“Reverence”, el Dodge Charger de 1969 con entrañas de Challenger SRT Hellcat

“Reverence”, el Dodge Charger de 1969 con entrañas de Challenger SRT Hellcat

Un restomod que aúna lo mejor de ambos coches


Tiempo de lectura: 3 min.

Este Dodge Charger de 1969 con las entrañas de un Challenger SRT Hellcat de 2016 es conocido como “Reverence”. El restomod es obra de Cleveland Power and Performance y se presentó por primera vez en el SEMA Show en 2018. Como podrás adivinar, se creó injertando la carrocería de un Charger clásico en la estructura de un Challenger SRT Hellcat moderno, lo que derivó en esta deliciosa combinación que saldrá a subasta el próximo mes y podría venderse por 500.000 dólares, algo más de 400.000 euros.

Las diferencias, en realidad, son más de lo que parecen. Del “viejo” Charger, a decir verdad, sólo queda el cuerpo. Y, además, ampliamente modificado, ya que cuenta con un capó equipado con una toma de aire, un nuevo parachoques que se asemeja al de su descendiente directo actual, faros LED y una pintura “Strangler Green” que, en los años 60, obviamente no estaba disponible en la paleta de colores. Hasta ahora, en general, nada sorprendente: Estados Unidos está repleto de viejos muscle cars “modernizados”.

Porque el cambio más invasivo del “Reverence” lo encontramos en el chasis, que fue tomado de un Challenger SRT Hellcat 2016. O tal vez sea al revés, pero el resultado no cambia: la fusión de lo antiguo y nuevo ha dado lugar a un híbrido por el que algunos, literalmente, podrían volverse locos. Como el restomod se basa en un Challenger, el interior presenta muchos de los mismos componentes, como los asientos con calefacción y ventilación, la navegación y el salpicadero. Otras actualizaciones incluyen una suspensión de tipo coilover KW Variant, una jaula antivuelco diseñada a medida y ruedas CW SP551.

1969 Dodge Charger 2016 Challenger SRT Hellcat Restomod (22)

Gracias una suspensión ajustable en las cuatro esquinas y una configuración independiente en la zaga, este Dodge Charger con alma de Challenger SRT Hellcat será mejor en conducción deportiva que cualquiera de ambos

Más allá de los trabajos de chapa y pintura, bajo el capó se aloja el motor V8 sobrealimentado por compresor de 6,2 litros del Challenger SRT Hellcat. Eso significa que el eje trasero debería de recibir 717 CV y 881 Nm. Sin embargo, gracias a una serie de modificaciones, como las nuevas culatas y un sistema de escape a medida, ahora produce 890 CV y un par motor desconocido, más que el SRT Demon. Junto al bloque se asocia una transmisión automática ZF 8HP90 de ocho relaciones con un diferencial de relación de 3.09.

Mecum Auctions prevé vender este Dodge Charger en particular a un precio que oscila entre los 480.000 y los 500.000 dólares (entre 392.000 y 410.000 euros, aprox.) en la próxima subasta de Kissimmee, Florida (EE. UU.) que se celebrará del 7 al 16 de enero. Desde que se completó, este coche ha aparecido en diversas publicaciones, incluida la revista Hot Rod y los calendarios PPG y Snap-On 2020. Esta es sin duda una oportunidad de hacerse con un coupé único, que si bien puede no ser del gusto de todos, es innegable el gran trabajo que hay detrás.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez