulsión trasera y un peso en vacío de apenas 550 kilos, este pequeño Honda debe ser el compañero ideal para volar por una carretera de montaña sinuosa. Otras modificaciones al pequeño N600 incluyen la suspensión y el sistema de frenos de un Mazda MX-5 y los parachoques delantero y trasero (modificados) de un Chevrolet Camaro de primera generación (1967-1969).

Las ruedas Minilite que se esconden bajo las aletas ensanchadas recuerdan otro ícono de los años 60, el Mini Cooper. En el habitáculo, este Honda N600 sigue el mismo ejemplo minimalista con el que fue concebido, pero con nuevos componentes. Si crees que los asientos parecen pertenecer a un buggy, es porque Mines los cogió de un Polaris RZR. El cuadro de instrumentos se ha trasladado tal cual de la moto, y el volante cuenta con levas personalizadas.

Mines pasó cinco años preparando este coche y estaba previsiblemente entusiasmado por haber ganado. “Cuando llegué al Hot Wheels Legends Tour, quedé realmente impresionado por la cantidad de trabajo de los otros preparadores de Honda. Estoy emocionado y humillado de que mi N600 no solo se destacó, sino que fue seleccionado como el ganador de la primera serie de Honda Super Tuner Legends”. Ahora Honda lo mostrará en el SEMA Show 2019.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir.

Miguel A. Ager

Enfermo crónico del motor desde que era pequeño y lector compulsivo de cualquier texto que hable del automóvil. Se rumorea que la primera palabra que aprendió fue "coche".

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.