¿Cómo es un Chevrolet Corvette de 3 millones?

¿Cómo es un Chevrolet Corvette de 3 millones?

Fácilmente, el "Santo Grial" de los Corvette


Tiempo de lectura: 4 min.

Si bien General Motors (GM) ha construido más de 1,75 millones del Corvette desde 1953, no todos son iguales. Este Chevrolet Corvette Stingray Convertible de 1969 ofrecido para la próxima subasta de RM Sotheby’s en Phoenix, Arizona, es diferente a cualquier otro. Esto es porque este biplaza descapotable con carrocería de fibra de vidrio viene con el asombroso motor V8 de 427 pulgadas cúbicas (7.0 litros), conocido con el apodo ZL-1.

GM solo dispuso al público de dos Corvette con este bloque de aluminio listo para competir, siendo este el único ZL-1 con techo de lona. Eso se traduce en rareza, razón por la que se espera que se venda por entre 2,6 y 3 millones de dólares, cifra similar en euros al tipo de cambio actual. Sí, 1969 fue un año especial para el Corvette (C3), pero incluso los más acérrimos entusiastas no conocen este modelo. Sin embargo, gracias a la opción de fábrica “RPO ZL-1”, te hacías con una versión legal del motor que Chevrolet empleaba en la CanAm.

RM Sotheby’s declara que el motor ZL-1 es una variante más ligera y refinada del bloque L88 de hierro de Chevrolet. Las diferencias radicaban en el uso de pistones forjados, bielas más fuertes, un cigüeñal modificado y un árbol de levas de mayor elevación. Aunque en primera instancia se diseñó como un experimento de homologación de la FIA y la NHRA, en realidad nunca tuvo la intención de venderse al público. Esto se reflejaba en el precio de la opción, pues costaba 4.718 dólares de la época (más del doble del precio del coche).

1969 Chevrolet Corvette ZL1 Convertible (3)

GM declaraba una potencia nominal de 430 CV, pero era una mentira descarada. Pruebas posteriores demostraron que el bloque ZL-1 entregaba más de 560 CV

Los 567 CV resultantes se gestionan a través de una caja de cambios automática M40 y van directamente a las ruedas traseras. Sin embargo, este no es solo un Corvette normal con un tren motriz de altas prestaciones. Los frenos y la suspensión también fueron mejorados. Y a pesar de contar con un precio tan elevado, no es que tuviese muchos lujos. El Corvette ZL-1 también fue despojado de comodidades como la radio, la calefacción, el aire acondicionado, las ventanillas eléctricas o la dirección asistida. Era un vehículo para competir.

De acuerdo con la subasta, este modelo en particular es el primer Corvette con motor ZL-1 en opción, y John W. Maher de Leechberg, Pensilvania, lo ordenó originalmente en West Penn Garage de Harold Breman en diciembre de 1968. Su interés arrancó después de que su amigo, Don Yenko (sí, el que crees que es), encendiese el motor. El coche se terminó en un tono Monaco Orange para rendir homenaje a su amigo, Grady Davis, vicepresidente sénior de Gulf Research, quien lo ayudó a obtener dicho coche desde fábrica.

1969 Chevrolet Corvette ZL1 Convertible (31)

La revista estadounidense Road & Track registró una carrera de 0 a 60 mph (0-96 km/h) en 4,0 segundos, así como sprints de cuarto de milla (400 m) en 12,1 segundos a 186 km/h

Después de recibir el coche a principios de 1969, Maher haría campaña con el Corvette ZL-1 en varios eventos de carreras de aceleración, ascensos y autocross. Permaneció en su poder hasta 2007 cuando lo vendió al consignatario. Desde entonces, ha sido completamente restaurado antes de exhibirse en distintos eventos y obtener la certificación Bloomington Gold. Curiosamente, no tiene su motor original. Maher en realidad la estropeó en su primer año, pero tiene otro bloque ZL-1 original instalado bajo garantía en 1969.

Si combinas su historia, su rareza y su estado, su precio estimado de siete cifras no resulta tan impactante. Esta es la primera vez en 30 años que un Chevrolet Corvette con motor ZL-1 se ofrece a la venta pública, y marca la única vez que se ofrece el único con una carrocería descapotable. El coche cruzará la palestra durante la subasta de RM Sotheby’s en Arizona el jueves 26 de enero de 2023. Si alcanza la estimación indicada, este se convertirá en el tercer Corvette más caro jamás vendido, por detrás de dos coupés con motor L88.

1969 Chevrolet Corvette ZL1 Convertible (23)

Como curiosidad, el propulsor ZL-1 también se instaló en un número limitado de Chevrolet Camaro para certificar que podía competir en carreras de aceleración de la NHRA. Solo 69 se construyeron bajo la Central Office Production Order (COPO) durante el año-modelo 1969. Naturalmente, se consideran los Camaro más deseables y coleccionables de todos los que existen.

Galería de fotos:

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.